menú responsive
ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

La compañía reparte EPI y hará controles de temperatura

Navantia inicia la desescalada en sus centros de Ferrol y Cádiz


Navantia retoma la actividad de forma escalonada en los centros de Ferrol y Cádiz


20/04/2020 | Madrid

La actividad regresa de forma progresiva a los centros de producción de Navantia. Alrededor de 60 trabajadores de compañías auxiliares eléctricas retoman este lunes el trabajo en la planta de Ferrol. Estos empleados, de las empresas Electrorayma, Pine y Norinver, se dedicarán por turnos a las obras de construcción de los dos buques AOR para la Marina australiana, según recoge Europa Press.

También acudirán a sus puestos de trabajo personal de otras compañías -Gababi y Kaefer- y de la propia Navantia para supervisar el estado de los buques y sistemas y revisar andamios, así como vigilar el cumplimiento de la distancia entre personas. De forma paralela, continuará el encargo para una central nuclear en la Fábrica de Turbinas, con unos diez operarios de Navantia y otros tres contratados por el cliente.

Por su parte, en el astillero de Fene, entrarán todas las mañanas unos 60 empleados de Windar, Nervión y Neosic, y, por la tarde, el número será más reducido, unos 45 trabajadores. Las actuaciones tienen que ver con la eólica marina con la empresa española Cobra y el proyecto Kincardine.

La sección sindical de CCOO en Navantia Ferrol, mayoritaria en este centro, se ha mostrado a favor de la vuelta a la actividad y ha asegurado en un comunicado que "podemos transmitir tranquilidad a la clase trabajadora con el protocolo consensuado", al estimar -añade- que "supera todas las medidas preventivas sanitarias y define cómo y cúando se va a aplicar a las plantillas".

Mientras, en Cádiz, este lunes además se prevé retomar los trabajos de mantenimiento en la fragata Navarra de la Armada española y, desde la semana pasada, el centro de la constructora naval en la base naval de Rota está de nuevo activo.

Protocolo de actuación

 

La compañía pública ha desarrollado un protocolo para la vuelta a la actividad en sus centros de producción con la máxima garantía de seguridad para sus trabajadores. Entre las medidas, destaca el reparto de Equipos de Protección Individual (EPI) entre los empleados de los astilleros, salidas y entradas escalonadas de los centros, señales y dispositivos para garantizar la distancia de dos metros, y controles de temperatura en los accesos.

"Navantia pone en marcha la recuperación de la actividad en sus centros, priorizando la garantía de seguridad y salud laboral, tanto para la plantilla como para las industrias colaboradoras, tal y como lo había hecho desde el inicio de la crisis Covid-19", detalla la empresa.

Este protocolo, añade, "sirve como punto de partida para afrontar los cambios que se pudieran producir en los diferentes escenarios, los cuales serán sometidos a consulta en el comité intercentros, y en el caso de que hubiese que añadir alguna medida concreta en un centro de trabajo, se debatirá en los comités centrales de Seguridad, Salud Laboral y Medio Ambiente de cada centro y se trasladará al comité de seguimiento".

La compañía mantiene el teletrabajo para aquellas áreas en las que las funciones y los recursos técnicos lo permitan. Además, continúan suspendidas las actividades de formación y se desaconsejan los viajes. En los casos donde la asistencia sea necesaria, Navantia garantizará "a todos los trabajadores los Equipos de Protección Individual (EPIs) y les informará sobre su uso adecuado y responsable".

Entradas y salidas escalonadas

 

Los comités de emergencia de cada centro organizarán la entradas y salidas, que serán escalonadas en franjas horarias para evitar aglomeraciones, a lo que se sumarán las señalizaciones y dispositivos necesarios para garantizar la distancia de 2 metros entre personas.

También se efectuará un control de la temperatura corporal en todos los accesos a las instalaciones, y. además, "en el transporte colectivo se mantendrá la misma distancia de seguridad, para lo que se garantiza un número suficiente de autobuses, a la vez que unas estrictas medidas de limpieza y desinfección".

En cuanto a la limpieza diaria y desinfección de los puestos de trabajo y zonas comunes, se producirá después de cada turno de trabajo, en teclados, pantallas táctiles, ratones, pomos de puertas, interruptores, barandillas, máquinas de vending, talleres, inodoros, vestuarios… También, se favorecerán las prácticas de autolimpieza de los equipos, tanto personales como compartidos.

El uso de espacios comunes, detalla Navantia, estará controlado "por señalizaciones en el suelo marcando las distancias de seguridad, y los vestuarios contarán con un acceso organizado, una ventilación adecuada y la presencia fija del personal de limpieza durante los horarios de entrada y salida, con el fin de garantizar una correcta desinfección".

Asimismo, Navantia determinará "un listado de trabajadores especialmente sensibles, en función de la información sobre patologías y condiciones de salud que aportan las autoridades sanitarias, y les garantizará el trabajo remoto siempre que sea posible, una adaptación de su puesto si esto no fuera posible, o una incapacidad temporal si la patología lo requiere".

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje