menú responsive
ESPAÑA | Armada
-/5 | 0 votos

Capacidades del futuro buque de la Armada

La fragata F-110 y el sistema de defensa antiaéreo

Lanzamiento de misil ESSM en la fragata Álvaro de Bazán. Foto: Armada

Lanzamiento de misil ESSM en la fragata Álvaro de Bazán. Foto: Armada

24/09/2018 | Madrid

B. Carrasco

La puesta en marcha de los programas tecnológicos de la fragata F-110 abrió el debate sobre qué sistema de defensa antiaérea debía incorporar el buque. Sobre la mesa, la oficina del programa de la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) tenía dos opciones: por un lado, el nuevo misil Sea Ceptor de la europea MBDA y, por otro, el misil ESSM de la norteamericana Raytheon.

Desde el inicio, la Armada apostó abiertamente por la búsqueda de la comunalidad con los sistemas actualmente en servicio, lo que facilitaría el adiestramiento, la operación de los equipos y el mantenimiento. Con este argumento presente, la DGAM como contratista decidió explorar las opciones existentes en el mercado europeo debido al desarrollo durante los últimos años de soluciones de garantías como el misil Camm, base del sistema naval Sea Ceptor.
 
Después de meses (años) de contactos, Defensa decidió contratar a finales del año pasado a la primera para llevar a cabo los estudios para la integración del sistema en la futura plataforma. Este acuerdo por un importe de 9,5 millones de euros parecía indicar que la apuesta europea ganaba peso.
 
A este respecto, el documento del programa F-110 publicado por el ministerio en junio de este año recogía un sistema AAW con radar S -diseñado por Indra-, misiles SM-2 y Sea Ceptor, como "opción prioritaria", y ESSM Bloque 2, como "opción alternativa, pendiente de la decisión sobre la finalización de la segunda fase de los estudios de viabilidad".
 
Sin embargo, el ministerio se decidió a finales de este verano por el misil estadounidense ante la proximidad de la orden de ejecución para la construcción de los buques. En esta decisión fue determinante que la Fuerza Naval ya conoce y opera con el sistema de Raytheon en las fragatas F-100, mientras que la solución propuesta por MBDA todavía estaba en pleno proceso de reducción de riesgos para la implantación en la estructura de la nueva fragata.
 
La contraposición de un sistema estadounidense y otro europeo generó otro debate de fondo que dejó a un lado las características técnicas de los sistemas para entrar en el terreno de las capacidades industriales y las relaciones comerciales-estratégicas. 
 
En este contexto, la decisión de España de optar por el ESSM refuerza el nexo histórico entre las armadas española y estadounidense, en un momento en el que Europa parece apostar de forma decidida por la inversión en sistemas de armas propios que, precisamente, reduzcan la dependencia de EEUU en el ámbito de la defensa y la seguridad.
 
Fuentes de la industria consultadas por Infodefensa.com, aunque no valoran la elección final, si recuerdan que ante el nuevo escenario que plantea la Comisión Europea el desarrollo a nivel nacional de capacidades estratégicas de interés para la Defensa y el impulso de proyectos industriales soberanos serán dos factores decisivos para la definición de consorcios europeos. Unas estructuras empresariales que establecerán a su vez dos tipos de países clientes: los que participan en los programas y los que son solo compradores.
 

Defensa aérea

 

 
La defensa aérea es una capacidad crítica en la F-110. La propia Armada explica la importancia de este sistema en un artículo publicado en la Revista General de Marina. "La F-110 contribuirá a la defensa aérea de un grupo de combate, de una zona geográfica y de las líneas de comunicación marítimas como los corredores del tráfico mercante en el estrecho de Gibraltar o del golfo de Adén. Es decir, tendrá capacidad de defensa de área", detalla en la publicación el capitán de navío Juan González-Aller.
 
El futuro buque de la Armada además estará especialmente preparado para "proporcionar defensa aérea en el litoral a una fuerza avanzada o MCM, escoltar un convoy y asegurar su autodefensa y la de las unidades valiosas, unidades que, en muchos casos, no cuenta con sistemas de autodefensa suficientes". Por todo ello, el comandante destaca que “para poder cumplir estos cometidos en un escenario complejo como es el del litoral, el diseño del sistema AAW es crítico".
 
 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje