menú responsive
ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

Reportaje Infodefensa

Indra estará en todos los nuevos programas de Defensa españoles

Maqueta de la fragata F-110 en Euronaval. Foto: Infodefensa.com

Maqueta de la fragata F-110 en Euronaval. Foto: Infodefensa.com

09/01/2019 | Madrid

B. Carrasco

La multinacional española Indra jugará un papel relevante en todos los nuevos programas de modernización de las Fuerzas Armadas aprobados durante el año pasado por el Ministerio de Defensa. En los dos grandes proyectos, la fragata F-110 y VCR 8x8 Dragón, es una de las principales empresas involucradas, mientras que en la actualización del Eurofighter, el segundo lote del NH90 o los nuevos CH-47F Chinook suministra sistemas y sensores de última generación.

De esta forma, las futuras plataformas aéreas, terrestres y marítimas, muy diferentes entre sí, tanto en el diseño como en las misiones que desempeñan, contarán con un denominador común; los sistemas de defensa, electrópticos, guerra electrónica o radares de Indra.

Desde la empresa ponen en valor esta presencia en los programas. "Indra es uno de los socios con mayor protagonismo en la ambiciosa tarea de dotar a nuestros soldados de una superioridad tecnológica imprescindible para operar en los escenarios más complejos y exigentes del planeta, con la máxima eficacia y seguridad, y coordinándose con los ejércitos más avanzados", subrayó un portavoz de la firma a Infodefensa.com.

Mástil integrado de la F-110

 

En la fragata F-110, la participación de Indra gira en torno al desarrollo de un mástil integrado, a partir de sensores basados en la tecnología de arrays planos, que reunirá cinco nuevos sistemas: el radar Prisma 25X, el radar en banda S, el sistema de defensa electrónica en banda radar, el sistema de defensa electrónica en banda comunicaciones y el sistema electroóptico infrarrojo de detección y seguimiento IRST.

El radar Prisma 25X de estado sólido multifunción tendrá la capacidad de simultanear la operación de vigilancia con el seguimiento de blancos de interés y la exploración de superficie de manera automática. Dispondrá además de tecnología de vanguardia con cuatro antenas AESA con más de 600 módulos transmisores, que aportan potencia y fiabilidad.

La defensa electrónica en banda radar estará basada en antenas planas, en una arquitectura digital y en el empleo de algoritmos diseñados para la recogida masiva de datos, así como el uso de técnicas de inteligencia artificial. Mientras en banda comunicaciones, el sistema aumenta las prestaciones para detectar no sólo los emisores tradicionales sino también DSSS (Direct Sequence Spread Spectrum).

Por su parte, el sistema IRST, desarrollado junto con Tecnobit, con su capacidad multiespectral y de vigilancia simultánea en los 360 grados(, reúne en un único equipo dos funcionalidades (la de corto y largo alcance) usualmente encomendadas a dispositivos diferentes no conectados entre sí. A esto hay que sumar mejoras en el sistema IFF amigo enemigo, el terminal para comunicaciones satelitales, el sistema de distribución de datos de navegación y las comunicaciones Link 16.

Radar banda S

 

Pero el sistema probablemente más novedoso será el radar en banda S, en el que Indra trabajan desde hace una década con la norteamericana Lockheed Martin. La española aporta, en este caso, su tecnología electrónica para antenas activas radar.

Su función principal será apoyar el control de la situación aérea, desempeñando un papel fundamental en el segmento AAW (guerra antiaérea) y proporcionando el seguimiento de objetos aéreos de todo tipo en ambientes de ruido y contramedidas. En el apartado técnico, es un radar de largo alcance que opera en banda S, sin partes móviles, en el que los numerosos elementos de antena (tiles) son agrupados en cuatro facetas, con una capacidad de proceso mayor de la requerida para buques de las características de la F-110.

Durante un despliegue, el radar efectuará de forma simultánea y coordinada las funciones que realizan en condiciones normales varios radares con la capacidad de aplicar parámetros de operación diferenciados, lo que permite desempeñar varias misiones a la vez.  

Sistema de misión del VCR 8x8

 

En tierra, Indra lidera con Santa Bárbara Sistemas y Sapa el programa VCR 8x8 Dragón. Suministra una amplia gama de sistemas: electrónicos, infrarrojos, visión perimetral, dirección de tiro, sistema de gestión de combate, protección electrónica y gestión de comunicaciones. Sin embargo, el principal desafío de la multinacional es la integración de todos estos equipos en un nuevo sistema de misión con una gran capacidad de procesado de datos y almacenamiento.

Este sistema, que aglutinará todos los subsistemas del vehículo, tendrá un concepto de arquitectura abierta y modular que permitirá su actualización e incorporará nuevas capacidades de forma sencilla a lo largo de su ciclo de vida. "En estos momentos no hay en nuestro Ejército de Tierra ningún programa que tenga un concep­to digital tan avanzado como el del VCR 8x8", destaca la empresa.

Modernización del Eurofighter

 

Dando el salto a los sistemas de armas aéreos, la empresa dentro del programa Eurofighter participará en la evolución de los principales sensores del avión: el nuevo radar de barrido electrónico (Escan) y en la modernización del sistema de autoprotección (DASS).

También trabaja en la evolución e incorporación de capacidades adicionales a la flota como el data link de comunicaciones tácticas (Mids Bu2) o la integración del pod de designación laser de última generación y en la actualización del Simulador de Vuelo de la Plataforma (PSTS).

NH90, CH 47F y satélites

 

El Gobierno también puso en marcha el año pasado otros tres programas: la modernización de los helicópteros Chinook; el segundo lote de los helicópteros NH90 de Airbus y la renovación de los satélites de comunicaciones militares.

En el NH90, por ejemplo, Indra está involucrada en el sistema de planeamiento de misión; la suite de guerra electrónica, incluido su sistema Dircm; los bancos de mantenimiento; y los simuladores. Estos últimos estarán instalados en la base de helicópteros de las Fuerzas Aeromóviles (Famet), ubicada en Agoncillo (La Rioja), e integrados en la red HLA, que permite la interacción entre distintos simuladores de diferentes tipos de helicópteros, situados en varias bases.

"Todo ello representa un alto grado de cooperación con el fabricante de la plataforma Airbus, que facilitará una posición importante en la comunidad europea e internacional de usuarios de este helicóptero", resalta la firma española.

En el programa de Boeing para la actualización de los 17 Chinook a la versión CH-47F, la compañía forma parte de las empresas españolas que se beneficiarán del acuerdo cerrado entre la firma estadounidense y el Ministerio de Defensa para incluir en el proyecto a la industria nacional. Al igual que en el NH90, Indra aportará el sistema de planeamiento de misión, que integra también la función logística; la suite de guerra electrónica con su Dircm; y los simuladores.

Por último, está trabajando en equipos para la nueva generación de satélites de comunicaciones militares Spainsat NG. En concreto, aporta sus capacidades propias para el diseño y desarrollo de los amplificadores de potencia de los satélites y cuenta además con salas limpias e instalaciones para la fabricación y pruebas.

 

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje