menú responsive
ESPAÑA | Defensa
-/5 | 0 votos

El plan preveía una inversión de 10.800 millones

La industria de Defensa, pendiente del nuevo ciclo inversor

Demostrador de movilidad del VCR 8x8. Foto: Infodefensa.com

Demostrador de movilidad del VCR 8x8. Foto: Infodefensa.com

07/06/2018 | Madrid

B. Carrasco

La llegada al Gobierno de Pedro Sánchez deja en el aire el nuevo ciclo inversor del Ministerio de Defensa, que preveía una inversión de 10.800 millones de euros para la renovación de las capacidades de las Fuerzas Armadas españolas. El plan de adquisiciones, anunciado por la ministra saliente, Maria Dolores de Cospedal, recogía siete programas considerados como prioritarios por los Ejércitos.

Esta situación siembra la incertidumbre entre la industria de Defensa española que ya trabajaba, en algunos casos, para adecuar su planes comerciales a las inminentes demandas nacionales.

Los programas incluidos, en principio, en el nuevo ciclo inversor de Defensa eran los siguientes: el Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR) 8x8 y la modernización de los CH-47 Chinook, en el Ejército de Tierra; la fragata F-110, en la Armada; y el avión de reabastecimiento en vuelo MRTT, la nueva aeronave de entrenamiento y la actualización del sistema de defensa aéreo, en el Ejército del Aire. La lista se completa con el segundo lote de helicópteros multipropósito NH90, un programa que afecta a los tres Ejércitos.

Los dos programas que encabezan este listado de prioridades son: el VCR 8x8 y la fragata F-110. En ambos casos, las cuentas públicas de 2018 recogen partidas para continuar con los programas tecnológicos en marcha desde hace años y, tanto el sector militar como en el industrial, ya daban por hecho que el Ministerio de Defensa aprobaría el presupuesto final a mediados de este año.

Consejo de Ministros

 

Sin embargo, el cambio de Gobierno trastoca este calendario. Todavía es pronto para conocer las intenciones del nuevo gabinete de Defensa, pero lo que no cambia es que estos programas deberán pasar por el Consejo de Ministros, que dará el visto bueno final a la inversión. La cuestión es determinar los tiempos.

Desde el área técnica del ministerio de Defensa insisten en que el nuevo ciclo inversor, más allá de cuestiones políticas, es prioritario para las Fuerzas Armadas y que el listado de prioridades no es fruto de la improvisación.

Fuentes consultadas por Infodefensa.com, señalan que es el resultado de estudios y análisis realizados desde finales de 2015 por el Ministerio de Defensa para la actualización del armamento en servicio y la búsqueda de la financiación necesaria. Además, los siete nuevos programas han sido consensuados con el Estado Mayor de la Defensa (Emad).

En esta línea, el analista de Defensa y director de Articulo 30, Gabriel Cortina, recuerda que "el nuevo ciclo inversor es una cuestión estratégica, no una propuesta innovadora del Gobierno saliente" y añade que "su continuidad dependerá únicamente del nivel de voluntad política y de la visión de Estado".

Este experto destaca que "para que sea efectivo necesita estabilidad presupuestaria y un mínimo compromiso político de continuidad. No es buena noticia el cambio de Gobierno, si eso lleva como consecuencia volver a cuestionar los programas que son esenciales para que Defensa pueda cumplir con lo mínimo que se le ha asignado".

"Un aspecto clave"

 

Lo que sí está claro es que estos programas son decisivos para la industria. El presidente de Tedae, Jaime de Rábago, aseguró recientemente en una entrevista a Infodefensa.com que "el nuevo ciclo inversor es un aspecto clave", y añadió que "la industria está preparada para asumir el reto de diseñar, desarrollar y fabricar los nuevos sistemas de defensa y seguridad con el alto componente tecnológico que requieren para asegurar su eficacia".

En el caso, por ejemplo de la F-110, Navantia calcula que el proyecto ocupará a 7.000 trabajadores durante los próximos diez años, la mayor parte en su centro de producción de Ferrol. Las cifras hablan por sí solas y ponen de manifiesto el impacto sobre la industria.

Por su parte, los principales responsables de la Defensa llevan años avisando de que la modernización de los equipos y sistemas resulta fundamental para mantener su operatividad y para responder a los compromisos internacionales. El general Fernando Alejandre, Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), fue claro en su última intervención en la Comisión de Defensa: "Diez años sin invertir dejan a las Fuerzas Armadas en una situación crítica".

Cortina pronostica que "el principal problema serán los socios del nuevo gobierno, que permanecerá hasta el fin de la legislatura en minoría, ya que no han manifestado una especial sensibilidad hacia las cuestiones estratégicas de seguridad ni por los asuntos de la defensa, lo que incluye su industria". Y afirma que el interés del nuevo ciclo reside "en los beneficios de tipo electoral o mediático que supone el impulso de un empleo cualificado y carga de trabajo de las grandes corporaciones industriales".

 

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje