menú responsive
AMÉRICA | Defensa
-/5 | 0 votos

Balance 2018

Uruguay cierra un año marcado por la escasez de recursos

Tanque M41C . Foto: 2° Ten R/1 Valdemar Zimmermann.

Tanque M41C . Foto: 2° Ten R/1 Valdemar Zimmermann.

26/12/2018 | Montevideo

Gabriel Porfilio

El año 2018 se cierra en Uruguay sin grandes logros a nivel de mejora en el equipamiento de las Fuerzas Armadas uruguayas y fue marcado por el continuo -y desgastante- debate sobre la reforma del sistema de retiros y pensiones de las Fuerzas Armadas. La escasez de recursos es la norma sobre la que funcionan las distintas ramas militares uruguayas y a eso se suman continuos recortes adicionales.

Un claro ejemplo de la desconexión del poder político con la realidad de las fuerzas es por ejemplo la situación que se da con la Armada, a la cual le fue aumentada exponencialmente su área de responsabilidad con la extensión de la plataforma continental, pero se le recortan sustancialmente los fondos para combustible, lo que implica que tendrá más responsabilidades, pero menos capacidad operativa.

Tierra

 

A nivel del Ejército, la noticia más destacada fue la recepción, luego de muchos años de trámite interno en Brasil, de 25 tanques ligeros M41C para la Infantería blindada uruguaya. De estos 25, 15 fueron recuperados y reacondicionados totalmente en Brasil mientras que los otros diez fueron entregados como estaban y se debate si serán recuperados localmente o simplemente serán utilizados como repuestos. La Infantería Blindada también comenzó a remotorizar sus BMP-1 utilizando una solución de Scania.

La falta de municiones para la flota de tanques M41A1UR de la Caballería se ha convertido en crónica y no hay solución a corto plazo, excepto algún parche intermedio como podría ser el reemplazo de las torres por iguales de blindados brasileros, para los que si existe munición. La Artillería ha manifestado interés en adquirir unidades del ubicuo obús Oto Melara M-56 de 105mm de stocks españoles para reemplazar a los vetustos M-101, negociación que se esta llevando a cabo. A nivel de Infantería se ha mantenido el nivel de apresto y se han adquirido nuevos fusiles de francotirador para reemplazar a los BRNO CZ y finalmente se ha concretado la compra de unos 60 lanzadores adicionales de cohetes antitanque RPG-7 a la firma Búlgara Arsenal.

Aire

 

La Fuerza Aérea mantuvo su nivel operativo, pero no ha podido recuperar capacidad bélica, sin que se asome una solución a corto plazo. Como consuelo, recibió la aprobación para una partida presupuestal especial para reemplazar los asientos eyectables de únicamente seis Cessna A37B Dragonfly y gracias a esto podrá mantener operativas estas venerables maquinas que son la fuerza principal de ataque y caza del país. Mas allá de eso no se han recibido novedades sobre la posibilidad de adquirir un nuevo vector de caza, algún reemplazo para los desprogramados aviones de ataque FMA IA-58 Pucara o algún plan para adquirir alguna aeronave adicional.

La única compra, muy controversial, por cierto, fue la de una aeronave HS-125-700, denominado C-29 Hawker localmente, a una empresa privada cuyo propietario seria conocido del presidente de la República. La compra, que el gobierno justificó como necesaria pues el avión seria usado fundamentalmente para transportes sanitarios, generó muchos cuestionamientos en la oposición pues las capacidades para traslados de ese tipo en esa aeronave son muy limitadas por su puerta y fuselajes angostos. Algunos meses luego de la adquisición la aeronave se ha utilizado contadas veces en traslados sanitarios siendo mucho más común ver aviones CASA C-212 Aviocar cumpliendo esa tarea.

Mar

 

En el caso de la Armada, el 2018 pese a lo negativo de la situación en general, recibió algunas bendiciones. En primera instancia se recibieron tres aeronaves Cessna O-2 Skymaster provenientes de la Armada de Chile, en impecables condiciones de conservación, las que rápidamente pasaron a prestar servicios en la Aviación Naval Uruguaya. Se confirmó la adquisición de dos helicópteros de segunda mano Agusta AB-412 de la Guardia Costera Italiana, como así también el llamado a interesados para proveer un Bell 206 Jet Ranger.

A nivel de buques se recibieron dos lanchas de rescate alemanas, de origen civil, en excelentes condiciones y se confirmó la existencia de rubros financieros para la remotorización del buque logístico ROU 4 Gral. Artigas. También concluyó finalmente la reparación y volvió a estar operativo el Velero Escuela Capitán Miranda, con los trabajos de recuperación realizados completamente en diques nacionales. Mientras tanto, la potencial compra de buques que sustituyan a las fragatas y barreminas decomisionados, sigue quedando pendiente.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje