menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Ensayos en el Yuma Proving Ground

Dinamarca prueba el Piraña 5 bajo condiciones extremas en EEUU

Blindados 8x8 Piraña 5 del Ejército danés en Yuma. Foto: Ejército de Estados Unidos

Blindados 8x8 Piraña 5 del Ejército danés en Yuma. Foto: Ejército de Estados Unidos

23/10/2017 | Washington

Infodefensa.com

El campo de pruebas para vehículos terrestres que el Ejército de Estados Unidos tiene en las instalaciones de Yuma Proving Ground (YPG), en el estado de Arizona, es una de las instalaciones militares más grandes del mundo. Sus más de 200 millas de carreteras y caminos han acogido al blindado Piraña 5 adquirido por Dinamarca para someterlo a duras pruebas de capacidades.

El organismo de adquisiciones militares danés (conocido por las siglas DALO) encargó en 2016 más de tres centenares de unidades de este blindado 8x8 a General Dynamics European Land Systems (GDELS) para conformar la base de la flota terrestre de vehículos del Ejército del país durante las próximas tres décadas.

Los evaluadores daneses han querido probar en el enorme espacio de ensayos norteamericano si el vehículo, por ejemplo, era capaz de funcionar a plena capacidad en un ambiente desértico y de calor extremo. Se trataba de comprobar, entre otros, si su sistema de aire acondicionado podía hacer frente en ese contexto al calor exterior sumado al del interior de un vehículo con todos sus equipos electrónicos encendidos y lleno de soldados con sus pertrechos, y todo ello mientras el vehículo atraviesa terrenos difíciles, incluido el vadeo de un cuerpo de agua.

De este modo, según explica el teniente coronel Soren Horst, que es el responsable de este proyecto para DALO, se comprueba el comportamiento del “aire acondicionado, la temperatura del aceite, la temperatura de enfriamiento y la línea de transmisión y suspensión del vehículo”. Se trataba también de “ver si tiene suficiente potencia como para tirar del vehículo y de equipo adicional, como rodillos antiminas y palas de bulldozer”.

En la web oficial del Ejército de Estados Unidos Horst añade cómo se optó por configurar “el blindado como si estuviese de misión sobre un terreno similar a los de Afganistán e Irak”. Además, añade, “las cosas por las que pasamos no están muy lejos de las que nos encontraríamos en esos lugares”. El clima danés carece de condiciones de este tipo, a las que sus soldados sin embargo se han enfrentado en los últimos años en operaciones en Afganistán, por ejemplo. De ahí que las pruebas en Yuma, con temperaturas de más de 37 grados, resultan óptimas para ensayar estas condiciones.

El Piraña 5, que es capaz de acomodar a sus tres tripulantes más otros nueve soldados, cuenta con un mayor espacio en su interior que su predecesor. Las tropas disponen en él de asientos acolchados y reposapiés elevados y retráctiles para no pisar directamente sobre la carcasa del vehículo, lo que ofrece una seguridad adicional frente a posibles explosiones de minas, por ejemplo. Horst lo describe como un blindado “bastante cómodo” y que permite a los soldados que se desplazan en su interior mantener “su fuerza de combate”. “Los soldados no deberían cansarse aquí, deberían estar listos para entrar en combate cuando salgan”, añade el mayor (comandante) Erik Viken, implicado en las pruebas.

Dinamarca encargó en 2016 309 Piraña 5 APC (siglas en inglés de blindado de transporte de personal) en seis variantes distintas. Una para su uso como transporte de infantería, otra para mando, otra como ambulancia, otra más para ingenieros, una quinta como plataforma de mortero y la última para reparaciones.

El Ministerio de Defensa eligió este modelo tras una exhaustiva evaluación de las ofertas, y como consecuencia de distintas pruebas a varios vehículos. El Piranha 5 de la compañía suiza Mowag –parte de GDELS–, se impuso a los otros cuatro seleccionados en la fase final del concurso: el 8x8 VBCI de la francesa Nexter Systems, y los vehículos oruga ASCOD, de GDELS-Santa Bárbara SistemasG5, de FGG, y CV-90 Armadillo, de la británica BAE Systems.

Este vehículo de GDELS, grupo del que forma parte la firma española Santa Bárbara Sistemas, fue también seleccionado en la definición y el programa tecnológico relacionado con el blindado 8x8 del Ejército de Tierra Español. El contrato de cinco blindados equipados con distintos sistemas y subsistemas para España fue adjudicado a finales de 2015 a una UTE (Unión Temporal de Empresas) formada por Santa Bárbara SistemasIndra y Sapa.

La competición que, como recogió entonces este medio, llevó a Dinamarca en 2015 a optar por el Piraña 5  ha sido una de las más seguidas de los últimos años en Europa. Muchos países han estado atentos por conocer el vehículo con el que Copenhague sustituirá a los vetustos M-113 de cadenas, unos blindados de los que en su momento se vendieron miles de unidades que dejarán de estar en servicio en muchas naciones en los próximos años.

El Ejército danés ya optó por GDELS en programas anteriores, en los que selección los modelos Piranha IIIDuro IIIP 6x6 y Eagle 4x4, siempre a través de la filial suiza GDELS-Mowag.

GDELS es una división del conglomerado de empresas norteamericano General Dynamics, con cuatro unidades operativas en Europa, situadas en España, Austria, Alemania y Suiza. Desde ellas se provee a distintas fuerzas armadas del mundo de vehículos de combate, sistemas de artillería y otros productos.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje