menú responsive
ESPAÑA | Armada
-/5 | 0 votos

Contrato de las corbetas

Una delegación saudí se reúne con Navantia en España

Vista aérea del astillero de San Fernando. Foto: Ayuntamiento de Cádiz

Vista aérea del astillero de San Fernando. Foto: Ayuntamiento de Cádiz

25/10/2018 | Madrid

El contrato de las corbetas para Arabia Saudí sigue su curso en medio del acalorado debate político sobre las relaciones comerciales en el área de Defensa entre España y el Gobierno de Riad. Este miércoles, una delegación encabezada por el almirante jefe de la Real Armada saudí, Fahd bin Abdulah al Gifaili, visitó el astillero de Navantia en San Fernando y la sede central de la compañía en Madrid.

La comitiva del país de Oriente Próximo recorrió las instalaciones gaditanas, en las que la empresa estatal construirá los cinco buques contratados, y mantuvo una reunión de trabajo con directivos de la firma española para continuar con los trámites previos al inicio de los trabajos. De acuerdo con el calendario del programa, en enero tendrá lugar el corte de chapa del primer buque con el que echará andar de forma oficial el proyecto.

Esta visita además tiene un efecto tranquilizador entre los trabajadores de las factorías de la bahía de Cádiz, que estaban pendientes del anuncio de nuevas reuniones entre las partes para avanzar en los detalles del contrato. El encuentro también contribuye a despejar las dudas sobre el futuro del acuerdo.

Unas dudas que reaparecieron después de que la muerte del periodista Jamal Kashoggi, en el consulado de Arabia Saudí en Estambul, pusiera de nuevo sobre la mesa la revisión de las exportaciones de armamento. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció también ayer miércoles que España no suspenderá la venta de material de Defensa al país del Golfo, a pesar de "la gravedad" del caso. De esta forma, el Gobierno español se desvinculó de las decisiones tomadas por otros países europeos como Alemania. 

Sánchez en una intervención en el Congreso de los Diputados apeló a "la responsabilidad" y afirmó que el Ejecutivo socialista ofrecerá "certidumbre" a los compromisos españoles en el ámbito comercial, lo que incluye también los contratos ya firmados con el reino saudí.

Venta de bombas de precisión

 

No es la primera vez que el temor a la paralización del contrato de las corbetas planea sobre los astilleros de Navantia. A principios de septiembre, el ministerio de Defensa anunció la suspensión de un contrato con Arabia Saudí para la venta de 400 bombas de precisión. 

El anuncio provocó las protestas de los trabajadores de la empresa ante las posibles represalias del Gobierno de Riad. Después de dos semanas de crisis y contactos diplomáticos, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, comunicó que el acuerdo seguía adelante tras comprobar el Gobierno que no existían motivos para la cancelación. El propio Sánchez en una entrevista explicó que, en este caso, priorizó mantener las relaciones comerciales y garantizar los puestos de trabajo en la bahía de Cádiz.

El contrato de los cinco buques está valorado en 1.800 millones de euros y dará trabajo a todos los centros productivos de Navantia en España. En total, la compañía prevé ocupar a 6.000 trabajadores directos e indirectos durante los próximos cinco años.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje