menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Oslo recibirá seis F-35 cada año hasta 2024

Noruega recibe este jueves sus tres primeros aviones de combate de 5ª generación

Séptimo F-35 noruego, actualmente en la base Luke de la USAF, en Estados Unidos. Foto: Ministerio de Defensa de Noruega

Séptimo F-35 noruego, actualmente en la base Luke de la USAF, en Estados Unidos. Foto: Ministerio de Defensa de Noruega

02/11/2017 | Madrid

G. S. Forte

Noruega contará esta misma semanas con sus tres primeros aviones de combate de quinta generación. Oslo ha anunciado oficialmente que este jueves recibe los cazas provenientes de Estados Unidos y bajo los mandos de pilotos de la fuerza aérea de ese país (USAF). Los siete primeros F-35 Joint Strike Fighter noruegos fueron anteriormente suministrados a la base Luke de la USAF, ubicada en el estado norteamericano de Arizona, donde son empleados con propósitos de entrenamiento y capacitación.

Tras la llegada definitiva a Noruega de las tres primeras unidades, lo que debe ocurrir a las 14.00, hora local, el cronograma previsto marca el envío al país de otra media docena de aviones cada año hasta 2024, lo que supone la entrega en total de 45 aparatos.

Las autoridades del país expresaron inicialmente su intención de adquirir un total de 52 cazas de este modelo, de los que en principio aprobó la compra de media docena de unidades. La entrega de los dos primeros aviones estaba originalmente prevista para el año 2015, mientras que otros dos iban a suministrarse durante 2016. La información facilitada esta semana por el Ministerio de Defensa de Noruega evidencia que ese calendario no ha podido cumplirse en los términos previstos.

El del Joint Strike Fighter es el programa militar más caro de la historia y sigue encareciéndose, como regularmente informa Infodefensa.com. El pasado verano trascendió que ya se le calcula un coste superior de 400.000 millones de dolares, el doble del estimado a principios de la década de 2000. Se trata de un proyecto liderado por EEUU al que también se unieron Gran Bretaña, Italia, Holanda, Australia, Dinamarca, Noruega, Turquía y Canadá. El principal contratista es Lockheed Martin, la mayor compañía de defensa del mundo.

Las tres variantes desarrolladas de este avión están diferenciadas por las letras A, B y C. El F-35A, el más ligero y ágil de los tres, está preparado para el despegue y el aterrizaje convencional (CTOL) en pistas habituales, y con él se prevé sustituir a los aviones F-16 y A-10.

La versión F-35B es la planteada para despegues cortos y aterrizajes verticales (STVOL) y, en caso de necesidad, es capaz de despegar verticalmente (VTO). Esta variante sustituirá a los cazas Harrier, como los que en una versión más antigua que los actuales empleó Gran Bretaña desde portaaeronaves en la Guerra de las Malvinas y actualmente utiliza España desplegados desde su buque LHD Juan Carlos I.

Finalmente, el F-35C es una variante naval preparada para operar en grandes portaaviones, desde donde despega con ayuda de catapultas y aterriza en un corto espacio gracias a su resistente tren de aterrizaje y al gancho trasero con el que atrapa un cable de frenado anclado al buque. El F-35C, que está diseñado con alas de mayor tamaño y plegables, está pensado para sustituir al caza naval Boeing F/A-18 Super Hornet.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje