menú responsive
ESPAÑA | Tierra
-/5 | 0 votos

Entrevista Infodefensa.com

Gral. Rodríguez Roca (MOE): "La crisis del Covid-19 no ha hecho sino adelantar el futuro" (1)

General de brigada Raimundo Rodríguez Roca. Foto: Ejército de Tierra

General de brigada Raimundo Rodríguez Roca. Foto: Ejército de Tierra

13/07/2020 | Madrid

B. Carrasco

El general de brigada Raimundo Rodríguez Roca es jefe del Mando de Operaciones Especiales (MOE) del Ejército de Tierra. La unidad de élite compuesta en la actualidad por unos 850 'boinas verdes' afrontará en los próximos años en proceso de transformación dentro del proyecto Fuerza 2035 para hacer frente con éxito a los escenarios que están por venir y adquirir material a la vanguardia tecnológica.

En la primera parte de una extensa entrevista a Infodefensa.com, el general jefe de la unidad desgrana las claves del plan de modernización conocido como MOE 35, analiza cómo serán las misiones en el futuro y pone el foco en el aumento del personal previsto. En un momento de incertidumbre por la crisis del coronavirus, el general destaca que la pandemia "no ha hecho sino adelantar el futuro".

¿Qué objetivos se marca el MOE dentro del proyecto Fuerza 35?

Cualquier proceso de cambio de una fuerza militar para ser de utilidad debe tener como objetivo mejorar sus capacidades para lograr una ventaja cualitativa en el campo de batalla, una vez la transformación se ha completado. Y verdaderamente esa es nuestra idea. En eso nos esforzamos. Nosotros hemos denominado a todo este proceso MOE 35, en coherencia con la Fuerza 35. El Mando de Operaciones Especiales se está modernizando para contribuir a lograr, en diferentes horizontes, una Fuerza 35 posible (entorno 2024), avanzada (2030) y de ventaja (2035) que permitirá alcanzar los objetivos establecidos a nivel de Fuerzas Armadas y Ministerio de Defensa.

¿Qué elementos serán clave?

Confianza, compromiso y calidad van a ser los elementos clave para lograr los objetivos que queremos alcanzar. Lograr fortalecer la confianza en el MOE va a representar un elemento esencial. La confianza en la capacidad de actuación del MOE, tienen forzosamente que estar presente desde el principio y durante todo el proceso. Una confianza que obliga al MOE a un fuerte compromiso. Cuando hay compromiso hay calidad. Estamos construyendo el MOE 35 con cuatro objetivos principales en los horizontes a corto, medio y largo plazo que he señalado, todos vinculados a procesos de calidad.

¿Cuáles son esos objetivos?

En primer lugar, alcanzar la necesaria calidad en la selección y preparación del nuestro personal, prestando una especial atención a la formación en valores. Tener valores sólidos permite crear más valor al nuevo MOE 35. Segundo, incrementar la calidad en el adiestramiento especial y en condiciones extremas que llevamos a cabo. Tercero, incorporar con rapidez y eficacia las experiencias de calidad que adquirimos en las operaciones en el exterior. Y, por último, y desde luego no menos importante, incorporar equipamiento, material y tecnologías de probada calidad y de última generación que precisamos para ser eficaces en nuestras operaciones. Es decir, la consecución de objetivos que aportaran valor añadido al MOE 35 está vinculada a la calidad, toda calidad surge del compromiso y este se sustenta en la confianza. Si no hay calidad no hay posibilidad para la excelencia en la transformación.

La crisis del coronavirus ha irrumpido en pleno proceso de desarrollo de un nuevo MOE

Estamos en un momento de gran incertidumbre y complejidad. Probablemente en los prolegómenos de un cambio de época. Debemos estar preparados para las consecuencias de un nuevo choque de voluntades hegemónicas entre otencias, no solo globales, sino también probablemente regionales. La crisis de la enfermedad del Covid-19, no ha hecho sino adelantar el futuro. Algo por otra parte, hasta cierto punto normal. Los grandes momentos históricos de 'shock y colapso' que han afectado a la humanidad, han tenido como efecto una especie de salto en el tiempo, normalmente hacia adelante. En breves periodos se llevaron a cabo trasformaciones que en condiciones normales hubiesen tardado más. Siempre han existido actores de diversa naturaleza atentos a esos periodos de conmoción para impulsar cambios deliberados, algunos bien intencionados, otros muchos, no tanto.

¿Cómo será el escenario de futuro en el que actuará el MOE?

Las sociedades occidentales del siglo XXI, hiperconectadas y complejas, han disfrutado en los últimos años de un alto estado de bienestar y libertades, por tanto, cada vez tenemos más que perder, tenemos más que defender. Debemos prestar atención a los grandes desafíos a la seguridad que están creciendo en los últimos años. Retos a la seguridad cada vez más exigentes. Las tendencias actuales nos indican que conviviremos con situaciones de conflicto permanente a nivel regional. El panorama internacional nos muestra como en pleno siglo XXI, y no muy lejos de casa, permanecen abiertos y causando gran sufrimiento a las poblaciones locales, con grandes desplazamientos de personas y flujos migratorios, conflictos como los de Libia, Siria, Afganistán, Irak, Yemen, ataques terroristas permanentes en África Subsahariana, la situación de competición oculta en el Polo Norte, por citar solo algunos de los más destacados. La lucha contra el terrorismo va a continuar. Daesh y AlQaeda son ejemplos claros de grupos terroristas con ambición y objetivos globales como es el de dinamitar el sistema de valores occidental, su estado de bienestar y sus libertades. Se mueven con facilidad de una región a otra. Lejos de estar derrotados se reorganizan y fortalecen en aquellas zonas en las que los Estados no son capaces de tener un control eficaz de su territorio y su seguridad. Es cierto que ambos grupos terroristas compiten por tener la primacía, sin embargo, el grado de amenaza que suponen no deja de crecer. No hay nada más que echar un vistazo a la calamitosa situación de Seguridad del Sahel y eso está ahí, muy cerca, a un vuelo de pocas horas desde España.

¿Para qué tipo de misiones tiene que estar preparada la unidad en un futuro?

Una de las misiones preferentes del MOE 35 es la de continuar estando preparado para contribuir a la lucha contra el terrorismo. Preferentemente de manera indirecta como hacemos ahora en Irak e Afganistán, proporcionando Asistencia Militar a fuerzas de seguridad locales. Un segundo tipo de misiones para las que necesitamos estar preparados son las derivadas del regreso de la geopolítica en su dimensión de competición entre países. Una competición que se halla en un umbral por debajo de la confrontación armada. Ningún país va a querer involucrarse en una confrontación armada con grandes contingentes de fuerzas. Desgasta demasiado económica, social y políticamente. Los países revisionistas tratarán de no escalar a un enfrentamiento abierto y compensar sus debilidades con tecnologías de última generación. Situarán su competición oculta en un umbral que ya se ha denominado coloquialmente como Zona Gris (estado intermedio entre paz y guerra) en la que el empleo de medios militares no será lo principal, será muy limitado, con muy baja visibilidad y con un reducido perfil de presencia de fuerzas. También, para ese tipo de misiones muy sensibles y más discretas tienen que estar preparados los militares del MOE 35. El papel de las fuerzas de operaciones especiales para contribuir a una desescalada de cualquier crisis es esencial.

¿Cómo serán esas actuaciones en la llamada Zona Gris?

Los estudios y análisis de seguridad señalan que esas actuaciones limitadas, bajo el umbral de la guerra, se van a producir simultáneamente en varios dominios. A los tradicionales dominios físicos de tierra, mar, aire, se les añaden otros nuevos como el ciberespacio, el espacio y el cognitivo. La superioridad tecnológica y las ventajas que disponía Occidente en el campo de batalla, van a quedar muy comprometidas. La capacidad de las fuerzas militares, entre ellas el MOE 35, de moverse, comunicar y de abrir fuego con cierta libertad de acción, se va a ver muy degradada o incluso en algunos casos denegada por un adversario con capacidad de ejercer una letalidad similar, que también podrá proyectar fuerzas y operar durante la noche de forma muy solvente. Vamos a necesitar amigos, aliados y socios con los que poder operar de manera más eficaz y con más calidad, con mayores grados de interoperabilidad y con quienes compartir inteligencia e información.

El aumento de personal es una de las claves del MOE 35

Necesitamos disponer de más recursos humanos para afrontar los nuevos desafíos del entorno operacional vigente y futuro. Sin embargo, generar más recursos humanos para las fuerzas de operaciones especiales, representa siempre un gran desafío. En primer lugar, precisa de una exigente selección. Posteriormente, la formación es lenta y larga, por su complejidad y por los altos estándares que se persiguen. Estimamos que un operador tarda entre 3 y 4 años en alcanzar la preparación suficiente y necesaria para que ofrezca unas garantías de éxito cuando despliega junto a un pequeño grupo de militares en localizaciones remotas, aisladas, carentes de infraestructuras y muy austeras. El tiempo de preparación inicial, a veces, incluye algún despliegue por zonas de operaciones.

¿A qué número de efectivos se espera llegar y como será ese proceso? ¿Por qué es necesario este aumento de personal?

Con ese planteamiento, el aumento de personal de operaciones especiales supone siempre un desafío importante. Debemos alcanzar progresivamente una cifra de 1.300 militares que incluirán todo lo necesario, operadores y el personal de apoyo. Tenemos un ritmo intenso de despliegue en zonas de operaciones y los desafíos que se plantean para el futuro no van a menos. Necesitamos reforzar las capacidades que nos proporcionan libertad de acción y los apoyos para poder trabajar con eficacia. Por tanto, las capacidades logísticas y los apoyos de combate experimentaran un refuerzo sustancial.

Continúa en: "Gral. Rodríguez Roca (MOE): "Las prioridades son vehículos, comunicaciones, visión nocturna y RPAS" (y2)"

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje