menú responsive
AMÉRICA | Defensa
-/5 | 0 votos

4.000 soldados más contra el robo de combustible

México despliega a la Fuerza Aérea para vigilar sus oleoductos

No es la primera vez que se involucra a la FAM en la vigilancia aérea en contra del robo de combustible. Foto, García

No es la primera vez que se involucra a la FAM en la vigilancia aérea en contra del robo de combustible. Foto, García

15/01/2019 | Ciudad de México

Infodefensa

México ha ampliado en 4.000 soldados el contingente para luchar contra el robo de combustible y ha movilizado a la Fuerza Aérea en la tarea. El combate al robo de combustibles en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador continúa firme pese a la críticas de sus detractores y los ultimos sabotajes anunciados por él mismo. Y es que las cifras de robo de combustible y su crecimiento como actividad criminal, que en ciertos cárteles ha comenzado a rivalizar con el trasiego de droga hacia los Estados Unidos debido a la facilidad de robar y revender combustible, habla del tamaño del problema.

De acuerdo con cifras del gobierno mexicano, el robo de gasolina y diésel representa al estado pérdidas de 60.000 millones de pesos al año, unos 3.000 millones de dólares, eso es  la mitad del presupuesto de Defensa de México para 2019. Los gobiernos anteriores fallaron en adecuar medidas que combatieran éste fenómeno efectivamente, ahora convertido en una bomba de tiempo.

La estrategia del nuevo gobierno mexicano ha sido la de cerrar 13 oleoductos y cortar la comunicación entre los presuntos cómplices que trabajan dentro de las refinerías y estaciones de bombeo, lo que de acuerdo con el gobierno mexicano, ha reducido el robo en un 55% en los últimos 7 días, sin embargo, ante la desesperación ya se han detectado 3 sabotajes en el tramo Tuxpan-Azcapotzalco, mismos que han impedido la normalización de la distribución de combustible.

La estrategia

 

En éste siglo, una estrategia de defensa y seguridad que no se base en el componente aéreo es una estrategia fracasada y así ha sido entendido, ya que el mismo López Obrador confirmó el pasado viernes que helicópteros de la Fuerza Aérea Mexicana participarán en misiones de vigilancia a los ductos de combustible.

Aunado a esto, otros 4.000 soldados han sido asignados a la vigilancia de los ductos, instalando bases de vigilancia a lo largo de ciertos tramos, la misión evidentemente es la disuasión de los ladrones de combustible mediante la presencia y rápida reacción de los soldados. Esto se suma a los primeros 4.000 soldados y marinos que vigilan instalaciones, más 900 soldados adicionales que escoltan las pipas de gasolina en sus rutas de distribución.   

Las herramientas

 

Aunque la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) no ha emitido información oficial al respecto, se ha comentado que en breve liberarán información sobre este tema, aunque es de esperar que la vigilancia se lleve a cabo con las aeronaves de mayor autonomía como los Sikorsky UH-60M /S-70A24Mil Mi-17 Hip y los Airbus H-225M Cougar, siendo altamente probable que se incluyan aviones especializados como los Beechcraft King Air 350ER ISR y los escasos sistemas aéreos no tripulados que se operan en México como son los Elbit Hermes 900 y los sistemas mexicanos S4 Ehécatl, S45 Balaam y Spartaam, que por su diseño resultan ideales en costo y furtividad para combatir el problema de modo más efectivo.

Después de todo, una de las áreas de mayor desarrollo dentro de las Fuerzas Armadas Mexicanas ha sido la vigilancia y reconocimiento, por lo que resultaría incomprensible que estas, que son las aeronaves más avanzadas en México, no estén involucradas en esta estrategia. Finalmente es pertinente aclarar que no es la primera vez que se involucra a la Fuerza Aérea Mexicana en la vigilancia aérea en contra del robo de combustible.

Hace por lo menos  dos años, que el sistema de vigilancia ASIO, provisto por la firma Israelí Bird Aerosystems junto con tres Helicópteros Bell 407 ASIO y dos Cessna Citation Eagle II ampliamente modificados para labores de vigilancia,  interconectados a vehículos de comando y un centro de mando, participan de la estrategia.Foto Bird Aerosystems

Sin embargo como suele suceder en México, los equipos son muy pocos en relación de la extensión a vigilar y sobre todo, las estrategias de seguridad se planificaban, dando preponderancia a las tropas antes que los componentes aéreos, limitando la eficacia y alcances de los sistemas más modernos del mundo que, por su reducido número no alcanzan para vigilar miles de kilómetros de ductos.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje