menú responsive
AMÉRICA | Seguridad
-/5 | 0 votos

Golpe a la narcoguerrilla

La Policía confisca 32 rifles de asalto en un solo día en Río de Janeiro

Fusiles de asalto calibre 5,56 mm y 7,62 mm apoderado. Fotos: Gobierno del Estado de Río

Fusiles de asalto calibre 5,56 mm y 7,62 mm apoderado. Fotos: Gobierno del Estado de Río

10/05/2017 | Río de Janeiro

Roberto Caiafa

La guerra entre bandas de tráfico de drogas en la ciudad de Río de Janeiro alcanzó un nuevo hito de la violencia con la confiscación por las Fuerzas de Seguridad del Estado de 32 rifles de asalto, cuatro pistolas y 12 granadas de mano (de un total de 48 armas de fuego), además de la detención de 45 personas en un solo día.

Cordovil, en el norte del área de Río de Janeiro, fue escenario de intensos combates entre las fuerzas del traficante Álvaro Malaquias Santa Rosa (también conocido como Peixão) y las tropas de una facción criminal que lucha para recuperar el control de la región en la madrugada del pasado 2 de mayo.

En las redes sociales, audios con disparos, compartidos por los residentes, permiten reconocer el sonido de las ráfagas de ametralladoras y fusiles, y el número de tiros es impresionante.

Tres policías resultaron heridos por la metralla en la comunidad de Kelson en Penha y tres sospechosos fueron tiroteados en la ciudad alta, siendo trasladados al Hospital Getúlio Vargas, también en Penha.

La Policía Militar del Estado de Río de Janeiro (Pmerj) realizó las operaciones a través del Batallón de Operaciones Especiales (BOPE), el 16° BPM (Olaria) y 22° BPM (Maré), que estaban en la zona alta de la ciudad.

En Parada de Lucas, agentes del Batallón de Acción con Perros (BAC) participaron en la acción y dos de las armas incautadas fueron encontrados en dicha comunidad.

Además del gran número de armas de guerra y abundante munición encontradas, un primer descubrimiento por parte de la Policía Civil llamó la atención.

Antes de invadir y tomar Cordovil (finales de 2016), Peixão realizó la evaluación de la inteligencia y el área de reconocimiento con el uso de aviones no tripulados conectados a teléfonos móviles inteligentes, asegurando una ventaja táctica decisiva con el uso de cámaras voladoras.

De acuerdo con el secretario de Gobierno de Seguridad del Estado de Río de Janeiro, Roberto Antonio Cesário de Sá, "estas armas incautadas, conocidas como caixinhas, son contratadas entre los criminales para ocasiones especiales en las que necesita reunir más potencia de fuego. La marca CX encontrada en la culata de las armas incautadas identifica una facción que opera en la región de Caxias, Baixada Fluminense, una región que es parte del perímetro urbano de la ciudad de Río de Janeiro".

Debido a la guerra en Cidade Alta, los niños y adolescentes no tienen clase en las escuelas. De acuerdo con el Departamento Municipal de Educación, 3.109 estudiantes perdieron su asistencia a la escuela en las regiones de la Cidade Alta, Parada de Lucas y Vigário Geral.

De acuerdo con la Coordinadora Regional de Educación, cinco escuelas, dos jardines de infancia y un Área de Desarrollo Infantil (EDI) se quedaron sin atención en la zona alta de la ciudad, afectando a 2.203 alumnos.

En Parada de Lucas, dos escuelas y un centro de día no abrieron y 738 estudiantes se quedaron sin clases. Ya en Vigário Geral, dos centros de día para la mañana se cerraron durante los enfrentamientos.

Todo esto se llevó a cabo trece días después de que el secretario Roberto Sá y el jefe de la Policía Civil, Carlos Leba, inauguran la Policía Especializada en Armas, Municiones y Explosivos (Desarme), cuya misión es la de calificar la investigación y la lucha contra el tráfico de armas de fuego en el estado (Imagen).

Según dijo Sa en el momento de la inauguración "Desarme surje con la inmensa responsabilidad de responder a este desafío con la racionalización de los datos, la investigación específica y la detención de los que traen estas armas, municiones y explosivos".

Desarme es una acción estratégica de la Secretaría de Seguridad Pública de Río de Janeiro (Seseg) y la Jefatura de Policía. La metodología que se aplicará en la especialidad tiene como pilar central acciones de inteligencia e integración.

Es importante tener en cuenta que el tema los fusiles de asalto es parte de la vida cotidiana de los ciudadanos de Río de Janeiro, según los datos publicados por Seseg.

Los datos recopilados por el Instituto de Seguridad Pública de Río de Janeiro con respecto a las aprehensiones de rifles y pistolas que han ocurrido durante los meses de enero a mayo de 2015 de ese estado, y en comparación con el mismo período del año pasado (2014), muestran que había, ya en ese periodo, un aumento en las confiscaciones de 51% o 59 brazos.

De los 174 fusiles incautados, 126 unidades o el 72% salieron de la capital del estado. Las pistolas totalizaron 1.533 incautaciones en 2015, lo que representa un aumento del 25% o 309 armas.

La capital del estado representó el 43% de las pistolas incautadas, lo que corresponde a 653 armas. Como es fácil de ver, son números que podrían envidiar muchos lugares en pleno conflictos armado de todo el mundo.

Imágenes: Gobierno del Estado de Río de Janeiro / Roberto Caiafa

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje