menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

Recompensa de 7,5 millones de dólares

Ocean Infinity zarpa en busca del ARA San Juan

El submarino ARA San Juan. Foto: Archivo de la Armada

El submarino ARA San Juan. Foto: Archivo de la Armada

07/09/2018 | Buenos Aires

Infodefensa.com

Un buque de la empresa estadounidense Ocean Infinity zarpa este viernes de la Patagonia argentina para iniciar un nuevo operativo de búsqueda del submarino ARA San Juan, desaparecido desde el 15 de noviembre en el Atlántico Sur con 44 personas a bordo.

El Seabed Constructor llegó este jueves al puerto de la localidad patagónica de Comodoro Rivadavia, en la provincia de Chubut, tras navegar durante 21 días por el Atlántico Sur, procedente de la sudafricana Ciudad del Cabo. Hoy partirá desde allí tras una ceremonia en la que estará presente el ministro de Defensa, Oscar Aguad, y algunos de los familiares de los tripulantes que participarán como observadores en la búsqueda.

Todo ello forma parte de un operativo que se espera que dure alrededor de 60 días y durante el cual la firma no tendrá un área de operaciones delimitada por el Gobierno y la Armada previamente, sino que podrá ampliar o modificar la actual según crea conveniente. Aun así, inicialmente se concentrará en la zona en la que desapareció el submarino, un espacio que es previsible que termine de barrer en apenas diez días, ya que el Seabed Constructor lleva nueve vehículos submarinos autónomos (AUV) a bordo, una tecnología con la que no había contado Argentina hasta ahora.

Si el resultado es positivo y encuentra al ARA San Juan, Ocean Infinity recibirá 7,5 millones de dólares de recompensa, tal y como se estableció en el proceso de licitación en el que se impuso –como publicó Infodefensa.com- a la también estadounidense Sistemas Electrónicos Avanzados (SEA), con sede y dueño en Venezuela.

Casi diez meses de incertidumbre

 

La partida del Seabed Constructor supone un soplo de aire fresco para los familiares de los 44 submarinistas, que llevaban meses pidiéndole al Gobierno que contratase a una empresa cualificada para la búsqueda, ya que, pese al operativo sin precedentes que se realizó en el Atlántico Sur, desde aquel 15 de noviembre de 2017 no hay noticia alguna del submarino.

Su última comunicación la estableció a unas 240 millas náuticas (unos 430 kilómetros) de la costa patagónica argentina, cuando volvía a su base naval, después de realizar ejercicios militares en la zona más austral del país.

Lo único que se sabe a ciencia cierta es que el día que el buque se contactó con la base naval por última vez, en la misma zona desde la que lo hizo, se registró una explosión. Horas antes, el comandante había llamado a la base naval para comunicar que se había producido un cortocircuito en las baterías debido a la entrada de agua como consecuencia del complicado temporal.

Lo ocurrido, además de la indignación de las familias, ha desatado una crisis en las Fuerzas Armadas del país, con destituciones como la del propio jefe del Estado Mayor de la Armada, almirante Marcelo Srur, a finales de año, como publicó Infodefensa.com. También ha provocado la apertura de varias causas judiciales y la puesta en marcha de una comisión parlamentaria específica.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje