menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

OPV-84 Cabo Odger

La Armada de Chile incorpora el cuarto patrullero oceánico construido por Asmar

La construcción del OPV-84 Cabo Odger requirió 28 meses e implicó 70 millones de dólares. Foto: Ministerio de Defensa de Chile

La construcción del OPV-84 Cabo Odger requirió 28 meses e implicó 70 millones de dólares. Foto: Ministerio de Defensa de Chile

11/08/2017 | Valparaiso

Nicolás García

La empresa Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) entregó oficialmente el patrullero oceánico OPV-84 Cabo Odger a la Armada de Chile. El buque es la cuarta unidad que construye la compañía para la Marina y permitirá a la institución incrementar la vigilancia y control de la zona económica exclusiva del país.
´
La ceremonia se realizó, el 10 de agosto, en el molo 500 de la Base Naval de Talcahuano y fue encabezada por la presidenta Michelle Bachelet y contó con la presencia del ministro de DefensaJosé Antonio Gómez, el comandante en jefe de la Armada, almirante Julio Leiva, autoridades políticas, integrantes del alto mando naval e invitados especiales.

El OPV-84 Cabo Odger forma parte del proyecto Danubio IV que la Armada de Chile inició en 2005 con el propósito de destinar a cada zona naval uno de estos buques y poder reforzar sus capacidades para ejecutar misiones de patrullaje y resguardo de la zona marítima jurisdiccional, efectuar labores de búsqueda y rescate, ejercer fiscalización de actividades marítimas, brindar apoyo logístico a zonas aisladas, realizar el mantenimiento de la señalización marítima, controlar la contaminación acuática y proteger el medio ambiente.   

El diseño del nuevo buque está basado en el OPV-80 de la firma alemana Fassmer GmbH. La construcción del Cabo Odger se inició en la planta industrial de Asmar Talcahuano en marzo de 2015 y su botadura al mar se efectuó el 3 de agosto de 2016. Entre sus características destacan el casco reforzado tipo ice class para navegar en aguas antárticas, puente extendido para facilitar el desarrollo de operaciones marítimas y cañón Leonardo Compatto de 76/62 mm con control de tiro DESA Maitén-3/CH. 

El buque tiene 80,6 metros de eslora, 13 metros de manga y 3,8 metros de calado. Desplaza a plena carga 2.100 toneladas y tiene una autonomía de navegación de 30 días. Logra un rango de acción de 8.000 millas náuticas a una velocidad de 12 nudos. Cuenta con dos motores diésel Wärtsila modelo 12V26 de 4.080 KW que le otorgan una velocidad máxima de 22 nudos y su planta eléctrica está integrada por dos generadores diésel de 800 kVa cada uno además de un generador de emergencia de 100 kVA. 

El patrullero oceánico tiene una dotación de 32 tripulantes y capacidad para transportar 30 pasajeros. Dispone de hangar y cubierta de vuelo para la operación de un helicóptero tipo Dauphin y de dos lanchas semirrígidas modelo PUMAR® AR740 OPV fabricadas por Asmar para ejecutar operaciones de interdicción marítima y rescate de náufragos.

La construcción y entrega del Cabo Odger requirió 28 meses e implicó una inversión de 70 millones de dólares. El buque zarpará en los próximos días a Valparaíso para iniciar un período de entrenamiento que concluirá en diciembre. El Cabo Odger, que ha sido destinado a la Cuarta Zona Naval, arribará al puerto de Iquique en enero de 2018 y reemplazará al OPV-82 Comandante Toro que será reasignado al puerto de Valparaíso.

OPV armados, ¿el próximo paso?

La Armada de Chile tiene previsto incorporar dos nuevos patrulleros oceánicos para completar el proyecto Danubio IV y evalúa la opción de incorporar en los OPV números 5 y 6 sistema de mando y control, radar táctico, sistema integrado de comunicaciones, misiles antibuque y sonar remolcado. Este tema fue revelado y analizado de manera exclusiva en Infodefensa.com en una nota publicada en el mes de mayo.

De materializarse esta iniciativa, este tercera serie de patrulleros oceánicos sería muy distinto a los dos primeros lotes. Cabe destacar que existen varias diferencias en cuanto a sistemas y casco. El primer grupo de buques, el OPV-81 Piloto Pardo y el OPV-82 Comandante Toro, que entraron en operaciones en 2008 y 2009, desplazan 1.728 toneladas en vez de las 2.100 toneladas del segundo batch compuesto por los OPV-83 Marinero Fuentealba y OPV-84 Cabo Odger ya que estos últimos, comisionados en 2014 y 2017, cuentan con casco reforzado tipo ice class y disponen de sistemas anticongelantes para operar en aguas frías. En cuanto al armamento, los dos primeros OPV poseen un cañón Bofors L70 de 40 mm y control de fuego Aries a diferencia del cañón Leonardo Compatto de 76/62 mm con control de fuego Maitén-3/Ch de la firma DESA  de las unidades del segundo lote.

Los OPV números 5 y 6 aumentarían la eslora de 80 a 90 metros, el desplazamiento a 2500 toneladas e incorporarían un nuevo modelo de motores para lograr una velocidad máxima de 25 nudos. Estas nuevas capacidades e incremento de espacio facilitaría la integración de una Central de Informaciones de Combate (CIC) necesaria para la operación de los sensores asociados a los misiles antibuque y sonar remolcado.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje