menú responsive
OPINIÓN
-/5 | 0 votos

Análisis Infodefensa.com

Análisis Infodefensa

México y los misiles Harpoon y RAM ¿qué suponen para el país?

29/01/2018 | Ciudad de México

La verdadera dimensión de la introducción de las nuevas fragatas Sigma 10514 que la Armada de México construye en sociedad con la firma holandesa Damen Shipyards, y que en México (por alguna razón) se da a conocer como POLA o Patrullera Oceánica de Largo Alcance, es algo que no ha calado entre el gran público. Para ponerlo en una perspectiva correcta, éste paso sería equivalente a que la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) comprará un avión como el Dassault Rafale o el Eurofighter Typhoon, y no sólo eso, sino que se construyeran componentes de los mismos en México. Así de importante es este proyecto, el probelma es que si de industria aeronautica y de defensa en México se habla poco, de ingeniería y construcciones navales se habla aún menos.

Con la introducción de las Sigma 10514, la Secretaría de Marina y Armada hacen una declaración de madurez y crecimiento profesional sin parangón en la historia militar de México, al haber recorrido un largo y bien trazado camino, que partió de abandonar la idea de incorporar buques excedentes de los Estados Unidos e incluso rechazar “jugosos” ofrecimientos, como dos fragatas de la clase Oliver Hazard Perry, para seguir en el camino de construir modernas patrulleras costeras, guardacostas y patrulleras oceánicas de diseño propio o extranjero. De éste modo, el paso de ir por las fragatas Sigma 10514 es la confirmación del rotundo éxito del programa mexicano de construcción y modernización naval.Fragata Sigma 10514.Imagen, Damen.

Este camino no sólo ha puesto a la Armada de México en la posición de incrementar su participación en los ejercicios internacionales a los que regularmente acude con armadas latinoamericanas o los Estados Unidos, sino que le otorga una potencia militar antes inexistente en el sistema de defensa mexicano. Situación que por ejemplo al Ejército Mexicano no parece interesarle o que le resulta imposible a la Fuerza Aérea por su desfase tecnológico en materia de defensa aérea. Pensemos que si la Armada ha logrado participaciones tan positivas en ejercicios de alto perfil como Unitas o Rimpac acudiendo con viejos buques de asalto anfibio como los ARM Papaloapan y ARM Usumacinta acompañados por patrulleras oceánicas nuevas, pero que no cuentan con sistemas de protección, misiles o contramedidas antisubmarinas, las oportunidades profesionales que las Sigma 10514 ofrecerán a los marinos mexicanos en el futuro, son ampliamente prometedoras.

Tres niveles de defensa

 

Desde que se anunció la construcción de la primera fragata, a mediados de 2017, mucho se ha especulado sobre su equipamiento, particularmente porque en México siempre existe el riesgo latente de que las compras de equipo militar se “rasuren” es decir que se eliminen componentes como por ejemplo ECM, FLIRS, APU, blindajes y otras características para terminar operando versiones austeras o practicamente civiles del equipo militar; situación que se ha visto repetidamente en el pasado y que sólo ha estancado el desarrollo tecnológico en la defensa mexicana.

Este no parece ser el caso, ni la intención de la Armada y como era de esperarse, el primer paquete de armas ya ha sido solicitado a los Estados Unidos y si bien se trata de un pedido modesto en costos, revela las intenciones de la Armada de México por presentarse en los mares del continente como un jugador de primer nivel. El paquete de compra solicitado devela lo que podría ser el armamento convencional del buque, compuesto por algunas ametralladoras de 25 mm, así como un cañón de proa de 57mm, aún por identificar. 

Esta información por supuesto dista de ser un hecho, ya que requiere de la aprobación del Congreso Norteamericano, que aunque en el pasado ha mostrado deferencia hacia la Armada de México por sobre la SEDENA; en sus minutas se ha remarcado la presencia de tecnología clasificada en los lanzadores de torpedos y en los sistemas guia de los misiles Harpoon, lo que podría resultar en un impedimento para la transferencia de tecnología. De cualquier modo la venta se definirá antes de los 30 días de plazo que tiene el Congreso para dar su visto bueno.

Lo más relevante es la introducción de tres sistemas de armas para la defensa del buque con una modesta capacidad ofensiva.

1) Misiles para neutralizar objetivos sobre el horizonte.

2) Misiles para defensa cercana.

3) Torpedos para manejar amenazas submarinas.

La primera radica en los Misiles Boeing RGM-84L Harpoon Block II, un misil con capacidad sobre el horizonte y que puede alcanzar un objetivo a más de 120 Kilómetros ya sea este un buque de guerra o incluso, un objetivo en tierra. Esta última capacidad de atque costero, podría terminar siendo eliminada.

El Harpoon block II cuenta con una cabeza de guerra de penetración y alto explosivo de 500 libras, ideal para destruir o deshabilitar buques, posiciones antiaéreas, aeronaves e instalaciones costeras. El misil se guía al objetivo mediante GPS y un sistema inercial de navegación. Su etapa terminal depende de su radar activo AN/DSQ-28 J, que ha sido mejorado por Boeing al integrar el sistema de medición inercial del sistema JDAM y el sistema GPS del sistema Standoff Land Attack Missile Expanded Response (SLAM ER). Estas capacidades son inéditas en la Armada de México, que aunque ya contaba con algunos misiles anti buque Gabriel en sus misileras ex israelíes clase Huracán (Sa´ar 4.5), nunca había contado con un misil con las capacidades del Harpoon.

LaEl Harpoon es el principal vector anti buque de la U.S. Navy. Foto RAN siguiente incorporación también es inédita y tal vez representa un nivel tecnológico mayor que el del misil Harpoon. Se trata del primer vector de defensa antimisil que se incorpora en México, el misil Raytheon Rolling Airframe Missile Block II (RAM) que recibe su nombre porque al ser disparado rota sobre su propio eje como una bala de cañón para estabilizarse. 

El sistema RAM II está diseñado para brindar defensa contra un ataque individual o simultaneo de misiles anti buque de nueva generación, a través del misil supersónico RIM-116 de bajo peso y de reacción inmediata, que una vez que se dispara no requiere más datos ya que sus sensores buscan pasivamente cualquier emisión IR y de radio en las proximidades del barco. Actualmente es considerado como uno de los sistemas más exitoso para la defensa de buques en el mundo. En México existen antecedentes de este tipo de sistemas de defensa, el primero se localizó en la fragata ARM Ignacio Allende que montó el sistema  RIM-7 Sea Sparrow el cual se sospecha jamás estuvo en condiciones operativas, sin embargo, el indiscutible antecedente a un verdadero sistema de defensa anti misil son las baterías CIWS MK 15 Vulcan Phlanax de 20mm montadas en las misileras Sa´ar 4.5 (Aliya).

La versión Block II que busca la Armada de México es considerada la más eficaz que se encuentra en el mercado  ya que incorpora un cohete más potente y un detector de radio frecuencias  más sensible, capaz de detectar cualquier amenaza que se aproxime al buque por silenciosa que sea en términos de radio frecuencias o firma IR.El RAM es un producto conjunto de Estados Unidos y Alemania. Foto Raytheon.

De acuerdo con la documentación del Gobierno estadounidense, el paquete de compra incluye al menos 8 contenedores o lanzadores, Guided Missile Round Packs (GMRP) del tipo MK 825 Mod 0 y RAM block 2 MK 44 Mod 4. El MK 44 GMRP incluye el sistema de lanzamiento y guía de misiles MK31 con un lanzador con capacidad de 21 misiles, que forma parte de un sistema que no requiere sensores dedicados al sistema RAM, ya que puede obtener su información de otros sensores del buque, de este modo resultará vital la selección de radares y sensores que la Armada de México incorporará en su POLA.

El tercer nivel lo constituye la parte final de un sistema de defensa antisubmarina, mediante la integración del torpedo ligero Raytheon MK 54 Mod 0, un torpedo diseñado para solucionar las nuevas amenazas submarinas a donde la acción de submarinos nucleares operando en aguas abiertas se ha visto rebasada por la presencia cada vez mayor de submarinos diésel, muy silenciosos operando en aguas poco profundas.

Si bien México ya contaba con los arcaicos sistemas antisubmarinos Asroc, el salto tecnológico hacia un ingenio como el MK 54 es inmensurable.  El MK 54 se considera un torpedo híbrido que incorpora hardware de los torpedos MK 46, MK 50 y MK 48, con mejoras en sus sistemas  de guía y control y procesamiento de señales digitales, justo para destruir submarinos tanto en aguas poco profundas  como en mar abierto.El MK 54 es un producto anti submarino altamente eficaz. Foto U.S. Navy.

El torpedo opera a una velocidad de 40 nudos e incluso puede recabar inteligencia al rastrear objetivos submarinos, clasificarlos y de ser necesario destruirlos. Debido a que mucha de la tecnología que los compone es prácticamente de estante; el verdadero avance radica en su avanzado procesador de algoritmos que gobierna al torpedo, permitiéndole discriminar contramedidas y la diversa contaminación acústica del mar para aislar el objetivo adecuadamente.

Estos ingenios serán gobernados por un sonar de profundidad variable, sin conocerse aún su origen o si será el único sonar que se incorporará ya que la Armada de México ha incursionado en desarrollos de sonar propios. El sonar de profundidad variable es un sistema a donde el equipo emisor y receptor desciende por una línea desde el casco del buque, a través de distintas capas de agua a diferentes temperaturas, maxmizando las prestaciones del sistema.

Sistemas pendientes

 

Un aspecto muy atractivo del programa POLA, trata de conocer cuáles serán los sistemas que gobernarán y darán alma a la primer fragat de esta clase, particularmente porque muchos de estos sistemas: control de disparo, navegación, radares, comunicaciones y contramedidas pueden desarrollarse, ser soportados o adquirirse a empresas que tienen una importante presencia en la cartera de defensa de México; sin dejar de considerar que la misma armada de México ha desarrollado sistemas de disparo ya implementados en sus patrulleras y guardacostas.La ARM Revolución es un claro ejemplo de la calidad de las construcciones navales mexicanas. Foto Semar.

Conclusiones temporales

 

Pese a que aún falta por conocer cuáles serán los sistemas electrónicos de vigilancia y comunicaciones que se instalarán en la POLA Sigma 10514, queda claro que al conocer la intención de incorporar estos sistemas, se puede considerar que dicho buque se colocará como uno de los más modernos y efectivos de la región, quedando probablemente abierta su arquitectura para futuros desarrollos y mejoras.

Es importante destacar que de los misiles y medios que se integrarán no son de segunda categoría, estos sistemas están presentes como la línea principal de defensa o de ataque en la Armada de los Estados Unidos. El Harpoon es considerado por la marina norteamericana como su principal misil anti buque mientras que el RAM brinda protección a más de 160 buques norteamericanos y aliados como portaviones, destructores y fragatas. Lo que significa que los marinos mexicanos que tripulen las fragatas Sigma 10514 estarán expuestos a las más avanzadas tecnologías en defensa naval y podrán realizar los mismos ejercicios de disparo que sus contrapartes norteamericanos o alemanes, permitiéndoles integrarse en las avanzadas redes de defensa y ataque que se realizan durante los ejercicios navales a los que se atienda.

Con esta incorporación queda claro que la Armada de México podrá aumentar su  presencia regional, su capacidad defensiva y disuasoria en los litorales mexicanos así como su participación en ejercicios multinacionales; exponiendo del modo más efectivo a su personal a las mejores prácticas en el uso de sistemas de misiles modernos, defensa y caza antisubmarina. Esto repercutirá en el  nivel profesional de los marinos mexicanos que por fin contarán con las herramientas adecuadas para  alcanzar niveles de operación y desarrollo profesional de nivel global.

Es imposible dejar de notar que la inclusión de este nivel tecnológico crea una brecha tecnológica en el  sistema de defensa mexicano, a donde se contrasta de modo cada vez más axiomático una disparidad doctrinal entre la Armada y la Sedena junto con sus dependientes: la Fuerza Aérea y el Ejército Mexicano quien aparte de no destacar por ser un ejército que asimile tecnologías y doctrinas militares modernas de modo claro y constante, no ha sido exitoso en separar sus labores de seguridad pública y de defensa tan efectivamente como lo ha hecho la Marina, probablemente debido a su uso excesivo como fuerza policial.

Sin embargo es en la Fuerza aérea de México que el rezago se vuelve más evidente, ya que en teoría y por definición, al ser un arma basada en tecnología, dependería predominante de la constante introducción de material y equipo de verdadera última generación, lo cual no sucede de modo convincente y a donde la introducción de tecnología de vanguardia no sólo está fragmentada sino focalizada en nichos muy especializados, descuidando segmentos fundamentales en una fuerza  aérea; sólo recordemos que  de momento la FAM  no cuenta con la capacidad de ofrecer defensa aérea puntual, al no tener reactores de combate en condiciones operativas, seguras o eficientes, aspectos que a nivel mundial sirven de métrica para conocer el avance de cualquier arma aérea.

No es por lo tanto irracional pensar que a este ritmo y antes de diez años, la Armada de México logre una predominancia hacia el exterior como el principal actor de defensa de la nación mexicana, y no precisamente por su tamaño, sino por su capacidad de asimilar y desarrollar nuevas tecnologías, así como su doctrina progresista, abierta y moderna.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje