menú responsive
OPINIÓN
-/5 | 0 votos

Firma Invitada

Pedro Argüelles Salaverría

Secretario de Estado de Defensa


Capacidades estratégicas industriales: Un salto adelante

01/06/2015 | Madrid

(Especial para Infodefensa.com) A finales de 2013 el Ministerio de Defensa y el de Industria, Energía y Turismo, pusimos en marcha un foro de trabajo con la participación de otros ministerios, representantes de las empresas y expertos del sector, sobre el futuro de la Industria española de defensa. Este grupo ha estado trabajando desde entonces en lo que ha sido el primer gran análisis, profundo y coordinado, de la base industrial de la defensa española. El motivo, la necesidad tanto de contar con un sector capaz de cubrir las necesidades de las Fuerzas Armadas como de reforzarlo para conseguir para España una posición más relevante en el inevitable proceso de consolidación del sector a nivel europeo.

Las distintas mesas y grupos de trabajo señalaron en diciembre de aquel año algunas líneas de trabajo: la necesidad de lograr capacitación tecnológica para el sector, la necesidad de aumentar su competitividad y productividad, las fórmulas de financiación y contratación y, sobre todo, la necesidad de definir las capacidades industriales estratégicas, a partir de las necesidades nacionales y las oportunidades europeas, que debieran guiar un nuevo ciclo industrial.

La identificación de estas capacidades sugerida por militares, empresas y expertos tiene como antecedente legal la disposición adicional novena de la Ley 24/2011, de 1 de agosto, de contratos del sector público en los ámbitos de la defensa y de la seguridad.

El esquema de trabajo y la metodología seguida han sido enormemente complejos: debemos felicitarnos de este esfuerzo conjunto entre todos los actores. Por primera vez en España se han relacionado el conjunto de capacidades militares definidas por el Jefe del Estado de Mayor de la Defensa, con los productos y capacidades concretas presentes en nuestra industria de defensa para atender a esas necesidades estratégicas, especialmente a aquellas relacionadas con amenazas propiamente nacionales no compartidas con nuestros aliados.

El resultado de este amplio proceso de reflexión ha sido la aprobación por parte del Consejo de Ministros, el viernes 29 de mayo, del conjunto de las capacidades industriales y áreas de conocimiento que afectan a los intereses esenciales de la defensa y la seguridad nacional. Se trata de unas 40 capacidades industriales, agrupadas en nueve áreas de conocimiento: mando y control, comunicaciones e información (C4i); Ciberdefensa; Vigilancia, Reconocimiento, Inteligencia y Adquisición de objetivos (ISTAR); Control de tráfico y de ayudas a la navegación; sistemas críticos embarcados en plataformas; sistemas espaciales; tratamiento de datos y de misión; simulación de equipos y sistemas de armas para entrenamiento avanzado; sistemas de navegación, control de guiado y carga de pago en misiles y municiones complejas; y sistemas complejos integrados por otros sistemas de armas avanzados cuya integración está vinculada a intereses esenciales de defensa y seguridad.

Son capacidades vinculadas a la protección de intereses esenciales requeridos para ser capaces de diseñar, desarrollar, integrar, evaluar y mantener sistemas y subsistemas militares claves, en los ámbitos terrestre, naval, aéreo y espacial. Que exigen por lo tanto ser preservadas y fomentadas.

Para el Ministerio de Defensa, esta medida permite calibrar mejor los criterios aplicables en el proceso de adquisiciones para las Fuerzas Armadas. Nuestro país es firme defensor de un mercado comunitario de la defensa, ámbito natural de cooperación militar y desarrollo industrial para España. Este principio ahora se completa con el reconocimiento del derecho al ejercicio de la soberanía nacional, en estos ámbitos de especial interés operativo, tecnológico e industrial.

Para el sector industrial nacional, la determinación de estas capacidades industriales estratégicas permite que se facilite y ordenen de manera más eficaz los esfuerzos en proyectos de I+D, favoreciendo la búsqueda de alianzas de consolidación industrial en torno a estas capacidades, favoreciéndose la especialización. El catálogo ofrece prioridades al sector industrial, información a medio y largo plazo especialmente útil y valiosa para un desarrollo tecnológico y empresarial que permita superar la excesiva atomización de sectores industriales vinculados a los programas de defensa, superación necesaria para competir con garantías en un mercado europeo y global enormemente competitivo.

La aprobación de este catalogo de capacidades industriales estratégicas constituye el último paso dado por el Ministerio de Defensa para la puesta en marcha de un nuevo ciclo industrial más coherente y más sólido desde el punto de vista operativo, económico, industrial y tecnológico. A este proceso pertenecen también el pago anual a proveedores, que ha logrado seguridad económica para el sector y credibilidad para el Ministerio de Defensa; la reprogramación de los grandes programas en 2013, atendiendo a criterios operativos, económicos, de sostenibilidad y de apoyo logístico; la reforma del sistema de adquisiciones y de las oficinas de programas alrededor de la DGAM; o la potenciación del Ministerio de Defensa como coordinador de la política industrial pública en materia de defensa, aprobada en julio de 2014.

Este esfuerzo, importante, tiene como primera aplicación la puesta en marcha de los proyectos tecnológicos del 8x8 y de la Fragata F-110, que deben reflejar esta nueva visión de las adquisiciones que aúne necesidades operativas e intereses industriales nacionales. A estos programas seguirán otros, abordados desde el mismo punto de vista. Pero más importante que la puesta en marcha de programas está el hecho de que hemos dado respuesta a un aspecto demandado por todos. Tanto el reconocimiento de la necesidad de esta nueva visión por parte de todos, como la puesta en marcha de este instrumento, constituyen en sí mismos un salto adelante para la política de adquisiciones y para la política industrial del sector. Hemos de felicitarnos por haber conseguido dar este paso. Este salto adelante debe ahora ser consolidado con el concurso de todos los actores, a los que corresponde poner lo mejor de cada uno, para lograr el objetivo por todos buscados: garantizar las necesidades operativas de las Fuerzas Armadas, basadas en un sector de la defensa español más sólido, firme y competitivo a nivel internacional.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje