menú responsive
ESPAÑA | Seguridad
-/5 | 0 votos

43 Grupo de Fuerza Aéreas

El Ejército del Aire movilizará 11 apagafuegos en la campaña estival contra los incendios

Foto: Ejército del Aire

Foto: Ejército del Aire

23/06/2020 | Madrid

El 43 Grupo de Fuerzas Aéreas del Ejército del Aire español mantendrá durante los meses de verano 11 de sus 18 apagafuegos Canadiar CL-215T y Bombardier CL-425 listos para colaborar en la extinción de incendios forestales.

Estos aviones, con capacidad para descargar 5.500 litros de agua, estarán desplegados en los aeropuertos o bases aéreas de Badajoz, La Coruña, Málaga, Mallorca, Salamanca, Torrejón de Ardoz -sede del 43 Grupo- y Zaragoza. El resto de la flota quedará en el hangar y podrá utilizarse en el caso de que alguno de los aparatos asignado tenga que pasar por el taller.

El despliegue de los conocidos como 'botijos' se formalizó la semana pasada a través de un convenio entre los ministerios de Defensa y Transición Ecológica, que cumple 45 años. El Ejército del Aire además garantizará el despliegue de parte de sus efectivos en sus bases secundarias, al margen de las operaciones coordinadas desde su base principal, en Torrejón.

Junto con los 11 aviones disponibles en el verano, durante la campaña de invierno la Fuerza Aérea mantendrá dos aviones en reserva, que podrán incrementarse hasta un máximo de cinco en un plazo de diez días. Asimismo, para atender los servicios fuera de campaña, el 43 Grupo pondrá en estado de alerta, de orto a ocaso, dos aviones en situación de reacción inmediata y con un tiempo máximo para el despegue de una hora.

El convenio recoge también que “si el riesgo de incendios forestales aumentase en una zona determinada, fuera de las épocas denominadas campaña estival e invernal, también se podrán desplegar parte de los aviones en bases secundarias de operaciones que den cobertura a dicha zona”.

El 43 Grupo cuenta con 14 aviones CL-215T y cuatro aviones CL-415, cuya misión principal es colaborar con la extinción de incendios forestales y participar en el apoyo de las misiones del Servicio de Búsqueda y Salvamento (SAR).

La flota está adscrita orgánica y operativamente al Ministerio de Defensa. El Ejército del Aire es responsable del mantenimiento y la operación, mientras que la UME asume la dirección operativa en aquellos incendios declarados de interés general. Funcionalmente dependen del Ministerio de Transición Ecológica, que decidirá su utilización.

1.300 horas de vuelo y 3.482 descargas

 

Durante el pasado año, esta unidad participó en la extinción de 433 incendios, superando las 1.300 horas de vuelo y 3842 descargas de agua. Las operaciones del 43 Grupo fueron fundamentales en la extinción de grandes incendios forestales que tuvieron lugar el verano pasado como en Tarragona, La Granja (Segovia), y Gran Canaria.

De igual modo, ha prestado apoyo a Grecia en la primera y única misión de activación del sistema de emergencias Resceu de la Unión Europea, al que España pertenece oficialmente desde este año.

Casi 3.000 efectivos de la UME

 

La Unidad Militar de Emergencias, por su parte, aportará 1.400 efectivos en intervenciones de ataque directo al fuego y otros 1.500 en funciones de apoyo logístico, junto a los correspondientes medios materiales, tanto terrestres como aéreos. Su activación tiene lugar por el Ministerio del Interior, a solicitud de las comunidades autónomas.

La UME reparte sus efectivos en los cinco Batallones de Intervención a la Emergencia (BIEM) situados en Madrid, Sevilla, Valencia, Zaragoza y León, además de en los destacamentos fijos y semifijos ubicados en Figueirido (Pontevedra), Cáceres, Sa Coma (Ibiza), Jaime II (Palma de Mallorca), San Isidro (Mahón-Menorca) y Armilla (Granada).

Otros medios aéreos

 

En la campaña contra los incendios también participaron cuatro helicópteros de vigilancia BK-117 de la Guardia Civil, ocho helicópteros bombarderos Kamov, diez aviones de carga en tierra AT-802, seis aviones anfibios AT-802FB, 19 helicópteros medios de transporte de brigadas, cuatro aviones de comunicación y observación (ACO) y cuatro vehículos aéreos no tripulados de refuerzo para uso nocturno posicionados en León, Zaragoza, Cáceres y Albacete.

A ellos, se suman siete unidades móviles de análisis y planificación, diez Brigadas de Lucha contra Incendios Forestales (BRIF) y tres Equipos de Prevención de Incendios Forestales (Eprif), que continúan su labor durante el verano y apoyan, en caso necesario, en incendios forestales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje