menú responsive
AMÉRICA | Defensa
-/5 | 0 votos

Ruptura con Taiwán e inversión china en La Unión

EEUU alerta de la entrada de China en el El Salvador

El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez, en el anuncio de la apertura de relaciones con China. Foto: Presidencia de El Salvador.

El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez, en el anuncio de la apertura de relaciones con China. Foto: Presidencia de El Salvador.

23/08/2018 | San Salvador

Alberto López

Tras el sorpresivo anuncio del presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, el pasado 20 de agosto de que el país centroamericano rompería las relaciones diplomáticas de más de 80 años con Taiwán y entablaría con China, ha recrudecido la sospecha del interés militar de la potencia asiática sobre El Salvador y la región, al menos desde EEUU.

Hace semanas, en anteriores declaraciones, la embajadora de los Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes, dijo que China pretende incursionar en Centroamérica y El Caribe, usando los flancos más débiles de estos países con el interés de “militarizar la región”.

El canal de entrada para El Salvador sería la inversión de China en el Puerto de La Unión, afirmó Manes, aparte del régimen de Zonas Económicas Especiales, que se encuentra en proceso de aprobación de ley.

“Están tratando de encontrar puntos débiles en la región, donde pueden hacer este tipo de arreglo en la región, estamos preocupados que no sólo es inversión en un puerto, pero después quieren hacer algo con los militares y quieren crecer la influencia china en la región, es un asunto estratégico y necesitamos todos tener nuestros ojos abiertos a lo que está pasando”, dijo la diplomática.

“Mi gobierno ha tomado la decisión de romper las llamadas relaciones diplomáticas mantenidas, hasta este día, entre la República de El Salvador y la República de Taiwán, y establecer relaciones diplomáticas con la República Popular China”, expresó Sánchez Cerén, en cadena nacional de radio y televisión, este pasado lunes por la noche.

Reacción de EEUU

 

Horas después, la embajadora, Jean Manes se pronunció en redes sociales para señalar que la decisión es preocupante por muchas razones y que sin duda esto afectará las relaciones entre ambos países.

Sobre la decisión del gobierno salvadoreño de romper relaciones con Taiwán, el senador republicano estadounidense, Marco Rubio, se refirió en su cuenta de Twitter a que sería “terrible error del Gobierno de El Salvador cambiar el reconocimiento diplomático de Taiwán al de China” y advirtió que esto dañaría las relaciones entre su país y El Salvador, el cual podría quedar excluido de la Alianza de la Prosperidad.

Alianza que los estadounidenses pretenden condicionar con una lista de funcionarios corruptos del Triángulo Norte centroamericano que elaboraría el Departamento de Defensa, con base en la Ley Global Magnitsky.

“Tal vez el Gobierno piensa que China ayudará (económicamente) al partido gobernante a ganar las elecciones de 2019”, expresó Rubio.

Lo expresado por el senador Rubio se debe a que, el 21 de agosto, el Gobierno taiwanés denunció que El Salvador pidió una “suma astronómica” de ayuda financiera y aseguró que la ruptura de lazos con el país latinoamericano ha sido una decisión propia y no una injerencia de Pekín.

La versión de Taiwán

 

El ministro de Asuntos Exteriores taiwanés, Joseph Wu, anunció la ruptura por la mañana en una rueda de prensa, al mismo tiempo que sus homólogos chino y salvadoreño, Wang Yi y Carlos Castaneda, sellaban el establecimiento de relaciones en un encuentro en Pekín.

Wu anunció la suspensión de todos los proyectos de cooperación con El Salvador y aseguró que el Gobierno de ese país había exigido a Taiwán que financiara el proyecto de desarrollo del Puerto de La Unión y las elecciones presidenciales programadas para febrero de 2019.

El Gobierno taiwanés, aseveró, “no estaba dispuesto a dar su consentimiento” y por eso decidió poner fin a 85 años de relaciones diplomáticas con la nación centroamericana.

Según ha asegurado la agencia oficial CNA, “esta es la primera vez que la actual Administración anuncia que estaba rompiendo las relaciones diplomáticas con un aliado formal antes de que ese aliado declarara que estaba cambiando el reconocimiento a Pekín”.

Al respecto, el secretario de Comunicaciones de la Presidencia de El Salvador, Roberto Lorenzana, negó la acusación del canciller taiwanés. “Es falso que el Gobierno de El Salvador haya pedido dinero para mantener relaciones diplomáticas”, dijo el funcionario durante una entrevista en el canal estatal.

A la sospecha lanzada por la embajadora Manes y ahora con el establecimiento de relaciones diplomáticas con China, a seis meses de las elecciones presidenciales en El Salvador, como señala Rubio, se le agrega que hace un par semanas el ministro de la Defensa, general de división David Munguía Payés, dijo que existen ofertas de armamento chino y de otras naciones, sin especificar de qué tipo, lo que se allanaría en una posible cooperación, donación o financiación con la relaciones diplomáticas plenas.

Sin embargo, ante una comisión de la Asamblea Legislativa salvadoreña, el funcionario declaró hace una semana que no solo China ha enviado propuestas de venta de armas, pues también lo ha hecho Rusia, y aclaró que todas son recibidas, pero “por cortesía” y sin ningún compromiso con ellos, pues, además, El Salvador no posee suficiente presupuesto den Defensa para esas compras.

Munguía Payés insistió en que no existe ninguna relación ni pláticas con China para la compra de armamento y mostró a los diputados ejemplos de folletos que suelen llegar al Ministerio de Defensa ofreciendo armamento, “pero el presupuesto es corto”, añadió.

El caso Costa Rica

 

Una situación similar ya se vivió en Costa Rica donde el Gobierno, solo con una Policía civil que hace las veces de seguridad pública y defensa nacional, hizo la misma maniobra diplomática y China le financió la actual academia policial por 20 millones de dólares, tal como informó Infodefensa, le construyó el estadio nacional de fútbol, por más de 100 millones de dólares y le donó dos aviones del modelo chino Harbin Y-12E, valorados en 12 millones de dólares, entre otros proyectos de cooperación millonaria.

Además, Estados Unidos sigue cooperando también con Costa Rica, en el ramo de seguridad pública y otros rubros, con donativos millonarios también sin que la relación con China sea un grave obstáculo como se alerta con El Salvador, a tal grado de la entrega de los tres patrulleros, clase Island, que le donó, recientemente, al Guardacostas costarricense, valorados en casi 30 millones de dólares, como también publicó Infodefensa.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje