menú responsive
AMÉRICA | Defensa
-/5 | 0 votos

Campaña de Verano

Argentina envía al Almirante Irízar a reabastecer sus bases en la Antártida

El ARA Almirante Irízar en la Antártida. Foto: Ministerio de Defensa.

El ARA Almirante Irízar en la Antártida. Foto: Ministerio de Defensa.

12/03/2019 | Buenos Aires

Agustín Larre

El Ministerio de Defensa ha informado de que el rompehielos ARA Almirante Irízar reabasteció la base Petrel junto a un helicóptero Sikorsky SH-3 Sea King, durante la segunda etapa de la Campaña Antártica de Verano (CAV) 2018/2019.

La dotación llevó a cabo allí los trabajos logísticos con una lancha EDPV (Embarcación de Desembarco de Personal y Vehículos), que utilizaron para llegar a la costa y descargar 300 litros de agua potable y tambores vacíos para el depósito de residuos, que serán replegados junto con todo el personal durante la última etapa de esta campaña.

Tras esas tareas, el Almirante Irízar regresó a la base Esperanza para finalizar allí las operaciones, con apoyo del Sea King de la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros (EAH2), en el que se trasladó personal científico.

El material desplegado en la misión

 

El helicóptero Sikorsky SH-3 Sea King de la EAH2, es uno de los ocho helicópteros de ese modelo que posee la Argentina. El SH-3 Sea King es un bimotor polivalente, que fue considerado como el primer helicóptero anfibio en el mundo por su poder de aterrizar tanto en la tierra como en el agua.

Por su parte, el buque rompehielos ARA Almirante Irízar es uno de los buques insignia de la Armada Argentina. Fue construido en 1977 en Heslinki, Finlandia y pertenece a la Argentina desde 1978. Desde entonces ha participado como buque hospital durante la Guerra de Malvinas, como buque de rescate, y de abastecimiento de las bases antárticas.

El reabastecimiento de las bases antárticas

 

En marco de la segunda etapa de la CAV, se llevan a cabo el reabastecimiento de las bases argentinas en la Antártida. Esta misión comenzó el pasado 25 de febrero con la base Esperanza y continuó con la base Orcadas, y la base Petrel, ubicada al pie del glaciar Rosamaría, en el archipiélago de Joinville.

Previamente, a esa base se habían trasladado materiales para la construcción y maquinarias para ampliación de las instalaciones que se vieron afectadas durante la invernada pasada y para reparar tuberías, techos e infraestructuras, lo que permitirá mantener la operatividad allí durante todo el año.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje