menú responsive
ESPAÑA | Tierra
-/5 | 0 votos

El proyecto permitiría extender 20 años su vida

El Ejército de Tierra trabaja en una versión eléctrica del vehículo Aníbal

Vehículo todoterreno Aníbal durante el reciente despliegue por el temporal. Foto: Ejército de Tierra

Vehículo todoterreno Aníbal durante el reciente despliegue por el temporal. Foto: Ejército de Tierra

17/02/2021 | Madrid

El Ejército de Tierra, en colaboración con la Universidad de Córdoba, trabaja en un proyecto para desarrollar una versión eléctrica del vehículo todoterreno ligero Aníbal. La iniciativa está liderada por la Unidad de Ingeniería del Parque y Centro de Mantenimiento de Vehículos de Ruedas (PCMVR) nº2, ubicado en El Higuerón (Córdoba) y tiene como objetivo pasar de la combustión interna a la tracción 4x4 eléctrica.  

El proyecto persigue en la fase inicial proporcionar vehículos eléctricos para las necesidades de movilidad en el interior de las bases, principalmente, en tareas logísticas y de seguridad, según explica el último número del Boletín Digital Tierra. El capitán Cebrián, destinado en el PCMVR, además detalla que esta transformación permitiría extender hasta 20 años la vida útil del vehículo Aníbal, un modelo ampliamente extendido por todas las bases y unidades del Ejército.

En la fase de estudio, ya finalizada, los responsables del proyecto han definido los componentes necesarios para efectuar la transformación. “La principal ventaja de llevar a cabo esta transformación es que se une la simplicidad de la tracción eléctrica con el aprovechamiento de material con el que ya se cuenta. Así, se desmontarían los vehículos para reintroducirlos en la cadena logística ante el final del ciclo de vida de los diferentes componentes del vehículo en cuestión”, apunta Tierra.  

Este proceso, añade, es mucho más barato que adquirir vehículos nuevos. Además de alargar la vida del vehículo, también se podría reducir drásticamente los trabajos de mantenimiento respecto a la versión original de combustión interna.  

Conversión a eléctrico 

 

La adaptación implicaría el desmontaje del motor de combustión, la caja de cambios, la caja reductora, el alternador y otros elementos auxiliares, lo que de partida supondría una importante reducción de peso en el vehículo. “Del mismo modo, se produciría el aprovechamiento de todos estos elementos, puesto que se podrían introducir como repuestos en la cadena logística, con el consiguiente ahorro económico y la reducción de costes de la transformación”, señala el capitán Cebrián.     

La solución técnica sería la de un sistema motor-controlador para cada eje de manera independiente, consiguiendo tracción 4x4 con ambos motores sincronizados, que aportarían una potencia mecánica de 72 CV por eje, ‘atacando’ directamente a los diferenciales de transmisión. Todo ello, alimentado por un sistema modular de baterías escalable según la autonomía deseada, que podría estar entre 80 y 120 km. 

En un momento, en el que la industria de automación, apuesta por la electrificación, el capitán sostiene que “podría resultar muy interesante el aprovechamiento de ciertas plataformas para hacerles una electrificación motriz integral y soslayar el paso intermedio que implica la construcción de nuevos vehículos, achatarramiento, generación de residuos, etc". 

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje