menú responsive
AMÉRICA | Aire
-/5 | 0 votos

Asociación con Korea Aerospace Industries

Perú culmina la primera etapa de la coproducción de aviones KT-1P

El presidente Kuczynski y representantes coreanos delante del último avión KT-1P salido del Seman. Foto: Ministerio de Defensa del Perú.

El presidente Kuczynski y representantes coreanos delante del último avión KT-1P salido del Seman. Foto: Ministerio de Defensa del Perú.

12/04/2017 | Lima

Peter Watson

El Servicio de Mantenimiento de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) y la empresa adscrita a la misma entidad, Seman Perú SAC han hecho entrega oficial del avión número 20 del proyecto de coproducción y ensamblaje local de aviones turbohélice de entrenamiento básico KAI KT-1P a la FAP. Esta última aeronave es una de las 16 unidades ensambladas en la Base Aérea Las Palmas, en Lima, sede principal de Seman.

El contrato de adquisición se firmó en noviembre de 2012 con la Agencia de Promoción de Inversiones y Comercio de Corea (Kotra) y la Agencia de Adquisiciones para la Defensa de Corea (DAPA), por  un valor estimado en 208.873.000 dólares. El convenio contemplaba la fabricación de los cuatro primeros aviones en instalaciones del fabricante original Korea Aerospace Industries (KAI) y el ensamblaje de los 16 restantes en los hangares que KAI habilitaría en instalaciones de Seman, a un costo aproximado de 21.780.000 dólares.

El proceso de ensamblaje incluye la fabricación de piezas y componentes, transferencia tecnológica para capacitar a técnicos locales, cooperación con miras, al momento de la firma, hacia la futura eventual fabricación local de aeronaves de mayor porte y la probable exportación de las mismas. También comprendida en el acuerdo, la instalación de un simulador parcial de vuelo.

Pendientes de la exportación

A la fecha, la asociación entre Seman Perú SAC y KAI no ha logrado su primer contrato de exportación y el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski no ha dado muestras concretas de pretender continuar con el ensamblaje local de aviones KT-1P, más allá de algunas palabras del mandatario sobre la importancia industrial de este programa.

La continuidad de actividades en la línea de ensamblaje no es solamente importante para mantener capacitado al personal calificado, sino también un factor fundamental para la exploración de potenciales clientes en el extranjero.

La ceremonia de entrega del vigesimo KT-1 de la FAP se ha llevó a cabo el pasado 7 de abril en la Base Aérea Las Palmas y fue encabezada por el presidente de Perú, quien estuvo acompañado por el ministro de DefensaJorge Nieto; el comandante general de la FAP, general Javier Ramírez Guillén; el embajador de Corea del Sur, Jang Geun Ho; y el presidente de KAI, Ha Sung Yong.

El KT-1 tiene 10,3 metros de longitud, envergadura de 10,3 metros, altura de 3,7 metros con el tren de aterrizaje replegado, peso bruto máximo de despegue de 2,54 toneladas métricas, peso vacío de 1,91 toneladas métricas, motor turbohélice de 950 HP (máximo de 1.150 HP), velocidad máxima de 350 nudos (648 km/h) y tolerancias de carga gravitacional de -3,5 G á 7 G, entre otros.

La aeronave tiene horizonte de modernización, toda vez que Turkish Aerospace Industries la ha modificado en su variante denominada Hürkus, en la que le ha integrado un motor tan potente como aquel del Embraer A-29 Super Tucano.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje