menú responsive
AMÉRICA | Defensa
-/5 | 0 votos

Propuesta de presupuesto 2018

Brasil anuncia un recorte del 17% en los recursos del Ministerio de Defensa

El corte del 17% en el presupuesto de defensa pone a los programas estratégicos en riesgo. Infografía: R. Caiafa.

El corte del 17% en el presupuesto de defensa pone a los programas estratégicos en riesgo. Infografía: R. Caiafa.

03/11/2017 | Brasília, DF

Roberto Caiafa

El Gobierno brasileño presentó el pasado miércoles la Propuesta de Presupuesto definitivo para el año 2018 y, con ello, indicó los valores disponibles para ser aplicados en políticas públicas e inversiones el próximo año. Con este documento en la mano, se observa que el Gobierno brasileño prevé un recorte de casi el17% en los recursos del Ministerio de Defensa

En comparación con esos números con los del presupuesto de 2017, se concluye que la previsión para el valor total de gastos subió el 2,98%, totalizando 3,5 billones de reales (algo más de un billón de dólares), en línea con el techo de gastos (que permite un aumento de hasta 3% en 2018).

Los valores incluyen gastos de personal, gastos corrientes, inversiones, gastos financieros, reserva de contingencia, intereses, cargas y amortización de la deuda. Del total de 3,5 billones, 1,77 billones de reales fueron reservados para el servicio de la deuda y, otros 1,72 billones para gastos con personal, gastos corrientes, inversiones y reserva de contingencia.

La indicación de valores, en este primer momento, no significa necesariamente que estos recursos serán gastados, ya que el Congreso Nacional aún tiene que evaluar la propuesta y puede hacer cambios.

Además, el Gobierno también puede optar por bloquear recursos (contingenciar) el próximo año para cumplir la meta fiscal, es decir, el resultado predeterminado para las cuentas públicas, que es de déficit (gastos superiores a los ingresos) 159.000 millones - algo que es muy común.

¿Quién perdió dinero?

La propuesta de presupuesto para el próximo año muestra que hubo una fuerte caída de recursos disponibles para algunas áreas, entre las cuales la Defensa Nacional.

La defensa nacional tendrá que lidiar en 2018 con una previsión presupuestaria de 11.003 millones de reales contra 13.300 millones de 2017, una caída del 16,97%, el equivalente a  2.250 millones.

El ministro de Planificación, Dyogo Oliveira, afirmó que esa es la "realidad" del Gobierno en este momento. Añadió que el Ejecutivo buscó mantener el funcionamiento de los programas sociales en un "nivel bueno" y, también, dar marcha a las obras más importantes de infraestructura.

"Tenemos que hacer elecciones, tenemos que tener equilibrio entre las diversas actividades, el gobierno no tiene ninguna actividad innecesaria. Hemos hecho una propuesta que está muy equilibrada dentro de las dificultades que tenemos, pues hay una parte del presupuesto, que son los gastos, creciendo el doble del límite del presupuesto, tiene una parte que está comiendo el presupuesto de las otras: la Previsión ", afirmó.

Es importante citar que se han beneficiado con más recursos el próximo año los sistemas de gestión de riesgos y de desastres (+ 86%, o 803 millones de reales más) y de energía eléctrica (+8, 37%, o 81 millones).

Presupuesto comparativo entre 2017 y 2018

En la siguiente tabla, divulgada por el Ministerio de Planificación, se han seleccionado las áreas de actuación gubernamental relacionadas directa o indirectamente con Defensa Nacional y Seguridad Pública, como Ciencia, Tecnología e Innovación (Investigación & Desarrollo), Comercio Exterior, Política Nuclear, Política Espacial, Industria de Aceite & Gas y Ministerio de Defensa.

Área ou programa

 R$ em 2017  R$ em 2018  variação %

Gestão de riscos e desastres

925 milhões

1,7 bilhão

86,8%

Petróleo e gás

123,9 milhões

82,2 milhões

-33,6%

Política espacial

266,8 milhões

151,4 milhões

-43,2%

Defesa nacional

13,2 bilhões

11 bilhões

-16,9%

Política nuclear

1 bilhão

614,6 milhões

-40,5%

Política externa

1,1 bilhão

935 milhões

-21,8

Ministério da Defesa

54,9 bilhões

58,7 bilhões

7,04%


Fuente: Ministerio de Planificación.

Un presupuesto excaso

La grave crisis en la Ciencia brasileña puede ser medida por el corte expresivo del 18% en el presupuesto del próximo año.

Los proyectos estratégicos como el Acelerador de Luz Sincroton, en fase final de construcción en São José dos Campos (SP), o el Reactor Multipropósito Brasileño de gran tamaño (RMB), que tendrá 30 megavatios de potencia y capacidad de atender a la demanda nacional en áreas como pruebas de irradiación de materiales y combustibles nucleares, o la realización de investigaciones científicas y tecnológicas con haces de neutrones, están corriendo serio riesgo.

El reactor RMB será construido en el municipio paulista de Iperó, a 130 kilómetros de São Paulo, junto al Centro Experimental de Aramar, de la Marina de Brasil, donde se desarrolla el prototipo del Submarino de propulsión nuclear brasileño.

Una parte del terreno -un área de 1,2 millones de metros cuadrados- fue cedida por la Marina para la Comisión Nacional de Energía Nuclear (Cnen), y la parte complementaria de 800.000 metros cuadrados necesaria fue cedida por el Gobierno del Estado de São Paulo.

En total, el emprendimiento RMB cuenta con un área de más de dos millones de metros cuadrados, lo que posibilitará la transformación del local en el principal polo de tecnología nuclear del país, pues tendrá dos reactores nucleares (el de investigación, RMB, y el de investigación, prueba, Labgene) y toda una importante infraestructura de laboratorio de tecnología nuclear.

La discontinuidad o abandono de esos programas traerá como consecuencia inmediata el exónimo de científicos e investigadores brasileños de altísimo nivel para naciones más avanzadas científicamente, donde la Ciencia es tomada en serio y entendida como factor de desarrollo nacional.

La Gestión de riesgos y desastres va a recibir un incremento del 86,8%, un salto cuántico expresivo. Los proyectos como el Sistema Nacional de Comunicaciones Críticas (Sisnacc) y el Centro Nacional de Gestión de Riesgos y Desastres recibirán un nuevo aliento, actuando con más eficacia en la gestión de los desastres naturales y climáticos, especialmente en la época de las lluvias (de enero a abril).

Dando continuidad a la crisis que asola a Petrobras, el recorte del 33,6% significa que los pedidos de barcos tanques y plataformas de exploración, necesarias en el Pre-Sal, quedarán postergadas para un segundo momento. La revitalización de la construcción naval brasileña, muy dependiente de pedidos de la industria petrolera y gas, permanece también en segundo plano durante 2018.

La Política espacial, algo prácticamente inexistente en el país, sufrió un corte del 42,3%. A pesar de que el Gobierno señala con un probable pedido del 2º satélite SGDC, mientras va gradualmente colocando el primero en operación, el corte anunciado significa que la utilización de la Base de Alcántara como centro espacial para lanzamiento de satélites, por Brasil, se vuelve cada día una visión imposible de alcanzar.

Considerando que Alcántara tiene la mejor ubicación en el mundo para lanzamientos de satélites, pues los cohetes lanzadores partiendo de allí necesitarían menos combustible (consecuentemente siendo más ligeros), y teniendo en cuenta las etapas actuales de los programas de desarrollo para propulsores, cargas útiles, sensores y las tecnologías asociadas, todos evolucionando a paso de tortuga, se puede concluir que la Política Espacial es una artimaña mediática del Gobierno brasileño, pues el país prefirió pagar la Agencia Espacial Europea para lanzar el SGDC desde la Guayana Francesa, algo que se podría hacer en Alcántara si en los años anteriores esa Política Espacial hubiera percibido alguna efectividad, en que pese los hercúleos esfuerzos de la Fuerza Aérea Brasileña e investigadores / científicos involucrados para apalancar el Programa Espacial Brasileño.

Sucesos puntuales en el lanzamiento de cohetes de investigación en asociación con otros países y el desarrollo de nuevos propulsores merecen destaque positivo.

La Defensa Nacional sufrió un corte del 16,9%, lo que significa más retrasos en vitales proyectos estratégicos de las Tres Fuerzas. El recorte del 40,5% en la Política Nuclear, mayoritariamente tocada por la Marina de Brasil, asociada con entidades civiles, significa que el Prosub, en su vertiente nuclear, está acumulando retrasos y pérdidas expresivas, lo que ya comienza a plantear cuestionamientos internos en cuanto a la capacidad del Gobierno para concluir el programa de submarinos de la forma en que fue planeado.

Sin embargo, se han registrado avances importantes. El Centro Tecnológico de la Marina en São Paulo (Ctmsp) ejecuta actualmente el montaje electromecánico del Laboratorio de Generación de Energía Núcleo-Eléctrica (Labgene), ubicado en el Centro Experimental Aramar, en Iperó (SP).

A partir del Labgene, sistemas navales para propulsión a vapor serán probados, principalmente en la parte nuclear, lo que es vital para el Submarino de Propulsión Nuclear Brasileño.

En este programa de pruebas se incluyó la operación conjunta de diversos sistemas electromecánicos, en escala 1:1, como turbinas de vapor saturado, condensadores, paneles eléctricos, bombas de circulación, sistemas de control e instrumentación asociados.

La mayoría de los componentes en montaje fueron diseñados y construidos en Brasil. Con la disminución de los recursos, esta vital parte del programa puede sufrir retrasos difíciles de recuperar posteriormente.

La perennidad de recursos para la Política Nuclear brasileña todavía es una quimerae.

El Ministerio recibe un 7% más

Por último, el aumento del 7,04% en el presupuesto del Ministerio de Defensa deberá cubrir gastos de costeo de la propia cartera.

No se sabe aún de dónde vendrán los recursos necesarios para entrenar tropas y preparar equipos para nuevas participaciones brasileñas en misiones de paz en el exterior.

La propulsada participación brasileña en acciones en África Central, a partir de mediados de 2018, está comprometida.

Como ejemplo, la adquisición de 180 vehículos Iveco LMV, seleccionadas por el Ejército brasileño en 2016 para ser empleadas en esas misiones, aún no ha despegado por falta de recursos.

Imágenes: Ministério da Defesa, Agência Brasil, Marinha do Brasil, Força Aérea Brasileira, Roberto Caiafa

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje