menú responsive
AMÉRICA | Defensa
-/5 | 0 votos

Cambio de rumbo de López Obrador

México mantendrá al Ejército y la Marina en labores de seguridad

Ejército y Marina permanecerán como la punta de lanza ante el crimen organizado. Foto Presidencia.

Ejército y Marina permanecerán como la punta de lanza ante el crimen organizado. Foto Presidencia.

27/08/2018 | Ciudad de México

M. García/ J. Quevedo

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, ha dado su segundo golpe de timón en temas de Seguridad y Defensa. Después de reunirse el pasado viernes con los secretarios de Defensa y Marina no sólo cambió el discurso, sino confirmó que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Secretaría de Marina y Armada de México (Semar) continuarán en las calles. Al final de la reunión aseguró que “quiero ser lo más sincero, si no contamos con el apoyo del Ejército y de la Marina no podríamos enfrentar el problema de inseguridad; en las circunstancias actuales no hay alternativa”.

Este sorpresivo cambio de postura es importante para las industrias de Defensa y Seguridad en México, pues el historial de López Obrador con las Fuerzas Armadas no siempre ha podido catalogarse como el más constructivo, a razón de que durante su campaña realizó declaraciones que lo encontraron con estas instituciones generalizandolas como represores del pueblo; mencionando que en su Gobierno serían retirados a sus cuarteles a razón de crear una guardia nacional. Proyecto que su futuro  secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, ya ha abandonado en el corto plazo.

Durante su exposición, López Obrador mencionó que se buscará el retiro de las Fuerzas Armadas en el mediano y largo plazo a razón de que ni la Policía Federal o las policías locales están debidamente habilitadas. Retomando el tema de que esto será posible hasta que una Guardia Nacional pueda hacerse cargo de esta responsabilidad en el futuro.

Decisiones polémicas

 

Una de sus primeras decisiones en materia militar fue la eliminación del Estado Mayor Presidencial, al considerarla una institución sobre privilegiada y que sólo sirve al presidente de México sin un fin militar claro. Irónicamente, esta medida fue tomada más como una buena decisión para el desarrollo militar de México, incluso dentro de numerosos círculos de la defensa mexicana. Sin embargo, su posterior negativa hacia la oferta de ocho helicópteros Sikorsky MH-60R Sea Hawk sin ningún aparente tipo de asesoramiento o análisis tras la necesidad de este tipo de aeronaves, arrojó una verdadera sombra de incertidumbre sobre la industria de defensa de México.

La suma de estos acontecimientos más la reciente reunión de López Obrador con los secretarios de Defensa y Marina de México para revisar el tema de seguridad, han hecho cambiar su postura y se interpreta si no como la primera, una decisión pertinentemente asesoradas e informadas devolviendo un cierto grado de certidumbre a la industria mexicana y a los planes de desarrollo de estas secretarías.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje