menú responsive
AMÉRICA | Aire
-/5 | 0 votos

Base Marambio

Argentina celebra el 48 aniversario de su primera pista de aterrizaje en la Antártida

Un MI-171E opera en la base Marambio. Foto: FAA

Un MI-171E opera en la base Marambio. Foto: FAA

30/10/2017 | Buenos Aires

Irene Valiente

Argentina ha celebrado este domingo el 48 aniversario de la base Marambio, considerada su principal puerta de entrada a la Antártida, ya que allí, hace casi medio siglo, se construyó su primera pista de aterrizaje en el continente blanco. La conmemoración coincide con que, en estos días, la base, que es una de las seis permanentes con las que cuenta el país austral, se prepara para el cambio de dotación.

En agosto de 1969, un grupo de 21 efectivos de la Fuerza Aérea Argentina (FAA) se instaló en la isla Marambio, ubicada en el Sector Antártico Argentino, con el objetivo de construir un lugar apto para aterrizajes de aviones de gran porte. Finalmente, el 29 de octubre del mismo año, pese a haber utilizado “elementos precarios” y trabajar en “condiciones marginales”, dejaron inaugurada la pista que dio vida a la base aérea Marambio.

Según destacó la FAA en un comunicados, así se concretó “el sueño de unir el territorio blanco con el continente por vía aérea”. Ubicada sobre una meseta a 200 metros sobre el nivel del mar, desde ese momento, la base opera de manera ininterrumpida y a lo largo de todo el año brinda apoyo a las actividades de investigación científica que realizan instituciones nacionales y extranjeras, ya que su pista facilita la comunicación regular con el resto de las bases del continente helado. Para la FAA, por este motivo, es considerada el “principal punto de sustento, a través del transporte aéreo” que facilita la prestación de servicios de evacuación sanitaria, búsqueda y rescate, y traslado de personal y carga.

Por disposición del Ministerio de Defensa, la FAA mantiene el servicio aéreo único y permanente que la une con el territorio continental.

Últimos hitos en la Antártida

La Fuerza Aérea hizo hincapié en que el último año ha sido de “trabajo pleno y fructífero” en el continente, ya que colaboró con éxito en la Campaña Antártica de Verano, mediante el envío de medios aéreos desde el territorio continental para enlazar las bases, y participó en la medición del espesor de los glaciares en la Isla Ross. Además, entre otros hitos a destacar, hizo efectiva la reapertura de la base Matienzo y concretó una “compleja evacuación aeromédica” de un hombre que sufrió un accidente en la base Orcadas, un proceso que incluyó el aterrizaje en un glaciar cercano.

Argentina tiene actualmente 13 bases antárticas, seis permanentes (Marambio, Esperanza, Belgrano II, San Martín, Orcadas y Carlini), y siete no permanentes (Cámara, Petrel, Matienzo, Decepción, Primavera, Melchior, Brown), que cierran en invierno.

El papel de Argentina en el territorio no es baladí: es el país con mayor cantidad de bases y, además, posee la más antigua de todas (Orcadas, que desde 1904 opera ininterrumpidamente).

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje