menú responsive
ESPAÑA | Defensa
-/5 | 0 votos

Opinión INFODEFENSA

UNVEX, la feria del millón de euros

Macho, Conde y Silvano, ayer, al inicio de la cumbre. Foto: Infodefensa.

Macho, Conde y Silvano, ayer, al inicio de la cumbre. Foto: Infodefensa.

30/05/2018 | León

N.G. Pandavenes

La Cumbre europea de RPAS de Seguridad y Defensa UNVEX S&D abrió ayer las puertas del flamante palacio de exposiciones de León y lo hizo por todo lo alto, no por los drones, que volaron por la tarde en la base Virgen del Camino, sino por el elenco de autoridades que no se quiso perder el acto.

La estrella por protocolo fue sin duda el secretario de Estado de Defensa (Sedef), Agustín Conde, pero la lista de autoridades fue mucho más larga. Junto a Conde estuvieron, entre otros, el jefe del Estado Mayor del Aire (JEMA), Javier Salto; el director de la Occar, general de división Arturo Alfonso Meiriño; el comandante en jefe del Mando de Operaciones, teniente general Fernando José López del Pozo; el director del INTA, teniente general José María Salom; el jefe del Mando de Apoyo Logístico del Ejército, teniente general Ramón Pardo de Santayana; o el representante español ante la OTAN y la UE, almirante José Luis Urcelay. Toda una constelación a la que hicieron frente con disposición los anfitriones de día: el alcalde de León, Antonio Silván, y el director de UNVEX, Ángel Macho.

El día comenzó con muchas expectativas y más agua, mucha más agua. La ciudad se levantó con la prensa animada con el evento. La Nueva Crónica de León abría el periódico presumiendo de que la ciudad se convertía en la capital europea de los RPAS. En el Diario de León, los hosteleros calculaban que UNVEX dejaría más de un millón de euros de beneficio en la ciudad. A pie de cumbre y a primera hora, el agua metía alguna duda que otra en el cuerpo de los presentes. A fin de cuentas, una parte de la cumbre se centra en las demostraciones y estas, con una tormenta como la de ayer, son del todo menos realizables. 

El caso es que en el exterior del palacio de exposiciones la lluvia se empeñaba en rebatir el nombramiento de la Crónica y las estadísticas del Diario. Pero no tuvo ningún éxito. El agua caía a mares y aún así, o quizás precisamente por eso, la gente entraba a raudales. La sala de conferencias se quedó pequeña para acoger a tanto público como intentó asistir al acto de inauguración de la cumbre y del propio palacio.

Los discursos fueron los de rigor: Silván habló de León, Macho de UNVEX y Conde del Ministerio de Defensa y la UE. La cumbre y el palacio quedaron inaugurados, los estands se abrieron al público y los ponentes empezaron a ocupar sus sitios en las salas de conferencias. La importancia de la primera mesa, que versó sobre Programas internacionales y reunió a expertos de la OTAN, la UE, la Agencia Europea de Defensa (EDA) y la Organización Conjunta para la Cooperación en Materia de Armamento (Occar en francés), despejó de golpe la agenda del Sedef. Conde se sentó como oyente y no se levantó hasta que terminó la conferencia, rompiendo así el protocolo de visita médica que suelen emplear los políticos en las inauguraciones. 

Al final el Sedef se quedó toda la mañana y redondeó una sensación que latía desde que el día anterior comenzó el montaje de los estands y las últimas confirmaciones de asistencia, era como si nadie quisiera perderse esta feria. El día terminó dando la razón a la sensación y salió el sol. Las demostraciones en Virgen del Camino casi se habían salvado. Casi porque una, la misión del Predator B que iba a volar desde Francia a León, quedaba anulada por problemas meteorológicos en el área de Pirineos. El sol apoyaba en León pero se desentendía en la frontera con Francia. El pasillo de vuelo que los Ministerios de Defensa de ambos países habían pactado tras meses de burocracia quedaba cerrado por las tormentas. No importó que León se despejara para recibir al futuro MALE español. La tregua local no le sirvió a un Predator que iba a sobrevolar dos países, pero duró lo justo para que siete drones mostraran sus capacidades en los cielos de la base aérea. Luego, como despedida cuando ya todos habían recogidos las partes más delicadas de sus sistemas, la lluvia volvió, aunque esta vez solo durante un rato, como para dejar claras las cosas.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje