menú responsive
AMÉRICA | Defensa
-/5 | 0 votos

Documento ministerial

Una filtración desvela un amplio plan de recortes en la Defensa argentina

Edificio MinDef Argentina

15/03/2017 | Buenos Aires

Gabriel Porfilio

Una presentación interna del Ministerio de Defensa argentino conteniendo un importante plan de recortes se ha filtrado a los medios públicos generando sorpresa en el ambiente militar del país. El documento, que es una presentación de Power Point denominada Detalle de Reducción del Gasto en la Jurisdicción Defensa – Contribución de la Jurisdicción Defensa al Esfuerzo Fiscal datada en marzo del presente año, detalla los planes de ahorro ejecutados en el año 2016 y agrega planes de ahorro para el año 2017.

Dentro del programa de recortes ya cumplido se destaca la interrupción (cada vez más definitiva) de la remotorización de los FAdeA IA 58 Pucará y el retorno de los 1.800 efectivos desplegados en el operativo Escudo Norte para la protección de la frontera Norte del país.

Estos planes, junto a la racionalización de los viajes al exterior, sumaron 4.600 millones de pesos argentinos (unos 295 millones de dólares) fundamentalmente obtenidos por la paralización del cambio de motor de los Pucara.

Paralelamente, por la venta de propiedades, se estima obtener un total de 335 millones de dólares, siendo la gran mayoría propiedades bajo la órbita del Ejército Argentino.

En lo relativo a la suspensión y cancelación de proyectos, quedarán suspendidas las obras mantenimiento y recuperación del Dique 2 de la Base Naval Puerto Belgrano, se cerrara la VII Brigada Aérea y se trasladarán sus medios y personal a la Base Aérea Militar Morón, se cancelarán las partidas de dinero para fabricar más radares 3D RPA3DLA Serie II, quedarán postergadas las tareas de cambio de baterías y modernización del submarino clase 1700 ARA Santa Cruz, se darán de baja el 60% de los blindados M113 (90 unidades) y unos 500 vehículos terrestres con una antigüedad de más de 35 años de servicio, se venderá (la mayoría como chatarra) lo que queda de la flota de Lockheed C130B Hercules, Boeing 707, Fokker F27 y F28, Sukhoi  Su29, línea Mirage (III, Mara, Finger) y varios tipos de aeronaves de enlace como Cessna C-182 y Piper Pa-28.

Se fortalecerá el plan de retiros y bajas, con un incremento de hasta el 102% (comparado con 2015) de oficiales y hasta el 130% de suboficiales y complementariamente se desvinculará personal civil de FAdeA y Tandanor.

A nivel de ciencia y tecnología, se discontinuarán los proyectos de mejoras para diversas instalaciones de Fabricaciones Militares, la modernización planead por el Invap del sistema de radares TPS43 y se cancelara el proyecto de cañón helitransportable Caliv 105 del Citedef junto con varios proyectos del mismo instituto de investigación.

Si bien el conjunto de medidas significaría un ahorro importante para las arcas del Estado argentino, las consecuencias serían devastadoras, sobre todo para el área de investigación y desarrollo, pues verían cancelados buena parte de sus proyectos.

Queda por ver si este plan será ejecutado o simplemente es un proyecto sobre el que se tiene que trabajar. Lo cierto es que, hasta ahora, el actual Gobierno no ha cambiado sustancialmente su enfoque hacia las Fuerzas Armadas comparado con el de las adminsitraciones anteriores. Internamente, se habla ya de situación decadencia de las Fuerzas Armadas Argentinas y de la ausencia de indicativos de que la situación pueda cambiar.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje