menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

Información de EEUU y la ONU

La Armada revela que hubo una explosión en la zona donde desapareció el ARA 'San Juan'

Submarino ARA `San Juan´. Foto: Archivo de la Armada Argentina.

Submarino ARA `San Juan´. Foto: Archivo de la Armada Argentina.

24/11/2017 | Buenos Aires

Irene Valiente

La esperanza que habían mantenido los familiares de los 44 tripulantes que iban a bordo del ARA San Juan desde que desapareció el pasado 15 de noviembre se desvanecieron este jueves súbitamente. La Armada Argentina informó de que, tras contrastarlo con dos fuentes diferentes, el día que el submarino estableció su último contacto se registró una explosión en esa zona del océano Atlántico.

Según contó el portavoz de la fuerza marítima, el capitán de navío Enrique Balbi, concretamente, se registró un "evento anómalo, singular, corto, violento y no nuclear consistente con una explosión". El dato se lo comunicó el embajador argentino en Austria, Rafael Grossi, quien pertenece a la Organización del Tratado de Prohibición Total de Pruebas Nucleares (Ctbto, por sus siglas en inglés). Dos estaciones hidroacústicas de esta agencia de las Naciones Unidas detectaron aquel 15 de noviembre ese “evento impulsivo subacuático" en la latitud -46,12 grados y la longitud -59,69 grados.

Esta información llegó a la Armada argentina el jueves por la mañana y coincidió con otra de un grupo de expertos de Estados Unidos que le habían comunicado el miércoles a última hora. En concreto, el país norteamericano había detectado una "anomalía hidrocáustica", es decir, un "ruido", en la misma zona y la misma fecha. Balbi ya había revelado hace unos días que antes de desaparecer, el submarino había sufrido una avería eléctrica en sus baterías pero los tripulantes lograron arreglarla, por lo que, inicialmente, la fuerza naval no vincula este incidente a la explosión.

Mala gestión

La noticia golpeó de lleno a las familias, que se mostraron visiblemente emocionadas y enfadadas con autoridades políticas y castrenses, contra quienes vertieron duras críticas porque consideraron que tendrían que haberles comunicado esta información con anterioridad. Además, insistieron en que lo ocurrido es resultado de más de una década de malas decisiones políticas y "abandono" de la Armada y sus equipos humanos y materiales. En ese sentido, apuntaron que el submarino llevaba años en malas condiciones y revelaron que en 2014 ya había sufrido un grave incidente por el que no logró emerger.

Los familiares no habían perdido las expectativas pese a las malas noticias que se fueron repitiendo en los últimos días y de las que informó Infodefensa: una balsa y unas bengalas que nada tenían que ver con el submarino, unas llamadas satelitales que tampoco procedían de él y unos ruidos escuchados en el fondo del mar que resultaron ser “biológicos” y no unos golpes contra el casco de un buque, como parecía en un primer momento. Con esta última noticia, la esperanza de encontrar con vida a los 44 submarinistas se desvanece prácticamente del todo.

Decenas de unidades nacionales y extranjeras

Desde que el San Juan desapareció a 430 kilómetros de la costa, en la zona del golfo de San Jorge, en la Patagonia argentina, cada día se han ido sumando nuevas unidades al operativo para tratar de dar con su paradero. Desde Estados Unidos se han enviado dos Boeing P-8A Poseidon, dos Lockheed Martin P-3 Orion, un escuadrón de rescate de submarinos de la Armada, el buque polar HMS Protector y un avión Lockheed Martin C-130 Hercules. Además, trabajan en la zona un avión Airbus C295 y tres buques de Brasil, y un buque polar y un C-130  Hercules de la Marina Real Británica. También enviaron unidades y apoyo logístico Colombia, Chile, Uruguay, Perú, Alemania, Francia y España, aunque muchos de los equipos que llegaron los primeros días ya no están operativos.

En el caso de los equipos marítimos locales, hay una quincena activos, mientras que en el dispositivo por aire destacan dos Beechcraft B-200 y un Grumman S-2T Turbo Tracker de la Armada y un  C-130 Hercules de la Fuerza Aérea.

32 años de servicio

El ARA San Juan es uno de los tres submarinos que, junto al ARA Salta y el ARA Santa Cruz componen la flota de la Armada, a la que se incorporó en 1985. Concebido como un submarino de ataque, es de origen alemán, del tipo TR1700 y de 2.100 toneladas de desplazamiento. Con casi 66 metros de eslora, está preparado para desarrollar una velocidad máxima de 15 nudos en superficie y 25 sumergido, dispone de treinta días de autonomía y cuenta con seis tubos lanzatorpedos de 533 mm (carga 22 torpedos). Cuenta con una propulsión diesel-eléctrica y funciona con baterías eléctricas que "hay que recargar cada tanto", según apuntó el propio Balbi. 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje