menú responsive
ESPAÑA | Tierra
-/5 | 0 votos

Nuevas vías de obtención: procedimiento de emergencia

El MALE rediseña las prioridades en los procesos de adquisición por el coronavirus


El MALE se adapta durante la pandemia para dotar de recursos a los militares del Ejército de Tierra


27/04/2020 | Madrid

El Mando de Apoyo Logístico del Ejército (MALE) ha tenido que adaptarse durante la operación Balmis para dotar y sostener a los militares del Ejército de Tierra que participan en la misma. El jefe de este mando, el teniente general Ramón Pardo de Santayana, explica en una carta que para hacer frente al coronavirus “ha sido necesario rediseñar las prioridades en los procesos de adquisición, contratación, estimación de necesidades, integración de las actividades de gestión logística y apoyo de ingeniería”.  

En el área de adquisiciones, el general detalla que, desde el inicio de la operación, el Ejército buscó nuevas fuentes de obtención de los recursos necesarios. Durante la segunda semana, por ejemplo, se tramitaron expediente mediante el procedimiento de emergencia, adquiriendo “con agilidad grandes cantidades de recursos, tanto de la industria nacional como del complejo mercado internacional”. De forma complementaria, se recibieron además importantes donaciones del mundo empresarial, financiero y de la sociedad civil.  

El propio Jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME), general de ejército Francisco Javier Varela, ha identificado la capacidad logística, como uno de los cinco pilares de la aportación del Ejército de Tierra a la lucha contra el coronavirus, junto con la organización jerárquica, la capacidad de planeamiento, el despliegue territorial y la voluntad de servicio.  

“El Ejército se prepara para la misión más difícil que siempre es la guerra convencional, pero ha demostrado ser capaz de adaptarse para apoyar otro tipo de crisis, como esta pandemia, para hacer todo lo posible en beneficio de los ciudadanos”, subraya Pardo de Santayana. 

En esta operación, apunta, además, ha sido necesario proporcionar recursos, “muy específicos no disponibles -que han exigido nuevas vías de obtención- y, por otro, por el apoyo a una nueva estructura de fuerza -Mando Componente Terrestre (MCT)- de composición variable y que afecta a la totalidad de las unidades del Ejército”. 

Centralización de la adquisición 

 

El general señala que el operativo sin precedentes puesto en marcha para frenar la expansión del Covid-19 ha dejado una serie de lecciones que deben ser aprovechadas. Por lado, afirma que se ha puesto de manifiesto la necesidad de un Mando Componente de Apoyo Logístico (MCAL), asumido por el MALE, y la importancia de una integración logística común en la obtención, almacenamiento y distribución de recursos. 

Por otro lado, asegura que la centralización de la adquisición en la Dirección de Adquisiciones del MALE se ha demostrado como una herramienta útil y eficaz. Y resalta: “Ha demostrado ser capaz de ampliar, en cuestión de días y en circunstancias convulsas, el alcance de su actividad en cuanto al volumen de recursos adquiridos, la amplitud del mercado internacional y el apoyo a otros organismos”. 

“Durante la operación Balmis, el MALE ha demostrado ser flexible y también ha tratado de anticiparse siempre, en la medida de lo posible. Sin embargo, no conseguiremos una verdadera adaptación si no somos lo suficientemente ágiles para poner en práctica en el futuro las lecciones aprendidas”, concluye.  

 

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje