menú responsive
OPINIÓN
-/5 | 0 votos

Perspectivas

Roberto Caiafa

Brasil, 1972. Corresponsal en Brasil de Infodefensa.com. Licenciado en Periodismo, especialista en Defensa y Aviación y fotógrafo profesional. Colabora con las revistas Tecnología & Defesa, Hobby News, Diálogo Américas, Aviation Photojournal y el portal Piloto Policial. Cuenta con cursos de especialización en el área de Defensa por la Escuela Superior de Guerra de Brasil, la Marina de Brasil, Fuerza Aérea Brasileña y el Ejército Brasileño.


Boeing & Embraer, ¿el final de una marca?

22/01/2018 | Brasília, DF

La discusión sobre la asociación comercial entre los fabricantes de aeronaves Boeing y Embraer continúa en Brasilia, pero con una participación más activa del Gobierno brasileño y su staff militar (*revelada al final de 2017).

Según fuentes cercanas a las negociaciones, el interés de Boeing no se restringiría la División de Aeronaves Comerciales / Ejecutivas (responsable de más del 60% de la facturación bruta de la empresa), también alcanzaría a Embraer Defensa y Seguridad (EDS).

En la actualidad, EDS ofrece en el mercado dos productos de punta, el líder en el segmento de aeronaves de ataque ligero/entrenamiento avanzado turboélice, el A-29 Super Tucano, y el "game changer" en el mercado de aeronaves de transporte militar, el jet carguero/reabastecedor KC-390, en fase final de desarrollo / certificación.

El Gobierno brasileño, hasta ese punto, no presentaba restricciones a una asociación entre las empresas para la promoción de esas aeronaves, aunque por citar el statu quo del Programa Super Tucano, actualmente el avión es fabricado en Jacksonville (Florida), en asociación con la empresa local Sierra Nevada.

Esta fue la manera encontrada por EDS para hacer un producto (de excelencia) competitivo a los ojos del mercado norteamericano.

La cuestión de los programas militares brasileños y la EDS

 

EDS también es responsable de administrar un "paraguas" de empresas asociadas que actúan en programas considerados estratégicos por los militares de las tres fuerzas.

En el Ejército, EDS y sus filiales Savis, Terpro y Bradar tienen un papel decisivo en la integración de sistemas de sistemas de Sisfron (vigilancia de fronteras).

Se sabe que el programa, considerado como uno de los inductores de transformación del Ejército Brasileño, está a punto de desplazar su nueva fase, denominada Sisfron 2, tras la implementación del piloto cubriendo toda la frontera de Brasil, Paraguay y Bolívia, con el comando y control localizado en la ciudad de Dourados (Mato Grosso do Sul).

El proyecto piloto del Sisfron, operado en la 4ª brigada de caballería mecanizada, abarca 650 kilómetros de fronteras monitoreadas por radares fijos y móviles (suministrados por Bradar), sensores ópticos, gafas de visión nocturna y cámaras de largo alcance, entre otros materiales empleados.

Esta primera fase recibió 228 millones de reales en recursos presupuestarios, en el año 2016, y otros 470 millones estaban previstos para 2017. Más de la mitad de ese valor se redujo tras los recortes efectuados por el Gobierno Federal en el presupuesto del Ministerio de Defensa.

El proyecto, operativo en 650 km por el momento, deberá convertirse en una realidad en 17.000 kilómetros totales, algo como la tercera mayor frontera seca del mundo, con diez países vecinos, algunos de ellos reconocidos por las entidades internacionales de control como naciones productoras y/o proveedores de drogas.

Además de ese tipo de problema, Brasil también tiene que lidiar con el contrabando de armas, el tráfico de personas, el descampado y la evasión de riquezas minerales y biológicas, entre otros ilícitos transnacionales.

¿Y las empresas involucradas en el nuevo caza?

 

En la Fuerza Aérea Brasileña, EDS es la principal contractora del Programa Gripen E/F, el nuevo jet de combate multitarea seleccionado en 2013 y cuyo contrato se firmó con la SAAB en 2015.

Un complejo y avanzado programa de transferencia de tecnología fue acordado entre Brasil y Suecia, y hoy, más de un centenar de ingenieros brasileños se encuentran trabajando en instalaciones suecas recibiendo entrenamiento y conocimiento sobre diversos aspectos del caza.

Los acuerdos industriales firmados para aprovechar la producción del avión en Brasil involucran a socios domésticos como Akaer (aeroesferas), Inbrafiltro (componentes), AEL Sistemas (aviónica avanzada y el crítico Link BR-2 de comunicaciones), por citar algunos ejemplos de las empresas estratégicas de defensa (EED) más singulares.

La empresa Atech, integrante del Grupo Embraer especializada en el desarrollo de soluciones para misiones críticas y tecnologías para apoyo a la toma de decisiones, tiene como foco de actuación los mercados de defensa y seguridad pública, tráfico aéreo y mercado corporativo.

Reconocida como una "system house" brasileña, ha destacado por su papel en el programa de offset del bobierno brasileño para el programa P-3BR, aeronave de patrulla marítima de la Fuerza Aérea Brasileña.

El programa P-3BR tuvo su inicio en 2006 con la participación de Atech en el desarrollo del Sistema Táctico de Misión (TMS) embarcado en las aeronaves P-3AM Orion.

El sistema integra y administra radar, cámara infrarroja, sensores acústicos y magnéticos y el sistema de armas de la aeronave haciendo la misión de patrulla mucho más eficiente. La primera aeronave de la flota fue entregada en 2011.

En el marco de la modernización de los sistemas embarcados, en la integración de nuevos sistemas a la plataforma aérea y en la capacitación de personal para el mantenimiento de los sistemas de diferentes aeronaves, Atech también conduce, en asociación con la FAB y la SAAB, las actividades de transferencia de tecnología, desarrollo de los sistemas de apoyo a la misión, entrenamiento y simulación de la aeronave Gripen E / F en el programa F-X2.

Atech actúa en diversos otros proyectos de sistemas embarcados en medios terrestres, aéreos y marítimos, ejecutando actividades de desarrollo e integración de sistemas embarcados; desarrollo e Integración de sistemas de soporte a la misión; logística: mantenimiento, entrenamiento de operaciones, entrenamiento de mantenimiento y documentación.

En la Marina de Brasil, se destaca por su presencia en el desarrollo del Sistema Táctico de Misión Naval de los helicópteros (versión operacional) adquiridos dentro del programa H-XBR.

Iniciado en 2012, el programa está en avanzado etapa de presentación de la primera unidad de la versión operacional de la Marina (actualmente cumpliendo una amplia fase de vuelos de pruebas).

El Sistema Táctico de Misión Naval (Ntdms), compuesto por hardwares y software responsables de la gestión de la información transmitida por los diversos sensores instalados en la aeronave, tiene como objetivo auxiliar al operador táctico y al piloto en la toma de decisiones.

Además, el Ntdms hace la interfaz de comunicación con el sistema de arma del helicóptero, misiles anti-buque del tipo Exocet y (en el futuro) Mansup, este de fabricación nacional.

¿Y los secretos militares?

 

Esta exposición de una parte del portafolio EDS ilustra lo que la empresa representa hoy, la capacidad del Estado brasileño de actuar y controlar tecnologías críticas en radares, sensores, sistemas de mando y control, enlaces digitales encriptados de comunicación, incluyendo ahí la interfaz con el SGDC (Satélite Geoestacionario de Defensa y Comunicaciones), gestionado por Visiona, tecnologías de propulsión, guiado y control de misiles del tipo superficie-superficie (de crucero), superficie-aire (antiaéreo), aire-aire (combate contra aeronaves), y aire-suelo / superficie superficial (ataque al suelo / superficie), incluyendo allí misiles antirradiación y armamento inteligente guiado por láser y GPS, los vitales misiles anti-buque, etc.

Los comandantes militares brasileños están frontalmente en contra de cualquier negociación que involucra esa cartera, obtenida a un costo muy alto en términos de tiempo, dinero y personal.

Recursos que la nación brasileña invirtió y que no desean entregar a una empresa extranjera, especialmente cuando se sabe que Boeing y otros gigantes del sector están constantemente influenciados en sus negocios por los humores del congreso norteamericano, extremadamente proteccionista en relación a su industria de defensa nativa, simplemente la mayor del mundo en valores, capacidad productiva y tecnologías agregadas.

La posición del Gobierno brasileño y de las Fuerzas Armadas es muy clara, esas capacidades no  están en negociación.

A verificar la perennidad de recursos para las inversiones necesarias para los Programas Estratégicos de las Fuerzas Armadas. El discurso de la negativa gubernamental, basado en la protección de nuestra Base Industrial de Defensa brasileña, deberá ser comprobado en la práctica con el anuncio de un amplio paquete de inversiones en el sector en 2018, recomponiendo pérdidas acumuladas, mitigando retrasos causados ​​por la falta de compromiso fiscal y apalancando capacidades necesarias. Cualquier actitud diferente de ese compromiso con la BID Brasil resultará en la entrega de ese valioso patrimonio humano y tecnológico "de bandeja" para el gran capital internacional.

No se trata de una empresa, sino de la soberanía de Brasil.

Imágenes: Roberto Caiafa / Embraer.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje