menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Programa TF-X de BAE y TAI

Turquía asegura que su futuro caza de quinta generación volará en 2023

Representación virtual del futuro avión TF-X Foto: Subsecretaría de Industrias de Defensa de Turquía

Representación virtual del futuro avión TF-X Foto: Subsecretaría de Industrias de Defensa de Turquía

30/11/2017 | Madrid

G. S. Forte

El avión de combate de quinta generación que la firma británica BAE Systems ha acordado desarrollar para Turquía junto a la compañía local Turkish Aerospace Industries (TAI) estará en el aire en poco más de un lustro. Lo ha anunciado el ministro turco de Defensa, Nurettin Canikli, unos meses después de que el responsable de aviación militar de BAE Systems, Chris Boardman, afirmase que este proyecto está más avanzado que el programa franco-alemán similar anunciado el pasado julio por el primer ministro francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel.

BAE Systems, y Rolls Royce (desarrolladora de motores de aviación también británica) tienen suscritos sendos acuerdos con Turquía para ayudar al país a desarrollar su futuro avión de combate TF-X, del que se espera un volumen de pedidos de hasta 250 unidades. Con estas aeronaves Ankara sustituirá a su actual flota de cazas F-16, fabricados por la compañía estadounidense Lockheed Martin.

El ministro Boardman ha asegurado ahora que este proyecto "se ejecutará en un plazo reducido al máximo, nada de atrasos, el objetivo principal es realizar el primer vuelo en el centenario de la República de Turquía en 2023", según las declaraciones recogidas por la agencia turca de noticias Anadolu. Turquía ya aseguró anteriormente que el nuevo modelo de caza con el que sustituirá a sus F-16 en la década de 2030 debía estar listo en 2023, sin dar muchos más detalles.

La agencia estatal rusa Sputnik ha recogido también el anuncio de un portavoz de la oficina de la primera ministra británica, Theresa May, asegurando que ya están prevista unas inversiones de hasta 100 millones de libras (más de 110 millones de euros al cambio actual) en este proyecto que podría prolongarse 20 años y alcanzar desembolsos de varios miles de millones.

TAI completó previamente un diseño conceptual de los futuros TF-X en cooperación con la compañía sueca Saab por un coste de 20 millones de dólares.

Se da la circunstancia de que Turquía es uno de los nueve socios del conocido como Joint Strike Fighter, que es el programa liderado por Estados Unidos (a través principalmente de Lockheed Martin) para el desarrollo del caza de quinta generación F-35, ya operativo.

En esta carrera por obtener nuevos aviones de combate de quinta generación, Francia y Alemania lanzaron su propio proyecto el pasado verano en una iniciativa de la que Reino Unido quedó fuera y en la que Airbus podría tener un papel clave. Esta empresa, socia mayoritaria del Eurofighter, también está tratando de atraer a Dassault Aviation, fabricante del Rafale francés, a este proyecto de un caza Europeo. Además, la compañía de capital alemán, francés y, en menor medida, español, reveló la pasada primavera contactos con Alemania y España, con vistas al diseño de un futuro avión de combate de una generación posterior a la del Eurofighter. Este proyecto es conocido como Sistema de Combate Aéreo del Futuro (FCAS).

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje