menú responsive
OPINIÓN
-/5 | 0 votos

Firma Invitada

Francisco Javier Varela Salas

El general de Ejército Varela Salas es jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra (Jeme).


Ejército de Tierra español: objetivo 2035

01/12/2018 | Madrid

Sirvan mis primeras palabras para agradecer a la dirección de esta prestigiosa publicación la oportunidad que ha brindado al Ejército de Tierra de poder presentar nuestro ambicioso proyecto de transformación, que situamos en el horizonte 2035.

Dicho proceso está incardinado en el marco de lo que el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad) establece en su Directiva de Planeamiento Militar y sujeto a la necesidad de adaptarnos al nuevo entorno donde se desarrollan las operaciones militares.

Desde que asumí el mando del Ejército de Tierra, he señalado en numerosas ocasiones la importancia de trabajar para optimizar las estructuras de la organización y dotarlas de recursos tecnológicos avanzados que nos permitan hacer frente a los retos futuros. Como aspectos fundamentales del proyecto situamos la investigación, la experimentación y la innovación. Sobre estos tres ejes se deben constituir los pilares que permitan contar con una organización resiliente y flexible, que pueda hacer frente con garantías de éxito a la complejidad del entorno operativo futuro. Y para materializar esta idea, es imprescindible contar con el adecuado respaldo presupuestario con un horizonte lo más estable posible.

El Ejército de Tierra ha desarrollado un enorme esfuerzo de prospectiva, ahondando en las dimensiones económica, demográfica, social, tecnológica y, por supuesto, de seguridad. Podemos afirmar que nos dirigimos hacia un escenario marcado por la incertidumbre y la omnipresencia de la información, y que será, desde el punto de vista de la seguridad, extraor­dinariamente complejo e inestable. Los adversarios a los que tengamos que enfrentarnos tendrán una gran capacidad de adaptación para incorporar rápidamente las nuevas tecnologías, y tratarán de evitar nuestras fortalezas convencionales, buscando la asimetría. A las tradicionales dimensiones físicas del espacio de batalla, se unirán de forma decisiva las nuevas dimen­siones cognitiva y ciberespacial.

En este nuevo paradigma, las fuerzas terrestres serán aún más decisivas si cabe, pero tendrán que transformarse con espíritu anticipador, no reactivo, para ser un elemento resolutivo y eficaz en la solución. Deberán reaccionar más rápido, ser más modulares, tecnológicas, autónomas e interoperables.

A la hora de abordar el proceso para materializar la fuerza del futuro, resulta absolutamente imprescindible crear sinergias con el tejido empresarial. El Ejército de Tierra ha optado de forma decidida por acercarse al sector tecnológico e industrial nacional para explicarles cual es la tecnología que necesitamos para po­der construir la fuerza del futuro. Además, hemos po­dido recibir información directa de nuestras empresas sobre cuál es la tecnología de que disponen o pueden conseguir para poder iniciar la experimentación.

En este entorno, caracterizado no solo por los profundos cambios, sino por la enorme velocidad con la que se producen, el Ejército de Tierra debe cambiar la for­ma de concebir la adquisición de nuevas capacidades y pasar de un modelo de dotación de materiales a un nuevo modelo de adquisición global de sistemas. Para este nuevo paradigma, contamos con el imprescindible impulso de la Dirección General de Armamento y Material del Ministerio de Defensa (DGAM).

La unidad de referencia para el Ejército de Tierra si­gue siendo la brigada, que, en este nuevo entorno, deberá reunir las capacidades necesarias para poder anticiparse y sorprender al adversario, sea cual sea el espectro del conflicto. Las nuevas brigadas habrán de estar estructuradas, organizadas y adiestradas desde tiempo de paz lo más próximo a como se organiza­rán en combate. Es decir, tendrán que ser sistemas integrales para el combate, capaces de operar y ma­niobrar en los nuevos ámbitos de las operaciones (ci­berespacial y cognitivo); deben ser capaces de intero­perar con la Fuerza Conjunta, con las fuerzas aliadas y con otros actores de distinta naturaleza.

Para poder acometer de forma decidida el impulso transformador, se hace necesario experimentar estos nuevos conceptos. De ahí que el siguiente hito que nos marcamos sea concentrar los principales materia­les, no solo las plataformas 8x8, sino los cinco demos­tradores y la tecnología asociada a ellos, en la Briga­da ‘Rey Alfonso XIII’ II de La Legión en Almería. Esto nos permitirá poner en marcha el nuevo concepto de brigada e ir extrayendo lecciones aprendidas que guiarán la fase experimentación, que se prolongará durante el año 2019.

Esta aproximación sistemática, basada en los tres ejes mencionados de investigación-experimentación-inno­vación, con el imprescindible apoyo presupuestario, permitirá sentar las bases para disponer en el horizon­te 2035 de unas fuerzas terrestres, tecnológicamente avanzadas, con la potencia de combate adecuada y sin perder el efecto de masa. Y que seguirán siendo el elemento decisivo en la resolución de los conflictos armados.

Por último, no quisiera concluir sin trasladar al lector que, a pesar de los necesarios cambios que estamos abordando, el centro de gravedad del Ejército de Tierra seguirá siendo el combatiente. Nos deberemos esforzar en mantener un permanente equilibrio entre el factor humano y la rapidez de incorporación de las tecnolo­gías emergentes. Las máquinas desplazarán a los hu­manos en ciertas funciones, pero no los sustituirán. Será esencial maximizar los recursos humanos de las fuerzas terrestres, captar y retener el talento e implantar una nueva forma de mandar, haciendo crecer al líder.

 

El texto aquí reproducido ha sido elaborado por el jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (Jeme), el general de Ejército Francisco Javier Varela Salas, para la publicación ‘Ejército de Tierra español: objetivo 2035’, de la línea editorial ‘Perfiles IDS’. El documento completo está disponible en el siguiente enlace:

 

 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje