MUNDO
-/5 | 0 votos

Segundo vuelo del X-2

Japón prepara nuevas pruebas de su avión furtivo tras la aparición del J-20 chino

14/11/2016 | Madrid

Infodefensa.com

El Ministerio de Defensa de Japón va a probar en vuelo por segunda vez su prototipo de quinta generación X-2. La información ha trascendido pocos días después de que China mostrase en público su nuevo caza también de quinta generación J-20, como ha recogido Infodefensa.com. Tokio y Pekín mantienen una tensa relación en torno a la titularidad de algunas fronteras marítimas. De ahí se explica en gran medida las intenciones de Tokio de acelerar la adquisición de nuevos aviones de combate.

El calendario de Mitsubishi Heavy Industries (MHI) para el X-2 de desarrollo local prevé un trabajo de dos o tres años tras el cual las autoridades deberán decidir si continúan adelante con la producción en masa del modelo. En tal caso, a mediados de 2020 es posible que se comiencen a construir en torno a un centenar de unidades para las Fuerza Aérea de Autodefensa de Japón. El siguiente paso sería llegar a comercializarlo en el exterior, una vía abierta tras el fin en 2014 de la prohibición de las exportaciones al exterior que pesaba desde la Segunda Guerra Mundial sobre la industria de defensa local.

El ATD-X, el primer prototipo del futuro avión de combate furtivo X-2 japonés, voló por primera vez el pasado 22 de abril (en la imagen). En aquella ocasión probó sus capacidades básicas de vuelo. Ahora se prevé ensayar sus cualidades furtivas. El F-3, como muchos creen que se acabará denominando, colocará a Japón como cuarto país del mundo que desarrolla aviones de combate furtivos, al menos que haya trascendido. Los otros, además de China, son Estados Unidos, que ya cuenta con aparatos de este tipo desde los años ochenta, y Rusia, donde al igual que en China ya se está trabajando sobre distintos modelos.

Japón lleva tiempo tratando de hacerse con cazas dotados de tecnología furtiva. En un primer lugar se interesó por la adquisición de F-22 estadounidenses, pero la compra no le fue permitida. Posteriormente, ante los continuos retrasos y aumentos de costes del F-35, llegó a plantearse cancelar esta operación, como recogió entonces Infodefensa.com.

A la vez que desarrollaba este demostrador, Japón optó en 2011 por encargar aviones furtivos estadounidenses F-35 Lightning II de Lockheed Martin, de los que se comprometió a adquirir 42 unidades. El acuerdo contempla que los aviones sean ensamblados en el país y que contengan componentes de fabricación local.

Fotografía: Ministerio de Defensa de Japón

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje