menú responsive
ESPAÑA | Seguridad
-/5 | 0 votos

Las instalaciones están en la base de Torrejón

La UME estrena su nuevo polígono de catástrofes

Polígono de catástrofes. Foto: UME

Polígono de catástrofes. Foto: UME

05/07/2018 | Madrid

La Unidad Militar de Emergencias (UME) ha construido en la base aérea de Torrejón de Ardoz un nuevo polígono de catástrofes que permite formar a sus unidades en la búsqueda y rescate en complejos escenarios, en la actuación ante accidentes ferroviarios y aéreos o en las emergencias derivadas del riesgo NBQR.

El campo de prácticas reproduce el entorno con el que trabajan habitualmente los equipos de rescate. La UME destaca que estas instalaciones la unidad "mejora su preparación práctica en un escenario específicamente diseñado para fortalecer sus capacidades y basado en 12 años de experiencia".

El poligono cuenta con cuatro áreas diferenciadas. La primera es la zona de búsqueda y rescate que dispone, a su vez, de tres escenarios que simulan las condiciones de un edificio tras entrar en colapso mediante planos inclinados que reproducen las cubiertas de edificios. "En esta área tiene especial importancia la zona de corte y perforación, una de las tareas más complejas de este proceso y en la que más tiempo se invierte", explica la unidad. 

La UME además añade que "practicar estas técnicas en escenarios similares permitirá mejorar la fluidez y experiencia de los intervinientes, así como reducir el tiempo de extracción de las víctimas lo que aumenta su probabilidad de supervivencia". La experiencia acumulada en terremotos como los de Lorca, Haití, Nepal, Ecuador y México ha sido clave para construir este primer espacio.

Accidentes ferroviarios, aéreos y NRBQ

 

Una segunda área reproduce una estación de tren, con su andén y coches accidentados en la que se simulan las consecuencias de impactos violentos como un accidente ferroviario, un ataque terrorista o un escenario de extinción de incendios en espacios confinados.

Mientras, el tercer escenario forma a los militares de unidad para hacer frente a los riesgos tecnológicos (Nucleares, Radiológicos, Biológicos o Químicos). La UME detalla que, "a demanda de los instructores, se podrán inyectar sustancias líquidas o gaseosas inocuas que simulen agentes contaminantes o cuyas características den positivo en los detectores de los intervinientes". En este espacio, las actuaciones se llevan a cabo con equipos de protección individual adecuados a cada amenaza.

El polígono lo completa una cuarta área ferroviaria y aeronáutica que dispone de una serie de coches de tren, dispuestos en diferentes posiciones y ángulos de inclinación, y de los restos de un avión de pasajeros. "En este escenario, se ponen en práctica las técnicas especiales de actuación en este tipo de vehículos dada sus complejas estructuras, compuestas por diferentes materiales de gran resistencia y complejos sistemas de cableado que, no solo dificultan la intervención, sino que aumenta el riesgo para un interviniente no especializado", explica la unidad.

Este polígono lleva el nombre del teniente general (R) César Muro Benayas, anterior jefe de la UME e impulsor de las instalaciones. El general dirigió la unidad desde el 4 de octubre de 2012 hasta el 19 de mayo del 2015; una etapa en la que la UME participó en más de 70 operaciones.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje