menú responsive
ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

Sparrow FSS

Escribano desarrolla una cámara térmica que detecta personas con fiebre

Imagen captada por la cámara Sparrow. Foto: Escribano

Imagen captada por la cámara Sparrow. Foto: Escribano

20/04/2020 | Madrid

B. Carrasco

La compañía madrileña Escribano Mechanical & Engineering ha desarrollado una cámara térmica, bautizada como Sparrow FSS (Fever Screening System), que mide a distancia la temperatura corporal e identifica con precisión a aquellas personas que tienen fiebre. Este sistema, más seguro en crisis sanitarias que el tradicional termómetro, ya ha sido utilizado por la Unidad Militar de Emergencias (UME) para detectar temperaturas corporales anormales en afectados por el coronavirus.  

La empresa, con sede en Alcalá de Henares, explica a Infodefensa.com que su departamento de Ingeniería, formado por un equipo de cien trabajadores, ha diseñado un algoritmo que permite configurar la cámara para identificar una temperatura específica y asignar un rango de colores para su fácil identificación. En esta crisis del Covid-19, Escribano también trabaja, junto con Hersill, en un proyecto impulsado por los ministerios de Industria y Sanidad para la fabricación de 5.000 ventiladores pulmonares.

La cámara Sparrow, detalla la compañía, es un sistema electroóptico rugerizado y portátil, de despliegue rápido y fácil instalación que funciona en cualquier entorno, sin influir la distancia en sus funciones. El sistema pone el foco, en el lagrimal del ojo, una de las partes del cuerpo que presenta una temperatura más fiable respecto a la temperatura interna que puede tener el cuerpo humano.   

Entrando en detalle, el sistema actúa en el rango de temperatura del cuerpo humano de 32º a 40º, integra un detector de tercera generación de onda media de infrarrojas e incluye la calibración del cuerpo negro, dando la máxima precisión < 0,4º  -sin necesidad de calibración con un ‘black body’-, una alta estabilidad < 0,1º y gran resolución (640 x 512 x 15µm). La distancia de detección es superior a los 20 kilómetros y el área de confirmación de temperatura media es de un radio de diez metros.  

La imagen tiene escala de gris y escala de color. La cámara además permite configurar el valor umbral de temperatura a partir del cual asignar y representar un color. “Es un sistema muy útil para identificar a aquellos que sufren de fiebre sistémica ocasionada por el Covid-19 u otras afecciones como ébola, gripe común, SARS…”, detalla la compañía. 

El sistema, entre las ventajas, no provoca la interrupción del movimiento, pudiendo instalarse en zonas con un gran flujo de personas como edificios, aeropuertos, estaciones de tren o estadios deportivos. Los individuos que entran en el campo de visión de la cámara son analizados de forma simultánea. Desde Escribano señalan que la UME ha valorado de forma positiva el sistema, puesto que evita el uso de termómetro. Esta cámara, añade, ha sido ofrecido también a las Fuerzas Armadas, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y a las autoridades 

Tecnología aplicable a otras cámaras 

 

El sistema ha sido desarrollado y probado en menos dos semanas, a partir de la experiencia de la empresa en la tecnología de infrarrojos. La firma madrileña incorporará a partir de ahora por defecto a su catálogo de cámaras (Oteos, Seoven...) y estaciones de armas (Guardian y Sentinel) esta tecnología de doble uso, aplicable además a otras áreas como la detección de incendios o la geolocalización de náufragos -puntos calientes- en la mar.  

En este último caso, Escribano trabaja desde hace meses en el sistema Albatross, en colaboración con Salvamento Marítimo, para incrementar la capacidad de detección en la mar en condiciones adversas.  

Funcionamiento del sistema 

 

La compañía especifica que “en el sistema FSS, la cámara pasa de operar de un modo relativo a un modo absoluto, en el que se asignan colores a objetos. El funcionamiento en modo relativo es el funcionamiento normal de las cámaras térmicas, donde se representan diferencias de temperatura, pero sin conocer cuál es la temperatura de lo que se está viendo”. 

Aunque existen sistemas similares en el mercado, Escribano expone “lo que se está ofreciendo y viendo en tv y redes son cámaras no refrigeradas de infrarrojos en onda larga (LWIR), son cámaras que necesitan un ‘black body’ para calibrarse cada cierto tiempo y solo funcionan a una distancia determinada y con condiciones muy específicas como el flujo del aire”. Y agrega: “Hasta la fecha nuestras cámaras medían las diferencias de temperatura y esa diferencia se representa en esa imagen y ahora la imagen que se representa es una temperatura específica”.

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje