menú responsive
AMÉRICA | Personas
-/5 | 0 votos

Destitución de los generales Castro y Egüez

El general Narváez será el tercer comandante del Ejército de Ecuador en dos días

Castro, en una visita a las unidades de la Brigada de Selva. Foto: Ejército Ecuatoriano

Castro, en una visita a las unidades de la Brigada de Selva. Foto: Ejército Ecuatoriano

09/03/2017 | Quito

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, designó el pasado lunes como nuevo comandante del Ejército al general de división Édison Narváez Rosero. El nombramiento se produjo en medio de la polémica por la fulminante destitución el pasado domingo, también mediante decreto presidencial, de su predecesor, el general Luis Castro Ayala, días después de que este pidiera públicamente unas elecciones transparentes y sin presiones. Entre uno y otro, Correa nombró a un tercer comandante del Ejército, el general Carlos Egüez, que a su vez fue destituido horas después en favor de Narváez.

Las causas que han derivado en esta extraña situación comenzaron justo tras los comicios del pasado día 19, que se celebraron en medio de fuertes críticas y protestas por un supuesto fraude electoral. El Ejército debía de ser uno de los garantes de esas elecciones como parte de la cadena de custodia del material electoral pero, según Castro, eso no sucedió, aunque no dio más detalles al respecto.

Estas declaraciones fueron inmediatamente contestadas por el ministro de Defensa, Ricardo Patiño, que si bien no aclaró nada sí cargó contra Castro acusándole de meterse donde no lo llamaban y amenazándole con que “constituirse en árbitro electoral” es algo “prohibido por la ley”.

Patiño realizó estas acotaciones a los cometidos del comandante del Ejército vía twitter, lo que montó un gran revuelo en las redes sociales, desde donde se le recordó a Patiño una y otra vez que el Ejército debe ser garante de las decisiones del pueblo, denunciar la corrupción y estar comprometido con el país, no con el gobierno. La polémica continuó con la destitución del general y su sustitución inmediata, ambas definidas por decreto presidencial, pero los problemas no terminaron ahí.

En un atropellado intento por sacar de la ecuación a Castro, Correa nombró al general Carlos Egüez.. Según la prensa local el caso es que este nombramiento también fue polémico en sí, al resultar apartados los generales Carlos Rodríguez y Gustavo Cabrera, ambos supuestamente con más antigüedad que Egüez que, sorpresivamente, solo permaneció un día en el cargo antes de ser también cesado.

La situación ha caudado bastante revuelo social y se ha llegado incluso a valorar la supuesta ilegalidad del método de Correa, ante lo que el Ministerio de Defensa ha tenido que emitir un comunicado en el que avala la decisión presidencial y explica que Correa puede mover a su antojo el Alto Mando vía decreto sin salirse de sus competencias. Según ha informado el Ministerio, la decisión del presidente se sustenta en el Artículo 147 numeral 16 de la Constitución que establece su facultad para designar a los integrantes del alto mando militar.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje