menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

Un remolcador construido en 1973

El buque Lautaro cumple 27 años de servicio en Chile

AFT-67

AFT-67

04/01/2018 | Santiago de Chile

Andrea Planas

El pasado 21 de diciembre el remolcador Lautaro celebró sus 27 años al servicio de la Armada de Chile con una ceremonia interna en la Antártida.

Ceremonia 27 años del AFT-67 El comandante de la unidad, capitán de corbeta José Peñaranda, evocó los hitos primordiales en los cuales el buque se ha hecho parte. De esta forma es importante mencionar que desde el 21 de diciembre de 1990 hasta el día de hoy ha navegado casi 400.000 millas náuticas desde Arica por el norte, hasta Bahía Margarita en la antártica chilena por el sur, incluyendo la Isla de Pascua. 

Por otro lado, desde 1991 ha sido parte también de forma continua de las Campañas Antárticas de la Armada, donde su principal labor radica en el salvataje de buques varados, como por ejemplo la M/V Patriarche en el año 2001, el B/P Ushuaia en 2008 y los tripulantes del B/P Explorer hundido en 2007 en el estrecho de Bransfield.

Asimismo el remolcador ha contribuido desde fines de la década de 1990 en la Patrulla Antártica Naval Combinada (PANC) y ha participado también del ejercicio Viekaren, ambos llevados a cabo junto con la Armada Argentina y que tienen como principal objetivo asegurar la vida de las personas en el mar.

Su puerto base es Punta Arenas y es dependiente de la Tercera Zona Naval, desde ahí desarrolla diversas labores, como el reaprovisionamiento a los faros más australes del mundo que se encuentran habitados, el cambio diario de boyas convencionales y pilares, además de la mantención de las señales costeras.

Durante los honores, los comandantes del Distrito Naval Beagle y de la Tercera Zona Naval leyeron desde el OPV Odger los mensajes de saludo y cumplidos enviados.

Para finalizar la ceremonia interna el comandante del buque señaló que “el Lautaro no sólo se ha transformado en un buque conocido y querido por la comunidad antártica, sino que su permanente apoyo resulta vital para la subsistencia de la actividad científica y de las bases presentes en este tan indómito territorio". El comandante recordó que "adicionalmente, quizás son pocos los buques de nuestra querida Marina que han realizado y realizan anualmente tanta variedad de tareas en un área de operaciones tan extensa y adversa". Y añadió: "Es esta versatilidad y el alto grado de exigencias que año a año ha moldeado en su dotación un espíritu muy particular: ese que no sabe de treguas hasta que la tarea fue completada, ese que vence los peores temporales, ese que recibe con cariño a nuestra visitas, ese que trabaja sin parar con una alegre actitud, ese que sabe que apenas se llega a puerto se está listo a iniciar una nueva tarea que apareció en forma improvista… ese, ese es el Spiritusindomitum”.

Un buque de los años 70

Esta unidad fue construida en Noruega en 1973 y es del tipo Tsuug/PPLY Vessel. Su primer nombre fue Maersk Tender, diseñado para realizar tareas de apoyo a plataformas petroleras, en aguas profundas y al mismo tiempo con capacidad para operar en condiciones extremas, es por esto que goza de un excelente seakeeping.

Luego, fue comprado por un armador originario de México, por lo que su nombre fue cambiado a Navimer I, y se dedicó a trabajar en las plataformas petroleras emplazadas en el Golfo de México.

El ATF-67 Lautaro arribó al puerto de Talcahuano en Concepción el año 1990, lugar donde se le llevó a cabo el proceso de reforma integral en los Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar), para poder rescatar sus máquinas además de integrar los equipos y sistemas imprescindibles para ejecutar sus labores.

Posteriormente, el 21 de diciembre de 1990, el buque fue adherido de forma oficial a la Armada de Chile. Desde entonces ha efectuado trabajos en todo el país.

La Unidad es además una de los buques principales que participan de la PANC junto al rompehielos Viel y al transporte Aquiles, reabasteciendo las bases nacionales y entregando base estratégica a los diversos operadores antárticos internacionales.

Su principal ocupación reside en el patrullaje, control oceánico, vigilancia, búsqueda y rescate, además de ejecutar actividades de control de contaminación marina, mantención de la señalización marítima y apoyo logístico a zonas aisladas.

El remolcador Lautaro desplaza 1.650 toneladas, posee una eslora de 58,3 metros, una manga de 12,2, un puntal de 6,1 y un calado de cinco metros.Su potencia es de 2.686 Hp y posee un armamento de montaje simple de 40/70 mm. Se puede trasladar a una velocidad máxima de 12 nudos. 

 
 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje