MUNDO
-/5 | 0 votos

"Nuestra oferta era superior"

Francia responde a la elección noruega de Alemania como socio en submarinos

08/02/2017 | Madrid

G. S. Forte

La compañía francesa DCNS ha respondido a la elección de Alemania como socio con el que Oslo quiere desarrollar su futura flota de submarinos. El adelanto de la elección del ganador, de la que ha informado Infodefensa.com, ha llevado a DCNS a emitir un comunicado en el que “toma nota de la decisión de Noruega de interrumpir el proceso competitivo antes de su conclusión” y lamenta el resultado.

En el texto la empresa muestra su convencimiento “de que nuestra oferta era superior, en particular en lucha antisubmarina, un área crucial para las operaciones y patrullas en el Alto Norte”. En este contexto, apunta abiertamente, “lamentamos esta decisión soberana aunque la respetamos”.

El Ministerio noruego de Defensa, por su parte, ha aclarado que ha empleado “la misma cantidad de tiempo y esfuerzo a Francia y a Alemania”. En un comunicado oficial añade que tanto Alemania como Francia “ofrecen excelentes submarinos y ajustados a los requisitos noruegos, y ambos países han tenido buenas oportunidades para aportar una oferta completa de nuevos submarinos y cooperación”, añade la fuente oficial.

El presidente y consejero delegado de DCNS, Hervé Guillou, ya adelantó hace unos meses la dura competición con su contrincante alemán para hacerse con este contrato al apuntar un contundente “lucharemos como perros”, tal y como recogió Infodefensa.com.

Noruega optó el pasado abril por la francesa Direction des Constructions Navales Services (DCNS) y la alemana ThyssenKrupp Marine Systems (TKMS) como únicos candidatos posibles en este proceso. La compañía sueca Saab Kockums, desarrolladora de la clase A26, quedó anteriormente descartada. La elección del ganador final estaba previsto que tuviese lugar a mediados de 2018. Ahora, en 2017, únicamente se esperaba que el parlamento del país aprobase el tipo de compra que se debía realizar, incluido el marco presupuestario necesario para el proyecto.

Por si el acuerdo no culmina

Ante la decisión noruega de asociarse con la alemana TKMS la firma francesa, tras revelar su convencimiento de que su oferta es mejor, se pone al servicio de Oslo por si cambia de opinión. “Estamos a disposición de Noruega para reanudar las discusiones, especialmente si la cooperación prevista con el gobierno alemán no culminan en un acuerdo”.

Noruega decidió en 2014 estudiar distintas opciones para la adquisición de nuevos sumergibles, después de siete años planificando el futuro de su arma submarina. Entre ellas se ha contemplado la remodelación de sus actuales naves de la clase Ula y la fabricación de unos buques nuevos que los sustituyan.

Los submarinos Ula iniciaron su servicio al país entre los años 1989 y 1992, y cuentan con una vida útil de treinta años, por lo que a mediados de 2020 se espera que puedan ser reemplazados. En concreto, la primera entrega está previsto que tenga lugar entre los años 2025 y 2026 y las siguientes deberán continuar hasta 2030.

En su momento, La española Navantia, constructora de los submarinos S-80 (en las imágenes), también estaba incluida  en la lista de astilleros que hace unos años presentaron sus propuestas a Noruega para hacerse con este programa previsto de submarinos. Con posterioridad, la compañía sueca Saab Kockums, desarrolladora de la clase A26, quedó igualmente descartada.

Imagen: DCNS

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje