menú responsive
AMÉRICA | Empresas
-/5 | 0 votos

Proyecto Antártica I

Damen fabricará equipos para el rompehielos de Chile

Timón Atlantic instalado en un barco mercante. Foto: Damen Marine Components

Timón Atlantic instalado en un barco mercante. Foto: Damen Marine Components

08/08/2018 | Valparaíso

Nicolás García

Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) adjudicó a Damen Marine Components (DMC) la producción de servomotores y timones del rompehielos Antártica I que la empresa construye para la Armada de Chile.

El acuerdo suscrito considera la entrega de un par de timones gemelos modelo Atlantic, un sistema gemelo de servomotor Commander y los tubos de popa que permitirán el paso de los ejes desde el motor principal hasta las hélices.

"Con este proyecto, la Armada de Chile y DMC fortalecen la cooperación. El sistema de maniobra avanzado permite que el nuevo buque navegue de forma segura en condiciones desafiantes y de frío extremo", manifestó el director de Ventas y Marketing de DMC, Wim Knoester.

La filial del grupo neerlandés Damen está especializada en el diseño y producción de toberas para hélices, timones y cabrestantes de remolque especiales. Cada año la compañía desarrolla más de 800 toberas para diferentes tipos y tamaños de hélices.

Características de los servomotores y timones

 

El Atlantic es un timón de pala convencional y fiable que facilita una excelente navegación en largas travesías oceánicas. Esta solución tecnológica es conocida por generar bajo arrastre y vibración. Posee un perfil hidrodinámico que se adapta a las necesidades del usuario permitiendo reducir los niveles de ruido. La ausencia de partes móviles aumenta significativamente su vida útil 

Por su parte, el Commander es un sistema robusto y compacto diseñado para producir la energía necesaria que permite dirigir y orientar la pala del timón. Cuenta con cilindros de doble acción que garantizan redundancia. Dispone de varias alternativas de operación, ya sea manual desde la sala de control o bien de manera independiente o sincronizada. 

De acuerdo a las cláusulas del contrato, la empresa proporcionará los equipos para el buque antártico chileno en el año 2020.

Estado del proyecto Antártica I

 

El proyecto del nuevo rompehielos de la Armada de Chile se inició en marzo de 2015 al adjudicarse Asmar el contrato de suministro de ingeniería básica para la construcción de un buque antártico capaz de efectuar tareas logísticas, operaciones de búsqueda y rescate, investigación científica y reabastecimiento de las bases y estaciones científicas nacionales establecidas en el continente blanco.

La empresa efectuó un concurso internacional y seleccionó el modelo Vard 9 203 propuesto por la firma canadiense Vard Marine del grupo italiano Fincantieri. El acuerdo entre las compañías navales comenzó a regir en febrero de 2016 y consideró cinco hitos de entrega de información técnica además de pruebas, ensayos y predicciones de canal para verificar las performances del buque. 

En la actualidad, el proyecto Antártica I, nombre que recibe estea construcción naval, está en la fase de selección de sistemas y componentes. El astillero ha emprendido una serie de trabajos en Talcahuano para adecuar y renovar sus instalaciones de producción. Adquirirá un carro multirruedas para el movimiento de bloques de hasta 150 toneladas y recibirá una grúa portico de 150 toneladas de levante que se instalará en la grada de construcción. 

Entre los últimos hitos del proyecto destacan el término de la ingeniería básica de diseño y la firma en el mes de marzo del contrato de compra del sistema de propulsión del rompehielos que se adjudicó GE's Electric Marine Solutions. El astillero chileno ha suscrito contratos también con la empresa española Ibercisa Deck Machinery que suministrará la maquinaria de cubierta y con la compañía italiana Melcal que diseñara, fabricará e instalará dos grúas del tipo pluma rígida con capacidad para levantar 20 toneladas de carga.

El rompehielos que incorporará la Armada de Chile tendrá una eslora de 111 metros, 21 metros de manga y 7,2 metros de calado y será capaz de operar a una temperatura de -30 grados celcius. Dispondrá de un alcance de 14.000 millas náuticas, autonomía para operar 60 días y su velocidad máxima será de 15 nudos. Será del tipo Ice Class (PC5) y podrá romper una capa de hielo de un metro de espesor de un año de antigüedad cubierto con hasta 20 centímetros de nieve a una velocidad de tres nudos.

Según la Memoria Anual y Estados Financieros 2017 de Asmar, que publicó Infodefensa.com, para el mes de agosto está previsto la colocación de la quilla e inicio del proceso de construcción del rompehielos. 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje