menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

Sitdef 2019

Navantia lleva sus buques al Perú tras los éxitos de Australia, Turquía y Arabia Saudí

Fragata misilera F-538 (Alfa 4000) en Sitdef 2015. Foto: Peter Watson

Fragata misilera F-538 (Alfa 4000) en Sitdef 2015. Foto: Peter Watson

14/05/2019 | Lima

Peter Watson

El astillero español Navantia retorna a la feria del Perú, Sitdef 2019, con su oferta de corbetas, fragatas, buques de patrulla oceánica, patrulla litoral, buques de acción marítima y su sistema integrado de control de plataforma.

En ediciones pasadas, la oferta de las fragatas misileras F-538, que luego fueron variando de denominación hasta asentarse en Alfa 4000 y una variante más ligera Alfa 3000, fue la gran novedad para la Marina de Guerra del Perú (MGP). Un producto desarrollado a partir de los buques de patrulla oceánica Avante 2200 que se ajustaba muy pero bien a los requerimientos navales peruanos y a un costo estimado que se consideraba asequible.

La configuración de su armamento, módulo RAM con misiles antiaéreos y dos cañones Millenium Gun en popa eran, o más bien son, un reflejo modernizado de los sistemas de defensa que se encuentran en las fragatas Lupo, las que en caso de detectar misiles anti-buque intentaría ofrecer la popa, una sección de tamaño reducido para enfrentar el o los misiles con el fuego cruzado de sus cañones Oto 40/70 y su módulo antiaéreo ubicado sobre el hangar, incrementando las posibilidades de neutralizar el vector agresor.

La fragata F-538, tentativamente denominada clase Almirante Grau, captó gran interés entre el personal naval peruano que asistió a Sitdef. Otro tanto lo realizó el moderno Sistema Integrado de Control de Plataforma de Navantia.

Arma submarina

 

En esta oportunidad, con la no tan reciente novedad que la MGP también considera a los submarinos S-80 Plus como una opción para futuras adquisiciones, y ante una competencia muy intensa por parte de otros astilleros, con ofertas muy completas de transferencia tecnológica para el astillero SIMA Perú, Navantia tiene la necesidad de reencontrar aquella formula de innovación tecnológica que tanto llamó la atención en ediciones pasadas de Sitdef.

Los navíos que produce la compañía española están siendo adquiridos por las Armadas de Australia, Turquía, Arabia Saudita y en la región ha colocado buques de patrulla en la Armada de Venezuela, hoy en apremiante situación operativa.

Navantia vuelve a Perú con el reciente logro de haber obtenido la adjudicación para la construcción de cinco fragatas F-110 para la Armada de España, un logro que se suma a la consolidación de su imagen como gran empresa exportadora de sistemas navales. La modularidad de sus diseños, los gemelos digitales de sus productos y la disposición del astillero de acomodar los requerimientos de sus clientes en la configuración de sus productos le imprimen gran posibilidad para trabajar de la mano del Servicio de Armas y Electrónica de la MGP y SIMA Perú para integrar los desarrollos locales en nuevas plataformas y llevarlos a un punto tecnológico, quien sabe, aún más competitivo, dinamizar los procesos del astillero peruano siguiendo los nuevos conceptos que Navantia viene incorporando de camino al Astillero 4.0 pueden contribuir a fortalecer opciones y relaciones en Perú.

La competencia internacional y el enfoque hacia campañas de soporte a la población civil durante desastres naturales del gobierno peruano representan un nuevo reto pero también una oportunidad para Navantia.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje