menú responsive
AMÉRICA | Aire
-/5 | 0 votos

Solo uno de los cinco Hercules argentinos está habilitado

Argentina pide un C-130 a Uruguay para abastecer Marambio

Lockheed Martin C-130B Hercules de Uruguay, el FAU 592. Foto: Amilcar Carriqui.

Lockheed Martin C-130B Hercules de Uruguay, el FAU 592. Foto: Amilcar Carriqui.

02/06/2018 | Buenos Aires

Irene Valiente y Gabriel Porfilio

El Gobierno argentino pidió ayuda a Uruguay para poder abastecer una de sus bases en la Antártida. En concreto, solicitó el Hercules C-130 de la Fuerza Área del país vecino, ya que de las cinco aeronaves de este tipo con las que cuenta Argentina actualmente, solo una está operativa para trabajar en el continente blanco. 

Según revelaron fuentes de la Fuerza Aérea del país austral a medios locales, el titular de esta, Enrique Amrein, ordenó volver a pedir uno de estos aviones de transporte táctico. Se trata de un gesto que se produce por segunda vez en lo que va de año, después de que el Hercules uruguayo participase en la última Campaña Antártica de Verano.

El Gobierno necesita este equipo para poder abastecer con éxito la base Marambio, que, además de su principal estación permanente, es su principal puerta de entrada al continente blanco, ya que allí, en 1969, se construyó la primera pista de de aterrizaje de Argentina en la Antártida. Sin embargo, actualmente, solo uno de sus cinco Hercules C130 está habilitado para realizar ese recorrido.

Modernización de los Hercules C-130


Esta petición de ayuda a Uruguay refleja la falta de presupuesto y el mal estado de los equipos de las Fuerzas Armadas argentinas. Para tratar de revertir esta situación y en concreto, solucionar la de los Hercules C-130, actualmente, las Fuerzas Armadas cuentan con cinco aeronaves de este tipo dentro del Programa de Modernización, Estandarización y Renovación, que está a cargo de la Fábrica Argentina de Aviones Brigadier San Martín (FAdeA), ubicada en la provincia de Córdoba (centro del país). 

El primero en implementarlo fue el TC-69, que se actualizó en Texas, un proceso en el que participaron miembros de la misma Fábrica para capacitarse. Posteriormente, en junio de 2017, tal y como publicó Infodefensa.com, la firma de capital público logró modernizar en sus propias instalaciones y con sus medios el TC-61, un hito al que asistió el propio presidente del país austral, Mauricio Macri. Ahora, trabajan en el TC-70, que ya se encuentra en la fase final del proceso de modernización, y, cuando terminen con este, su objetivo es continuar con los dos restantes: el TC-66 y el TC-64.

El proyecto, que se desarrollará durante cinco años, está destinado a aumentar la capacidad operacional y la seguridad de los Hercules y mejorar su "confiabilidad". El objetivo es que Argentina tenga una configuración común en su flota de aeronaves que le permita cumplir con los últimos requerimientos internacionales en términos de comunicación, navegación y vigilancia.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje