menú responsive
AMÉRICA | Aire
-/5 | 0 votos

Reportaje INFODEFENSA

Bell 212, de transporte VIP a punta de lanza de la FAM

Uno de los helicópteros Bell 212 de la FAM.

Uno de los helicópteros Bell 212 de la FAM.

12/09/2017 | Ciudad de México

M. García / J. Quevedo

Recientemente se reportó que los habitantes de una población ubicada en montañoso estado de Michoacán fueron evacuados por miembros del Ejército mexicano a bordo de helicópteros Bell 212 de la Fuerza Aérea mexicana (FAM). Quien conozca México sabrá que la sierra no es un reto sencillo para ninguna aeronave y el hecho de que un par de helicópteros Bell 212 levantaran el vuelo en mal clima, cargados con habitantes y soldados equipados es notable para el público, pero algo común en la FAM, que ha visto una larga lista de proezas similares en casi 40 años.

Ni siquiera los rudos helicópteros rusos Mil Mi-17 de la FAM tienen una historia de éxito comparable o cercano a la de los Bell 212 de la Fuerza Aérea mexicana. De hecho, en la historia contemporánea de ésta arma aérea, nada lo tiene.

En los años de 1971 y 1973 los primeros Bel 212 comenzaron a integrarse al servicio militar en México, pero para tareas VIP, dentro de la aviación presidencial o como cáusticamente le llaman algunos miembros anónimos del servicio activo, “la aviación imperial”. Por supuesto que las capacidades de una máquina tan potente y confiable no pasaron desapercibidas y en virtud de que México ya tenía experiencia con el Bell 206 y Bell 205, el paso fue natural.

Varios lotes de compra y ninguno militar

El segundo lote comprendió cinco máquinas en 1981, otro en 1987 y en 1989 se compraron 18 más, cabe señalar que México jamás adquirió la versión militar UH-1N, una práctica negativa que se vio hasta mediados de los años noventa sin embargo algunas máquinas siempre tuvieron la capacidad de ser artilladas. Los helicópteros operaron en unidades conocidas como los Eabre 209 (Escuadrón de Búsqueda, Rescate y Evacuación) así como los Escuadrones Aéreos de Operaciones Especiales (EAOE) 214 y 215. En esa época la poca documentación nos deja ver que al menos se mantenían 27 aeronaves en servicio.

En enero de 1994 fueron estas máquinas y sus experimentadas tripulaciones las que tuvieron un papel importantísimo durante la insurrección del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en el estado de Chiapas contrarrestando efectivamente muchas de las tácticas y operaciones de guerrilla de dicho grupo armado y fue gracias a ésta experiencia que el Ejército mexicano se abrió a experimentar con unidades aerotransportadas e integrar el creciente uso de helicópteros en su doctrina.

El inevitable retiro

Posterior a su participación en la última insurrección armada de México, las aeronaves fueron sujetas a una reestructuración de escuadrones formándose los Escuadrones Aéreos 102,103 y 104, basados en Escobedo, Oaxaca y Mérida. Para éste momento las máquinas ya eran consideradas como leyendas porque nada podía igualar sus desempeños en la peligrosa orografía mexicana, los soldados del Ejército mexicano sabían que podían salir de cualquier situación y era común escuchar historias de máquinas que regresaban a sus bases con mucho más personal del que el manual recomendaba.

Si bien los pilotos tienen mucho que ver con su exitosa operación, los especialistas de mantenimiento de la FAM son a quienes hay que agradecer las horas y horas de trabajo que aún dedican para mantener estas máquinas en orden, muchas veces a costa de su propia vida personal y familiar. A este respecto, la operación de helicópteros Bell es tan arraigada en la FAM que en Jalisco se tiene instalado el Centro de Mantenimiento para Helicópteros Bell, un hospital especializado en atender a todos los helicópteros Bell en servicio en la FAM.

Los helicópteros más operados de la FAM

En lo que se considera su última etapa de operación, en los últimos diez años, se sabe por los datos hechos públicos por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) que estas máquinas fueron la punta de lanza en la lucha frontal contra el crimen organizado, registrando al impresionante cantidad de 57.500 horas de vuelo en el periodo de gobierno anterior tomando el indiscutible primer lugar como el helicópteros más operado en la FAM, tomando en cuenta que su pieza de tecnología más avanzada son los sistemas GPS que los aviadores (ahora) llevan consigo, esto es una proeza y sin duda requiere de un reconocimiento público por la FAM y Sedena, pero hasta el día de hoy ni siquiera una de estas aeornaves ha sido incorporada al Museo Militar de Aviación, para reconocer su legado.

Durante años el número oficial nos decía que México operaba 24 de éstos helicópteros, pero al confrontar registros internacionales con los reportes públicos de Sedena, es posible decir que a lo largo de éstos 40 años la FAM parece haber incorporado 40 de estas máquinas en diferentes momentos, reportando oficialmente 14 como bajas. Actualmente sus horas han decrecido a 7.792 en los últimos cinco años, esto es a causa de que cada vez hay menos helicópteros, considerándose no más de cuatro operativos actualmente, y a que la FAM se encuentra introduciendo 18 Sikorsky UH-60M Black Hawk que retomarán el legado de estas nobles máquinas.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje