menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

Planta industrial de Talcahuano

Asmar finaliza el período de reparaciones del AP-46 'Almirante Viel'

EL AP-46 Almirante Viel en período de reparaciones en el dique seco N°1 Almirante Bannen de Asmar. Foto: Armada de Chile

EL AP-46 Almirante Viel en período de reparaciones en el dique seco N°1 Almirante Bannen de Asmar. Foto: Armada de Chile

04/12/2017 | Valparaíso

Nicolás García

El rompehielos AP-46 Almirante Óscar Viel de la Marina de Chile retornó a finales del mes de noviembre a la base naval de Punta Arenas tras finalizar un programa de reparaciones que realizó Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar).

El buque estuvo siete meses en la planta industrial Talcahuano de la empresa siendo sometido a una serie de trabajos mayores destinados a mantener las capacidades de la unidad y prolongar su vida útil hasta el año 2022 momento en el que se espera su reemplazo por el nuevo buque rompehielos que construye Asmar.

En este período intermedio de dique (PID) se efectuó la recuperación y mantención del casco, generadores eléctricos y motores principales; reparación de la hélice de babor; mejoramiento de la habitabilidad; reemplazo de radares de navegación y eliminación de asbesto.

El AP-46 Almirante Óscar Viel es una pieza fundamental en el despliegue y el apoyo a las operaciones que requieren las bases y estaciones científicas que Chile posee en la Antártica. Está previsto que comience la primera de cuatro comisiones el 4 de diciembre y termine la última en abril de 2018.

Un rompehielos veterano

El AP-46 Almirante Óscar Viel fue construido en los astilleros Vickers-Armstrong de Montreal y entregado en 1969 al Real Servicio de Guardacostas de Canadá en donde operó con el nombre de Norman McLeod por casi 25 años.

En 1994 fue adquirido por la Armada de Chile e incorporado al servicio activo el 14 de enero de 1995. Entre noviembre de 1995 y febrero de 1996 realizó su primera Campaña Antártica. Estuvo asignado a la I Zona Naval con puerto base en Valparaíso desde su arribo hasta el año 2007 en que pasa a depender de la III Zona Naval con base en Punta Arenas.

El buque tiene 89,9 metros de eslora, 19,05 metros de manga y 6,06 metros de calado. Desplaza 6.500 toneladas. Posee casco reforzado de 6.3 centímetros en la proa para navegar en clima frío. Cuenta con motores diésel que generan 15.525 HP de potencia de maquinaria. Puede transportar 900 toneladas de carga. Logra una velocidad de 15 nudos y alcanza una distancia de 12.000 millas náuticas a una velocidad de 12 nudos. Su dotación la componen 33 tripulantes.

Para operaciones aéreas dispone de cubierta de vuelo y hangar telescópico. Es capaz de transportar dos helicópteros de los modelos UH.57B Jet Ranger o bien dos MBB Bö-105 (UH-05).

Proyecto Antártica I: el futuro

La Armada de Chile comenzó a estudiar en 2011 distintas alternativas para reemplazar al rompehielos AP-46 Almirante Viel por un nuevo buque que permita ejecutar tareas logísticas, operaciones de búsqueda y rescate, investigación científica y reabastecimiento de las instalaciones que tiene el país en la Antártica.

Por motivos de plazo y coste, se analizó adquirir un rompehielo de 6.000 toneladas de desplazamiento y una vida útil de 20 años. Esta primera alternativa se descartó al no existir en el mercado de segunda mano buques de estas características y por lo tanto se decidió encargar la construcción de un nuevo rompehielos y alargar en cinco años el tiempo de servicio del actual rompehielos que finalizaba en 2015.

La institución otorgó a Asmar en marzo de 2015 un contrato para la definición conceptual del rompehielos y la selección de un diseño de ingeniería básica. Tras evaluar distintas ofertas, el diseño de ingeniería básica del nuevo buque antártico chileno fue adjudicado en enero de 2016 a la empresa canadiense Vard Marine. El modelo elegido para este proyecto de construcción naval denominado Antártica I es el VARD 9 203 que es un buque Ice Class (PC5) capaz de romper una capa de hielo de un metro cubierto con hasta 20 centímetros de nieve a una velocidad de tres nudos. 

El casco ha sido diseñado para operar a una temperatura de -30°C. Tendrá una eslora de 111 metros que incluye extensión de cubierta de vuelo, 21 metros de manga y 7,2 metros de calado máximo. Contará con dos motores diésel eléctricos de 4.500 kW, dos generadores de 4.700 bkW y dos generadores de 1.900 bkW. El rompehielos dispondrá de un alcance de 14.000 millas náuticas, autonomía para operar de 60 días y su velocidad máxima será de 15 nudos. Contará con hangar para dos helicópteros AS332L2 Super Puma y podrá transportar 120 personas entre tripulantes y pasajeros.

El corte simbólico de la primera plancha de acero del buque se realizó en Talcahuano el 8 de mayo de 2017. Para la construcción del rompehielos se invertirán 216 millones de dólares. Se espera que la Armada de Chile reciba este buque en 2022.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje