menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

La antigua filial de Airbus aumenta su negocio

Hensoldt compra el fabricante británico de radares Kelvin Hugues

SferiAssist Simulator red simulador (hensoldt)

03/07/2017 | Londres

Infodefensa.com

ECI Partners ha vendido la compañía de radares y seguridad Kelvin Hugues a la firma alemana de sensores Hensoldt. Hensoldt es el nombre que recibe la antigua filial Defence Electronics del grupo Airbus, que hace cuatro meses culminó su venta a la inversora internacional KKR por 1.100 millones de euros.

Se trata de un proveedor de sistemas de radar e IFF (identificadores amigo-enemigo) para plataformas aéreas, navales y terrestres. Su producto estrella, la serie TRS, es definida por sus responsables como “una nueva generación de sistemas de radar para plataformas navales y terrestres que ofrece una capacidad de detección sin igual junto con la tecnología punta [del radar de barrido electrónico] AESA”.

El consejero delegado de Kelvin Hugues, Russell Gould, ha expresado en un comunicado que en su empresa esperan “beneficiarse de la experiencia y capacidades en sensores [de Hensoldt] para ofrecer a nuestros clientes servicios adicionales y nuevas oportunidades a nuestros empleados”.

Gould también expresa su agradecimiento a su hasta ahora propietario afirmando que con el apoyo de ECI “hemos desarrollado tecnologías de vanguardia, hemos introducido nuevos desarrollos y hemos expandido nuestro alcance internacional a 60 países”.

Sobre la adquisición por parte de Hensoldt, el consejero delegado (CEO) de esta última, Thomas Müller, ha destacado el éxito de Kelvin Hugues en “los mercados marítimo y de seguridad, mientras que Hendsoldt tiene una fuerte posición en los dominios de radares militares y de vigilancia”. De este modo, ha añadido, “nuestros catálogos de productos e implantación en el mercado son altamente complementarios y nos permitirá un importante crecimiento a partir de esta adquisición”.

En concreto, ha explicado el CEO de Hensoldt, “el catálogo de Kelvin Hugues nos dará acceso a mercados más sensibles al precio, y sus desarrollos de seguridad añadirán valor a nuestros productos”.

Kelvin Hugues, que factura más de 30 millones de euros al año y emplea a dos centenares de personas, tiene su sede principal en Londres. La compañía opera internacionalmente a través de una red de cinco oficinas de apoyo, ubicadas, además de Reino Unido, en Estados Unidos, Singapur, Dinamarca y Países Bajos. En el portfolio de la firma británica destaca el avanzado sensor de radar SharpEye.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje