menú responsive
AMÉRICA | Seguridad
-/5 | 0 votos

Barrio de Caju

Traficantes atacan el Arsenal de Guerra del Ejército de Brasil en Río

Escena del enfrentamiento entre militares y traficantes en Río de Janeiro

Escena del enfrentamiento entre militares y traficantes en Río de Janeiro

21/11/2017 | Rio de Janeiro, RJ

Roberto Caiafa

El Estado Mayor Conjunto de las Operaciones en Apoyo al Plan Nacional de Seguridad Pública (Pmerj/Ejército Brasileño) ha confirmado en una nota de su gabinete de comunicación social un violento enfrentamiento entre un grupo de traficantes fuertemente armados y militares del Ejército brasileño que resultó con la muerte dos bandidos y la captura de un tercero.

Según el relato divulgado, alrededor de las 4 hora 20 minutos de la madrugada del 17 al 18 de noviembre, cuatro vehículos sospechosos con bandidos de una facción criminal fueron avistados por el vehículo blindado de la Policía Militar del Estado de Río de Janeiro (Pmerj) llamado Misionero, liderado en la ocasión por el sub-comandante de la UPP Caju (Unidad de Policía Pacificadora).

Esta acción, consecuencia de los enfrentamientos entre facciones criminales por la disputa de espacio en el barrio del Cajú, que se producen en esa localidad desde el jueves (16/11), tuvo como resultado un combate con muertos y heridos.

El blindado de la Pmerj realizaba patrullaje en el entorno de la localidad de San Sebastián-Cajú cuando interceptó un convoy de carros llenos de marginales (conocido como "bonde"); tres vehículos emprendieron fuga hacia la Avenida Brasil a alta velocidad, y el cuarto y último coche fue cerrado por el blindado que bloqueo su ruta.

El vehículo regresó al interior de la Comunidad del Cajú, yendo en dirección a un acuartelamiento del Ejército Brasileño con el blindado emprendiendo persecución. Debido a la baja velocidad del vehículo policial, éste perdió contacto visual con el coche en fuga. Sin embargo, los marginales, al encontrarse con un puesto de control de tránsito (Pctran), intentaron romper a tiros el bloqueo montado en aquella localidad, justamente a la entrada del Arsenal de Guerra de Río de Janeiro. Una decisión fatal.

La tropa del bloqueo dio el mando de parada, siendo ignorada por el vehículo sospechoso que abrió fuego en la dirección de los militares. No hubo alternativa sino responder, ocurriendo así un intenso combate entre la guarnición del Ejército, comandada por el capitán Douglas Oliveira, del 1er Batallón de Infantería Motorizada, y los bandidos en fuga. El resultado, dos criminales muertos y otro herido que fue capturado. Ninguna baja del lado del Ejército.

El refuerzo a la guardia del Arsenal de Guerra de Río de Janeiro fue establecido el último jueves (16/11) en función de la ocurrencia de enfrentamientos entre facciones criminales por la disputa de espacio en el barrio del Caju y la posibilidad de acciones de esos grupos para obtención de armas para el enfrentamiento.

El servicio de inteligencia a disposición del Comando Militar del Este monitorea de cerca estos enfrentamientos y proporciona apoyo decisorio a las directrices para acciones de Garantía de la Ley y de la Orden (GLO) como la reciente ocupación de la Comunidad de la Rocinha, que tuvo gran repercusión en los medios brasileños y mundial.

Armamento pesado

El Ejército brasileño incautó cinco fusiles: dos M-4 Commando calibre 5,56 mm, un M-16/AR-15 reglamentario en calibre, 5,56 mm, y dos modernos AR-10 en calibre 7,62 mm (del mismo modelo adoptado por el Bope/Pmerj).

También se incautaron dos pistolas, seis granadas de fabricación casera, cuatro radios transmisoras, 32 cargadores de fuselaje (más de 600 tiros), cinco cargadores de pistola y abundante munición transportada en bolsas plásticas dentro de mochilas.

El área del combate fue aislada y los trabajos periciales fueron conducidos por la Policía del Ejército y la Comisaría de Policía Judicial Militar.

Se están empleando cerca de 100 militares para garantizar la ley y el orden en el entorno del Arsenal de Guerra de Río de Janeiro, y el refuerzo destacado recibió armamento pesado y capacidad anticarro, garantizando cualquier eventualidad en caso de un nuevo enfrentamiento.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje