menú responsive
AMÉRICA | Defensa
-/5 | 0 votos

Operación Althea

Chile despliega la Fuerza de Paz 'Chilfor 30' en Bosnia y Herzegovina

El contingente chileno permanecerá en el país balcánico hasta fines de mayo de 2019. Foto: Ejército de Chile

El contingente chileno permanecerá en el país balcánico hasta fines de mayo de 2019. Foto: Ejército de Chile

24/09/2018 | Valparaíso

Nicolás García

El teniente coronel Cristián Olivares del Ejército de Chile asumió el mando de la Fuerza de Paz Chile (Chilfor 30) que participa en la Operación Militar de Gestión de Crisis de la Unión Europea en Bosnia y Herzegovina (Eufor Althea).

El mando de la misión de paz chilena fue entregado por el teniente coronel Cristián Valenzuela, responsable de Chilfor 29, en una ceremonia militar realizada el viernes 14 de septiembre en la base militar Camp Butmir, Sarajevo.

El oficial jefe estará a cargo del nuevo contingente nacional integrado por 15 efectivos de la institución hasta fines del mes de mayo de 2019. El personal se ha unido a la fuerza multinacional de la Unión Europea (Eufor) para efectuar durante este período tareas de formación de efectivos bosnios, impedir la formación de grupos armados y evitar la aparición de la violencia entre los distintos grupos étnicos de la Federación de Bosnia y Herzegovina.

Antes de iniciar su misión, los militares chilenos realizaron en el mes de junio un curso de predespliegue de dos semanas y 95 horas pedagógicas impartido por el Centro Conjunto para Operaciones de Paz de Chile (Cecopac). La actividad de carácter teórico-práctico permitió al contingente conocer la misión y características de Althea, entender la naturaleza y evolución del conflicto en Bosnia y Herzegoniva además de las características geopolíticas y culturales de la zona.

Los inicios de Chile en la misión de paz en Bosnia y Herzegovina 

 

El país fue invitado en 2003 a integrar la Fuerza Multinacional de Estabilización de la OTAN (SFOR) para apoyar los esfuerzos de la comunidad internacional en lograr un clima de seguridad y garantizar el respeto de los acuerdos relacionados a asuntos militares y de fronteras interiores en la Federación de Bosnia y Herzegovina suscritos tras el fin de la guerra en la ex Yugoslavia. 

El Ejército de Chile fue la institución elegida para participar en esta operación y envió una sección compuesta por tres oficiales y 29 hombres del cuadro permanente. El contigente se incorporó al batallón británico que formaba parte de la Fuerza de Aplicación de Paz (Implementation Force o  IFOR) de Naciones Unidas. Previo al despliegue, la agrupación realizó cursos de entrenamiento tanto en Cecopac como en Londres para poder sumarse al contingente internacional adscrito a la misión.

Un año después, esta operación de paz fue entregada a la Fuerza de la Unión Europea (Eufor) y denominada Althea. En 2006 el componente británico se retiró y Chile comenzó a operar con el Real Ejército de Países Bajos (Koninklijke Landmacht). Desde su arribo a Serbia y Herzegovina, el país ha sido el único representante de América Latina en participar en este misión.

Las tareas de Chilfor

 

La gran preparación y prestigio logrado permitió que Chilfor obtuviera en octubre de 2011 una mayor independencia logística y administrativa ocupando puestos de más jerarquía en el cuartel general de Eufor además de estar a cargo de un casa de observación y enlace (LOT) en Banja Luca, la segunda ciudad más importante de Bosnia y Herzegovina. Desde ese puesto mantiene contacto con autoridades políticas, líderes religiosos, comunales, policiales y población en general de los municipios de Prijedor, Bosanska Gradiska, Kozarska Dubica, Novi Grad, Sanski Most, Ostra Luka, Krupa Na Uni, Kostajnica, Derventa y Srbac.

La presencia de los efectivos chilenos contribuye a crear un clima de seguridad y garantiza que se respeten los acuerdos de paz. Chilfor ayuda a la formación de efectivos militares y consolidación de las capacidades locales además de conformar una fuerza de contención y reserva creíble de fuerzas militares disponibles en terreno capaz de movilizarse rápido para intervenir si es necesario. Otra de las labores es la recopilación de información de fuentes abiertas por medio del contacto del personal de la casa LOT con la población para generar una visión de la situación de seguridad en el área para mantener la tranquilidad y el orden.

En la actualidad el Ejército de Chile mantiene tres oficiales y cuatro suboficiales en el cuartel general de Eufor mientras que en la casa LOT están asignados tres oficiales y cuatro suboficiales que interactuan con los habitantes de Banja Luca y los municipios señalados solucionando problemas y manteniendo la tranquilidad entre sus habitantes de distinto origen étnico y religioso. 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje