menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

Asmar Talcahuano

Chile inicia construcción del primer rompehielos antártico en Latinoamérica

Corte de primera plancha de rompehielos antártico de Chile. Foto: Prensa Presidencia de Chile

Corte de primera plancha de rompehielos antártico de Chile. Foto: Prensa Presidencia de Chile

10/05/2017 | Valparaíso

Nicolás García

Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) realizó el 9 de mayo en la planta industrial Talcahuano la ceremonia de corte de la primera plancha de acero del rompehielos que construirá para la Marina de Chile y que permitirá mejorar la conectividad y potenciar la presencia nacional en la Antártica.  

La actividad fue encabezada por la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, y contó con la asistencia del ministro de Defensa Nacional, José Antonio Gómez, el comandante en jefe de la Armada, almirante Enrique Larrañaga, autoridades políticas y miembros del alto mando institucional.

El proyecto Antártica I, nombre que recibe esta iniciativa de construcción naval, busca dotar al país de un nuevo buque rompehielos provisto de la última tecnología y capacitado para desarrollar misiones de apoyo logístico, búsqueda y rescate; investigación científica y reabastecimiento de las bases antárticas chilenas en reemplazo del AP-46 Almirante Viel que se encuentra al final de su vida útil tras casi medio siglo de operación.

En su discurso, la jefe de Estado remarcó la importancia que tiene este proyecto para Chile "ya que damos un paso tan importante en la proyección de nuestro país hacia la Antártica y en la preservación del continente blanco como reserva consagrada a la paz y a la ciencia, tal como establece el Tratado Antártico que entró en vigencia en 1961".

Por su parte, Gómez valoró la decisión presidencial de dar curso a este proyecto ya que "es un proceso que nos va a permitir avanzar en nuestro conocimiento, en nuestra actividad científica en un continente tan importante como la Antártica, donde Chile tiene puestas tres bases durante todo el año” y destacó el hecho de que el 40% de la inversión estimada en 216 millones de dólares que requerirá la construcción del rompehielos quedará en la región del Biobio y en el país lo que “da seguridad a los trabajadores de Asmar y también a la empresa en la continuidad de su proceso” ya que generará unos 500 puestos de trabajo directos en un período de cuatro años.

Este proyecto contempla también la compra de dos helicópteros de transporte mediano, la construcción de dos barcazas autopropulsada multiuso Skua para el transporte de un contenedor de 20 pies y la adecuación y renovación de las instalaciones de producción, con nueva maquinaria para materializar esta obra de ingeniería naval que es la primera que desarrolla un astillero en el hemisferio sur.

De acuerdo a información proporcionada por Asmar, la empresa entregará en 2022 el buque a la Armada de Chile y su primera comisión de servicio en la Antártica está prevista para la temporada 2022-2023.

Características técnicas y capacidades del rompehielos chileno

El rompehielos antártico que construirá Asmar para la Armada de Chile está basado en el diseño Vard 9 203 de la empresa canadiense Vard Marine del grupo italiano Fincantieri.

El modelo elegido es un rompehielos Ice Class (PC5) capaz de romper una capa de hielo de un metro de espesor de un año de antigüedad cubierto con hasta 20 centímetros de nieve a una velocidad de tres nudos. El casco ha sido diseñado para operar a una temperatura de -30°C. Tendrá una eslora de 111 metros, 21 metros de manga, 7,2 metros de calado y desplazará 10.400 toneladas. El buque dispondrá de un alcance de 14.000 millas náuticas, autonomía para operar de 60 días y su velocidad máxima será de 15 nudos.

Respecto a su propulsión, contará con dos motores de 4.500 kW, dos motores de 1.865 kW, una hélice de proa de 2.000 kW y un generador de emergencia de 500 kW mientras que en cuanto a combustible sus estanques podrán almacenar 2.202 metros cúbicos de fueloil, 153 metros cúbicos de agua fresca, 1.885 metros cúbicos de lastre de agua y 86 metros cúbicos de gasolina de aviación.

El buque tendrá una dotación de 76 tripulantes y podrá transportar en cada viaje a 44 científicos que dispondrán de modernos equipos como ecosondas, sonares, perfilador de fondo, perfilador de corrientes y posicionador acústico de alta precisión para desarrollar a bordo estudios de oceanografía física, química, geológica y geofísica. El rompehielos contará con laboratorios microbiológicos, macrobiológicos y químicos, además de elementos para la recolección, almacenamiento y conservación de muestras del mar y del fondo submarino gracias a amplias cámaras frigoríficas. Junto con estos implementos dispondrá de un ecosonda multihaz de alta profundidad para efectuar tareas de cartografía antártica nacional e internacional de acuerdo a las obligaciones contraídas en tratados por Chile.

Además de su capacidad científica, el buque podrá ejecutar misiones de búsqueda y rsscate en caso de siniestros marítimos, aéreos o terrestres en la Antártica empleando para ello helicópteros embarcados, botes de rescate y una enfermería con capacidad quirúrgica. Asimismo, estará habilitado para realizar fiscalización pesquera como buque inspector en embarcaciones que extraigan recursos marinos en el área antártica.

Un largo anhelo hecho realidad

La Armada de Chile comenzó a evaluar en 2011 distintas altrnativas para reemplazar al veterano rompehielos AP-46 Almirante Viel que fue construido en los astilleros Vickers-Armstrong de Montreal y entregado en 1969 al Real Servicio de Guardacostas de Canadá en donde operó con el nombre de Norman McLeod por casi 25 años.

Luego de descartar la compra de un rompehielos usado de 6.000 toneldas por no existir en el mercado unidades que tuvieran una vida útil de 20 años, la institución decidió la construcción de un buque antártico y extender en cinco años el servicio del Viel cuyo retiro estaba planificado en un principio para 2015. Con este fin Asmar efectuó en 2015 un período de mantenimiento asistido (PAMA) y este año un período intermedio de dique (PID).  

El siguiente paso se materializó el 18 de marzo de 2015 al adjudicar la Armada a Asmar un contrato para la definición conceptual de un rompehielos capaz de ejecutar tareas logísticas, científicas, misiones de búsqueda y rescate en conformidad a los requerimientos de la institución y de organismos públicos nacionales y la posterior selección de un diseño de ingeniería básica.

Tras evaluar distintas ofertas internacionales, Asmar eligió en enero de 2016 la propuesta de diseño de ingeniería básica de Vard Marine. Por el Decreto Supremo N°22/2017 del 8 de febrero de 2017 la presidente Bachelet autorizó la construcción del primer rompehielos en Chile bajo la denominación proyecto Antártica I. En la actualidad Asmar está en la etapa de ingeniería de detalle del rompehielos y está previsto que sea entregado en 2022 a la Armada de Chile.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje