menú responsive
AMÉRICA | Seguridad
-/5 | 0 votos

Grupos de mineros amenazan las instalaciones de la Marina

Brasil despligea un buque y varios vehículos para atajar una revuelta garimpeira

Edificios y vehículos incendiados durante la revuelta.

Edificios y vehículos incendiados durante la revuelta.

04/11/2017 | Humaitá, AM

Roberto Caiafa

Las Fuerzas Armadas y la Policía Federal de Brasil se han visto obligadas a desplazar un buque y varios vehículos terrestres para atajar una revuelta de garimpeiros (mineros artesanales de metales y priedras preciosas) al sur del estado de Amazonas.

El pasado viernes día 27, tras una acción conjunta contra la explotación ilegal de garimpo (minería manual de minerales y piedras preciosas) en la región del Río Madeira, la Operación Ouro Fino, realizada cerca de la ciudad de Humaitá (sur del Estado de Amazonas, distante 685 Km de Manaus), contó con la participación de agentes del Instituto Brasileño del Medio Ambiente (Ibama), militares de la Fuerza Nacional y Marina de Brasil y técnicos del ICMBio (Instituto Chico Mendes de Conservación de la Biodiversidad). Ver vídeo.

En la acción, decenas de balsas ilegales fueron incautadas y luego destruidas por orden de la autoridad gubernamental (incendiadas). Según la ocurrencia registrada por el 4º Batallón de Policía Militar (4º BPM), alrededor de las tres de la tarde (hora local),se inició una revuelta "popular" con una manifestación inicialmente pacífica.

La movilización evolucionó rápidamente hacia acciones de vandalismo y destrucción de edificios públicos, como respuesta de los garimpeiros a las acciones gubernamentales en el entorno del bosque nacional de Humaitá, cuando el Ibama aprehendió 42 balsas que estaban siendo usadas para el garimpo. Recurriendo a una previsión legal ya aplicada en otras operaciones de fiscalización en el país, el organismo destruyó 31 de esas embarcaciones.

En represalia, los garimpeiros prendieron fuego a algunos edificios públicos federales de la ciudad. La localidad tiene 52.000 habitantes que conviven con una población flotante de 2.000 garimpeiros en promedio.

Plan de contención

El comandante del 4º BPM, mayor PM J.Antônio, puso en marcha el plan de contingencia, movilizando a todos los policías de servicio y de descanso, contabilizando cerca de 145 militares, todos destacados inmediatamente para resguardar la vida de los agentes fiscales federales y mantener el orden público.

La revuelta propagada por el grupo de garimpeiros se extendió por diversos puntos de la ciudad, y la sede del Ibama (Avenida Transamazónica), fue el primer inmueble público incendiado, después los grupos de garimpeiros atacó la sede del ICMBio (Calle Julio de Oliveira).

En ese momento, y contando con el decisivo apoyo de la tropa de la Fuerza Nacional, fue posible a los policías defender la sede del Incra, el puesto de guarnición de la Marina de Brasil, el edificio del Ayuntamiento Municipal de Humaitá y la estratégica balsa que hace la travesía en la calle carretera BR-230 (que si fuera destruida aislaría el municipio), además de la residencia del gerente del Ibama.

En el caso del ataque a la Villa Militar de la Marina de Brasil, éste no se consumó debido a la decisiva acción policial, enfrentando al grupo de garimpeiros amotinados y dispersándolos tras una confrontación de gran violencia.

Militares de la Marina y familiares intentaban explicar a través del Whatsapp quienes no tenían ningún compromiso con el incendio contra los garimpeiros, y alertaban para la presencia, en la Villa Militar, de niños. Por unas horas, el clima fue de completo terror.

La Marina confirmó en nota que los garimpeiros también "intentaron invadir e incendiar la sede de la Agencia Fluvial de Humaitá (AgHumaitá)", una unidad de la Fuerza. La acción fue contenida por los militares de la Marina con el apoyo del Ejército Brasileño y de la Policía Militar del Amazonas.

El buque patrulla fluvial NaPaFlu Rondônia fue inmediatamente enviado desde Porto Velho (RO) con una tripulación de 56 hombres. Este buque está equipado con un cañón de proa 40mm, seis ametralladoras pesadas de 12,7 mm y dos morteros de 80mm, y acudió para reforzar la presencia federal en la región mientras la situación lo requiera.

El Centro de Comunicación Social del 9º Distrito Naval informó que desde el último martes (24/10), la Marina de Brasil venía dando apoyo a la Operación Ouro Fino. "La práctica del garimpo de forma irregular, además de causar daños nocivos al medio ambiente, contribuye al asentamiento de los ríos, contamina las aguas con productos prohibidos usados ​​en la minería ilegal, así como dificulta la navegación, además de la obvia evasión de divisas y diseminación de prácticas criminales", explicaron las autoridades.

El sábado llegó el refuerzo de Policías Rodoviarios Federales con ocho vehículos, agentes de la Policía Federal con tres vehículos y soldados de la Fuerza Nacional, con cinco vehículos, más una fuerza de 32 policías militares locales mantenidos realizando rondas constantes en los puntos críticos.

Un vehículo de la Fuerza Táctica (PMAM) está destacado controlando los accesos a la base de la Marina de Brasil, y 40 policías militares están de sobreviso, listos a intervenir. Una aeronave C-105 Amazonas de la Fuerza Aérea llevó un pelotón de 40 fusileros de la Base de Infantería de Manaus fuertemente armados, para auxiliar en el refuerzo de la ciudad de Humaitá y también para defender las áreas bajo la responsabilidad de la fuerza naval.

Archivo: Periódico de Humaitá, Marina de Brasil, Gazeta do Povo.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje