menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

Asmar Valparaíso

Chile moderniza el remolcador de flota 'Galvarino' y extiende su vida útil hasta 2026

El remolcador Galvarino junto a unidades de la Escuadra Nacional y Comando de Misileras en ejercicios en el año 2009. Foto: Armada de Chile

El remolcador Galvarino junto a unidades de la Escuadra Nacional y Comando de Misileras en ejercicios en el año 2009. Foto: Armada de Chile

24/11/2017 | Valparaíso

Nicolás García

La planta industrial Valparaíso de Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) entregó a la marina de guerra de Chile el remolcador de flota ATF66 Galvarino tras concluir los trabajos de reparación y mejoramiento de la unidad que tuvieron como finalidad lograr que el buque pueda operar hasta el año 2026.

La conclusión de este proceso se oficializó el 20 de noviembre durante una ceremonia que se realizó en la toldilla de popa del remolcador y que fue presidida por el comandante en jefe de la Armada de Chile, almirante Julio Leiva, para conmemorar los 30 años de la incorporación de este buque auxiliar de la Escuadra Nacional que entrega apoyo logístico y proporciona servicios de rescate y salvataje en caso de accidentes marítimos.

Asmar Valparaíso sometió al buque a una importante modernización que incluyó una mantención completa a sus motores, instalación de equipos como un nuevo sistema de control de paso variable y la instalación de una nueva grúa a popa para el movimiento preciso de carga. Estos trabajos permiten recuperar e  incrementar capacidades en el último tramo de vida proyectado del buque.

Está previsto que el ATF-66 Galvarino se despliegue a Punta Arenas para unirse al remolcador de flota ATF-67 Lautaro e integrar la Patrulla Antártica Naval Combinada.(PANC). Esta actividad, que se realiza junto a la Armada Argentina desde el verano austral de 1999-2000, tiene como propósito salvaguardar la vida en el mar, proteger el medio ambiente marino y entregar apoyo mutuo para enfrentar emergencias en el continente blanco. Para este fin las instituciones despliegan buques por cuatro períodos de un mes de duración cada uno correspondiéndole a Chile en la temporada 2017-2018 las fases Beta y Delta.

Una necesidad en suspenso

Tal como dimos a conocer en Infodefensa.com, la Armada de Chile tiene planificado el reemplazo de sus dos remolcadores de flota. Una de las posibilidades analizadas fue incorporar dos remolcadores oceánicos de flota clase Powhatan de 2.260 toneladas pertenecientes al Military Sealift Command (MSC) de la Armada de Estados Unidos.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos notificó al Congreso de ese páis, el 7 de marzo de 2016, la propuesta de transferencia a Chile del remolcador oceánico de flota USNS Mohawk (T-ATF-170) que se encuentra inactivo en la Flota de Reserva de Philadelfia. El proceso se efectuaría por el programa de Excedentes de Artículos de Defensa (EDA por su sigla en inglés) y el costo estimado del programa era tres millones de dólares. Esta oferta estuvo vigente algunos meses sin embargo posteriormente fue anulada.

La extensión de vida útil hasta el 2026 del ATF-66 Galvarino permite conjeturar que este plan ha sido retrasado por algún tiempo. Es importante mencionar, sin embargo, que el ATF-67 Lautaro recibió su último refit intensivo en 2007 y que esto le permitirá seguir en servicio hasta el 2021. Por este motivo, la necesidad sigue presente y no es descartable que se puedan adquirir antes de esa fecha remolcadores de compañías que prestan servicios a plataformas petroleras en el mar y que tienen a la venta buques por renovación de flota.

Fuerte como un roble 

El ATF-66 Galvarino es un remolcador de la clase Veritas construido en el astillero noruego Aukra Bruk A/S y entregado en 1974 a la empresa Maersk. Bautizado con el nombre Maersk Traveller, este buque fue comprado por la Armada de Chile el 20 de noviembre de 1987 y rebautizado con el nombre del guerrero mapuche Galvarino que significa "fuerte como un roble".

El remolcador prestó servicios desde su llegada al país hasta diciembre de 1998 en la Tercera Zona Naval con puerto base en Punta Arenas como parte de la Flotilla Antártica. Desde el 1 de enero de 1999 y hasta el día de hoy, está asignado a Valparaíso y es buque auxiliar y de apoyo logístico de la Escuadra Nacional.

El ATF-66 Galvarino tiene 58,3 metros de eslora, 12,2 metros de manga y 5,6 metros de calado. Desplaza 1.800 toneladas y alcanza una velocidad máxima de 12 nudos. 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje