menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

El buque cumple una semana desaparecido

La balsa y las bengalas halladas por la Armada no son del ARA 'San Juan'

Un P-8A Poseidon de EEUU que participa en el operativo: Foto: Armada argentina

Un P-8A Poseidon de EEUU que participa en el operativo: Foto: Armada argentina

22/11/2017 | Buenos Aires

Irene Valiente

Este miércoles se cumple una semana desde la última vez que se estableció contacto con el submarino ARA San Juan, que permanece en paradero desconocido desde entonces. La aparición de una balsa y la detección de varias bengalas en la zona de búsqueda volvieron a generar esperanzas entre los familiares de los 44 tripulantes, pero, como ha ocurrido con cada nueva hipótesis planteada estos días, al poco tiempo, la Armada argentina desmintió que procediesen del buque.

El lunes por la noche, una de las aeronaves que participa en el operativo de búsqueda divisó una balsa, por lo que la corbeta ARA Rosales y el destructor ARA Sarandí se dirigieron al lugar y tras poner en marcha una "maniobra complicada y de riesgo" en la que tuvieron que lidiar con olas de cinco y seis metros, lograron subirla a bordo. Sin embargo, por la marca y la nomenclatura que llevaba, el Comando de la Fuerza de Submarinos informó de que no formaban parte del material del San Juan.

Además, durante un vuelo de regreso del Boeing P-8 Poseidon de la Marina de Estados Unidos, se divisaron unas bengalas blancas en la zona, pero, tras ser investigadas, se confirmó que tampoco provenían del submarino.

Ambos hechos se suman a una lista de noticias decepcionantes que generan más incertidumbre en la búsqueda, ya que, como publicó Infodefensa, el lunes, unas llamadas satelitales sin identificar y un "ruido" detectado en la zona del operativo habían renovado la esperanza de familiares, autoridades y opinión pública, pero finalmente la Armada señaló que no pertenecían al buque.

En el último parte oficial del martes, el portavoz de la Armada, el capitán de navío Enrique Balbi, manifestó que se ha entrado en una fase "crítica" respecto al oxígeno que, señaló, comienza a ser "preocupante". Ayer, el presidente argentino, Mauricio Macri, se acercó a la sede de la fuerza naval en Buenos Aires para reunirse con autoridades de las Fuerzas Armadas y el Ministerio de Defensa –incluido su titular, Oscar Aguad-. Según reveló el propio Balbi a la prensa, en ese encuentro analizaron todo el "esfuerzo" que se está dedicando al operativo, en el que participan unas 4.000 personas y alrededor de 40 equipos marítimos y aéreos.

Medios nacionales y extranjeros

Cada día se suman nuevas unidades al operativo para tratar de dar con el paradero del submarino. Su última posición registrada es la de la zona del golfo de San Jorge, al sudeste de la península Valdés, en la Patagonia argentina. Concretamente, a 430 kilómetros de la costa. 

Desde Estados Unidos se han enviado dos P-8A Poseidon, dos P-3 Orion, un escuadrón de rescate de submarinos de la Armada, el buque polar HMS Protector y un Hercules C-130. Además, trabajan en la zona un CASA C-295 y tres buques de Brasil, y un buque polar y un Hercules C-130 de la Marina Real Británica. También enviaron unidades y apoyo logístico Colombia, Chile, Uruguay, Perú, Alemania, Francia y España, aunque muchos de los equipos que llegaron los primeros días ya no están operativos.

En el caso de los equipos marítimos locales, hay una quincena activos, mientras que en el dispositivo por aire destacan dos Beechcraft B-200 y un Grumman S-2T Turbo Tracker de la Armada y un Lockhedd Martin C-130 Hercules de la Fuerza Aérea.

Desde 1985

El ARA San Juan es uno de los tres submarinos que, junto al ARA Salta y el ARA Santa Cruz componen la flota de la Armada, a la que se incorporó en 1985. Concebido como un submarino de ataque, es de origen alemán, del tipo TR1700 y de 2.100 toneladas de desplazamiento. Con casi 66 metros de eslora, está preparado para desarrollar una velocidad máxima de 15 nudos en superficie y 25 sumergido, dispone de treinta días de autonomía y cuenta con seis tubos lanzatorpedos de 533 mm (carga 22 torpedos). Cuenta con una propulsión diesel-eléctrica y funciona con baterías eléctricas que "hay que recargar cada tanto", según apuntó el propio Balbi. 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje