menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

China quiere incorporar su nuevo portaaviones este mismo año

Portaaviones Shandong durante su botadura en abril de 2017. Ministerio de Defensa de China / Feng Kaixuan)

Portaaviones Shandong durante su botadura en abril de 2017. Ministerio de Defensa de China / Feng Kaixuan)

16/04/2018 | Pekín

Infodefensa.com

El portaaviones chino de nueva construcción Shandong comenzará a operar en la segunda mitad de año si todo anda bien. El periódico oficial del Partido Comunista Chino, el Renmin Ribao (también conocido en inglés como People´s Daily), que es el de más tirada del país, publicó este miércoles una pieza en la que recoge la opinión de expertos que consideran que el buque podría comenzar a servir este mismo 2018.

El Shandong, que es la primera nave de este tipo que construye el país en su historia, prevé iniciar sus pruebas de mar este mismo mes, como recogió Infodefensa.com el pasado miércoles. El nuevo buque, del conocido como Tipo 001A, fue botado hace ahora un año en el astillero de la ciudad norteña de Dalian por la Corporación China de la Industria Naval (CSIC).

El Shandong, que es el segundo portaaviones de la marina miliar de China –el primero, de construcción soviética, opera actualmente con el nombre Liaoning–, comenzó a construirse en noviembre de 2013. Se preveía que el nuevo buque, de 50.000 toneladas, comenzase a operar en 2020. Sin embargo, el experto militar chino Cao Widong cree que ya se han “acumulado datos y experiencia del portaaviones Liaoning durante la construcción, y nuestros expertos y trabajadores han estado trabajando duro en los últimos meses y con apoyo financiero”, lo que podría adelantar el cronograma previsto.

“Una vez que se complete la prueba de mar y todos los aspectos del portaaviones hayan cumplido con los estándares establecidos, será entregado a la Armada para su uso posterior”, añade. “Diría que esa prueba de mar se completará en la segunda mitad de 2018, lo que supone que puede servir a la Armada para entonces”.

El presidente de los astilleros de Dalian en los que se ha construido la nave, Liu Zheng, ha explicado que este año “presentaremos una sorpresa al pueblo Chino”. De momento ha revelado que incluso el motor del barco ya ha sido encendido

Según distintos expertos, el nuevo portaaviones podrá alojar hasta ocho cazas J-15 más que el Liaoning en su cubierta gracias a que se le privará de determinado armamento. Sin embargo el Liaoning, que lleva desde 2012 operando para el país con sus 300 metros de eslora y más de 67.000 toneladas a plena carga, es mayor que el nuevo desarrollo.

El diseño y la construcción del Shandong se basan en todo caso en la experiencia adquirida con el Liaoning, una nave de la que en un primer momento se explicó que su principal objetivo era servir de plataforma de investigación, pruebas y entrenamiento en este tipo de embarcaciones para que en adelante fuesen construidas íntegramente en el país. Sin embargo, a finales de 2016 Pekín dejó su primer portaviones listo para el combate.

 

Una tercera unidad en construcción

Los planes del gigante asiático, según distintos medios, pasan por la creación de una flota de entre cuatro y seis portaviones con la que incrementar su poder naval y proteger sus intereses en los mares Este de China y Sur de China. Algunos especialistas han señalado incluso que el país trata de adquirir experiencia en la construcción de este tipo de naves convencionales para, en una segunda fase, poder desarrollar sus propios portaviones nucleares.

De momento, el país inició en 2017 la construcción de su tercera unidad. Este nuevo buque estará equipado con un “sistema de lanzamiento de alta tecnología”, de acuerdo con fuentes del Ejército Popular de Liberación, como se denominan las Fuerzas Armadas del país.

Entre otras mejoras, los siguientes portaviones chinos contarán, según estas fuentes, con catapultas de despegue, un sistema más complejo que el ski-jump ramp, que permite acortar el espacio que necesitan los aviones para elevar el vuelo, liberando hueco para incluir más aeronaves, y facilita el uso de aparatos con más capacidades. De hecho, el país lleva tiempo ensayando con catapultas electromagnéticas de despegue para sus futuros portaaviones, como recogió el pasado noviembre Infodefensa.com.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje