menú responsive
ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

Airbus cuestiona la decisión de Gobierno

Indra liderará la participación española en el FCAS

Firma en París del acuerdo marco entre España, Francia y Alemania. Foto: Ministerio de Defensa

Firma en París del acuerdo marco entre España, Francia y Alemania. Foto: Ministerio de Defensa

05/09/2019 | Madrid

El Gobierno en funciones ha nominado a la multinacional tecnológica Indra para coordinar la participación de la industria española en el programa europeo de defensa FCAS (Future Combat Air System). Ante esta decisión, Airbus España ha emitido un comunicado en el que resalta que "solo Airbus tiene la escala, las capacidades y la experiencia para representar de mejor manera los intereses industriales de España".

El FCAS es el mayor proyecto europeo hasta el momento y el más ambicioso en términos de desarrollo tecnológico. Indra destaca en una nota que será clave para España "en clave de soberanía, desarrollo tecnológico e industrial y creación de empleo de alta cualificación".

La compañía presidida por Fernando Abril-Martorell explica que trabajará junto a los líderes industriales designados a su vez por Francia y Alemania, Dassault y Airbus, respectivamente. "La elección es un reconocimiento de las capacidades de Indra en sistemas de Defensa, su experiencia en programas internacionales y su idoneidad para coordinar y ejercer de elemento tractor de la industria española", añade.

Asimismo, asegura que actuará en estrecha colaboración con el Ministerio de Defensa y en el marco del plan de desarrollo industrial asociado al programa para que "la industria española alcance el máximo nivel de participación en éste y para facilitar su acceso a las oportunidades de generación de conocimiento, desarrollo de negocio y de capacidad exportadora, creación de tecnologías utilizables también en el ámbito civil y generación de empleo de alto valor".

Indra también expone que el FCAS generará altas dosis de conocimiento y valor añadido para las empresas españolas y les proporcionará la oportunidad de desarrollar productos exportables más allá del programa. La designación como coordinador nacional -continúa- supone un importante impulso, que fortalece su credibilidad y mejora su capacidad competitiva y de acceso a grandes programas internacionales.

Y concluye: "A medio y largo plazo los desarrollos tecnológicos de primer nivel que incluye el programa fortalecerán su capacidad de desarrollo futuro de las tecnologías en las que hoy ya es líder en España y Europa, asegurándose el mantenimiento de ese liderazgo en los próximos 20 años. Con ello, aumenta su capacidad de generación de ingresos vía exportación y sus posibilidades de atracción y retención del mejor capital humano.

Airbus, cuestiona la decisión

 

La apuesta del Ministerio de Defensa español por Indra no ha sentado nada bien en Airbus España. Desde la compañía señalan que "estamos sorprendidos por la elección realizada por España para el coordinador nacional en el programa FCAS y lamentamos que, a pesar de su probado historial, no hayamos podido ganar la confianza del Ministerio de Defensa español para administrar este programa en el mejor interés de España".

La empresa destaca que "solo Airbus tiene la escala, las capacidades y la experiencia para representar de mejor manera los intereses industriales de España y trabajar en igualdad de condiciones con los coordinadores nacionales franceses y alemanes, y esta decisión puede afectar a la influencia industrial y participación de España en el programa aeroespacial y de defensa más grande de la historia de Europa".

"Ninguna otra empresa en España tiene los conocimientos técnicos para poder desarrollar la participación de España en el avión y en el área de la nube de combate", resalta. Además, recuerda el origen de la compañía: "Airbus se ha creado en torno a la voluntad y ambición política e industrial conjunta de España, Francia, Alemania y el Reino Unido para desarrollar una industria aeroespacial y de defensa líder en el mundo, y esta decisión muestra que España ya no considera a Airbus como el líder para su participación en programas de colaboración europea".

Por último, Airbus advierte que la decisión de España podría socavar "décadas de crecimiento e inversión de Airbus en la industria, la tecnología y la cadena de suministro españolas, aunque al final rebaja la tensión al afirmar que "Airbus continúa representando y apoyando los mejores intereses de España hoy y en el futuro".

Por su parte, Indra defiende que en la actualidad participa en nueve consorcios del EDIDP (European Defence Industrial Development Programme) y actúa como coordinador en tres de los cinco liderados por España, entre otros el programa Pesco para el mando y control estratégico. La firma española sostiene que "su producto tecnológico (radares, defensa electrónica, mando y control, sistemas de misión, etc.), tiene un alto reconocimiento en la industria de Defensa, así como su capacidad para abordar proyectos complejos en todo el mundo. Además, participa en programas internacionales tanto europeos como el EFA, A400M, NH90, Meteor o Essor, como no europeos y del entorno de la OTAN como el ESSM, Fleps, ACCS y muchos otros".

Acuerdo en París

 

España formalizó el pasado mes de junio su entrada en este proyecto mediante la firma de un acuerdo marco con Francia y Alemania, impulsores de la iniciativa, en el salón aeronáutico París Air Show. Tras la elección, tres empresas distintas coordinarán la estructura industrial en cada país; Indra, en España; Dassault, en Francia; y Airbus, en Alemania.

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes una inversión de 110 millones de euros para la participación del Ministerio de Defensa en un programa que desarrollará, entre otros sistemas, un avión de combate europeo de última generación. Como adelantó Infodefensa.com, este acuerdo permite el desbloqueo de los fondos necesarios para que España forme parte de la primera fase que consta de dos etapas un estudio conceptual, que concluirá a finales de 2020, y la puesta en marcha de la fase de demostradores, que tendrán lugar entre este año y el que viene.  

La inversión aprobada se suma a otros 220 millones comprometidos ya por Francia y Alemania. En total, los tres países podrán sobre la mesa 330 millones a parte iguales. Los fondos aprobados por el Ejecutivo español se reparten de la siguiente forma: 10 millones en 2019; 60 millones en 2020; 20 millones en 2021 y otros 20 millones en 2022.

 

 

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje